7 señales para cambiar de empleo

Existen signos de alarma que debes tomar en cuenta para que tu trabajo no se vuelva una pesadilla; un sueldo mayor o un mejor ambiente laboral son las causas más comunes para buscar un nuevo trabajo.
buscar-empleo  (Foto: Jupiter Images)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Cambiar de empleo en medio de una crisis que dejó 2.5 millones de desempleados en México puede parecer un movimiento poco acertado para tu carrera, pero existen ocasiones en que el ambiente laboral o el poco desarrollo de la empresa hacen necesario mudarse para mejorar, dicen expertos. Cualquier cambio implica un análisis previo para conocer los pros y los contras y tomar la mejor decisión para tu carrera. En cualquier caso lo más importante es definir por qué y para qué quieres obtener un nuevo empleo, dice la investigadora del Departamento de Desarrollo Laboral y Económico de la UAM, Carla Acuña.

Las principales causas para buscar un nuevo trabajo generalmente están relacionadas con tener un salario mayor o porque el empleado no "encaja" en el entorno de la empresa, sin embargo es necesario saber que no siempre los cambios de compañía significan una evolución, dice el experto en Gestión del Capital Humano Nicolas Bonc.

Si crees que ya no eres compatible en tu trabajo o cada vez se vuelve más pesada tu rutina laboral será mejor que consideres un cambio de aire, ya que la presión constante y el estrés afectan no sólo tu desempeño como empleado, sino tu salud en general, advierte el psicólogo organizacional Victor Muriedas.

"Mucha gente le tiene miedo al cambio porque cree que no es el momento adecuado, ya sea por la crisis o por la etapa que vive (...), lo cierto es que decidirse no es fácil, y quien no se convenza de hacerlo jamás hallará el momento adecuado", dice Bonc.

A continuación te enumeramos algunas de las "señales" que te indican que es hora de cambiarte de trabajo...mientras aún puedes.

1.- No eres compatible: si tus valores no concuerdan con los de la empresa para la que trabajas, lo más saludable para ambas partes es buscar un lugar donde tu empleo no vaya en contra de tus principios. "Los empleados que trabajan bajo la idea de que lo que hacen es incorrecto tiene un rendimiento menor hasta en un 25% contra quienes están convencidos", dice Muriedas.

2. Otra señal de alarma es cuando siempre eres el elegido para hacer el trabajo que nadie quiere. Existen ocasiones en que la compañía presiona para que los empleados renuncien, aunque también se dan casos de colaboradores que hacen hasta lo imposible para que los despidan. Recuerda que todos alguna vez debemos hacer labores que no son de nuestro total agrado, pero si esta práctica es una constante en tu caso, lo mejor es que hables con tu jefe para ver qué está pasando o empieces a buscar un nuevo empleo. "Si tus ideas no son valoradas ni te toman en cuenta, no vale la pena seguir perdiendo el tiempo en un lugar donde nunca podrás desarrollar tu carrera", aconseja Acuña.

3. Otro síntoma inequívoco de que es hora de renunciar es cuando cada mañana buscas una excusa perfecta para no ir al trabajo. Aunque existen personas que aumentan su rendimiento bajo la presión constante, hay muchas otras que desarrollan no su talento, sino una úlcera o cualquier enfermedad relacionada con el estrés laboral.

4. Buscar nuevos desafíos es otra opción válida para cambiar de aires, dice Nicolas Bonc. Si tu posición en la compañía ha sido la misma durante muchos años puede ser que tu trabajo no sea apreciado, o que estés totalmente equivocado respecto a tu plan de carrera. Los expertos recomiendan apostar por aquellos trabajos que impliquen retos, pues el objetivo es buscar el desarrollo profesional y descubrir hasta dónde puedes llegar.

5. El ambiente laboral, que en algunos lugares es simplemente "tóxico", también es un punto fundamental para considerar el cambio de empleo. Muchos de los problemas que surgen en la oficina derivan de la poca comunicación que existe. Si has llegado a un punto en donde la relación con tu jefe y compañeros es inmejorable, lo más sano es despedirte de este lugar.

6. El equilibrio vida-trabajo es un factor muy importante para la permanencia en un empleo, sobre todo para los trabajadores de entre 25 y 35 años, que buscan una mayor estabilidad y espacio para el desarrollo personal, señala Acuña. Para decidir cuál es la mejor opción es necesario hacer una introspección en donde se ponga en la balanza los beneficios de un empleo que demanda 15 horas, contra uno que te permita tener tiempo para tus cosas personales.

7. La ubicación del trabajo es otro punto que no debes subestimar, aunque sea un empleo maravilloso si tardas tres horas diarias en llegar a él, pronto dejarás las ganas de laborar en el camino, en medio del tráfico y olvidado en la cajuela del automóvil. "Buscar un empleo cercano o de fácil acceso puede parecer un lujo o una banalidad para muchos, más ahora que el mercado está sufriendo una crisis, lo cierto es que a la larga el factor del tiempo de traslado puede jugar en contra de hasta el mejor empleado", finaliza el psicólogo organizacional.

Ahora ve
El Festival Internacional de las Luces ilumina el Centro Histórico de la CDMX
No te pierdas
×