5 pasos para combatir el mal hábito de posponer acciones

La procrastinación afecta la vida personal y laboral de cualquiera; la forma de resolverlo es entender que es una forma de evitar cosas que no te hacen del todo feliz.
tiempo emprendedor preocupado empleado  (Foto: Reuters)
Carina Storrs
CNN -

Tenías toda la intención de comenzar ese reporte del trabajo el lunes a primera hora, pero ahora el plazo se te echó encima. ¿Te suena familiar? Quizás tengas un problema de procrastinación, el hábito de posponer o postergar las cosas.

"Procrastinamos porque preferimos sentirnos bien. Si una tarea me frustra o me aburre, evitarla me permite escapar de esas emociones negativas", explica Tim Pychyl, profesor de psicología en la Universidad de Carleton en Ottawa.

Procrastinar o posponer las actividades se convierte en un problema cuando socava tu bienestar y tu salud, advierte Pychyl, autor del libro Solving the Procrastination Puzzle ("Cómo resolver el rompecabezas de la procrastinación"). En grado extremo, puede generar problemas de estrés, ansiedad y afectar en las relaciones personales o laborales. Incluso puede causar negligencia ante problemas de salud.

El primer paso para manejar tu procrastinación es entender que se trata de una estrategia de supervivencia para lidiar con sentimientos de infelicidad. "Llevamos dentro a un niño de 6 años que se obsesiona con lo que siente o lo que quiere", explica Pychyl.

La buena noticia es que hoy contamos con muchas herramientas para controlar este comportamiento. Un estudio publicado recientemente en el Journal of Consulting and Clinical Psychology concluye que bastaron 10 semanas de una terapia en línea para tratar personas que posponen cosas.

En lugar de ofrecer un libro de autoayuda, el curso daba a los participantes el equivalente a un capítulo de información cada semana. Cada capítulo era de unas 15 páginas y presentaba técnicas para fijar objetivos, evitar distracciones y priorizar tareas. Tal vez sea una herramienta efectiva, admite Pychyl sobre el curso, pero, dice que cualquiera que haga un módulo en línea o lea un libro tiene que asumir previamente cierto compromiso.

Para Pychyl, sólo aprender en qué consiste la procrastinación y por qué caes en ella puede ayudarte a cambiar esa conducta. Estas son algunas señales y lo que puedes hacer para remediarla:

1. El plazo de entrega

Si estás apurado por cumplir con una fecha límite no significa que eres de los que postergan todo.

La procrastinación es cuando habías planeado empezar a trabajar en una actividad días antes y no lo hiciste porque no quisiste. Aunque hayas ocupado el tiempo en otra cosa, sigue siendo procrastinación. "Intentas sustituir esa responsabilidad por otra, pero eso no la desaparece de tu lista de pendientes", dice Pychyl.

Una forma de superar la tentación de postergar es establecer pequeñas metas, aconseja Piers Steel, profesor de comportamiento organizacional en la Universidad de Calgary. Esta estrategia puede ayudar a motivarte cada día, en lugar de un día antes de la fecha límite.

2. Fragmentar la tarea

La mejor manera de realizar la tarea pendiente puede ser fragmentarla tarea en acciones pequeñas. La clave es encontrar este pequeño paso que te mueva, que encienda el interruptor y te lleve allí", dice Pychyl.

También sirve tener al alcance lo que necesitas para completar la tarea.

3. No pierdas el tiempo

Postergar las cosas no se trata sólo de evitar lo que tienes que hacer, sino también de encontrar maneras de distraerte. Las más comunes son comer, ver televisión, dormir y en los últimos tiempos, consultar las redes sociales, dice Steel. Para superar ese hábito de postergar, también debes encontrar el modo de controlar tu hábito a Facebook.

Por ejemplo, puedes dificultarte un poquito el acceso, y aquí puedes apoyarte en la tecnología. Anti-Social y Freedom son algunas de las aplicaciones que bloquean Facebook, Twitter y otros sitios distractores.

La investigación sugiere que las personas procrastinan porque son impulsivas.

4. Cumple tus compromisos

Otra clara señal de que tienes un problema de procrastinación es cuando perjudica tus relaciones. Como no terminar lo que debías completar en la jornada laboral y llegas tarde a la reunión con los amigos, o cancelas una cita con tu pareja o no tienes tiempo para jugar con tus hijos.

"La culpa es la principal emoción correlacionada con la procrastinación", afirma Pychyl. Y los sentimientos heridos que ocasiona ese hábito pueden arruinar amistades e incluso matrimonios.

5. Juntate con personas que hacen las cosas con antelación

Tu hábito a aplazar, diferir y postergar puede determinar las personas con las que te relacionas. Los procrastinadores tienden a buscar personas como ellos y se molestan con quienes logran presentar su informe laboral antes de la fecha límite ¡imagínate!

En lugar de recelar de los que cumplen con tiempo de sobra, mejor harías en acercarte a ellos. Sólo asegúrate de que esas personas puntuales también quieran lo mejor para ti, señala Steel.

"Las emociones y las actitudes suelen ser contagiosas. Si te rodeas de estas personas terminarás siendo mejor tú también", afirma.

Ahora ve
“Un componente racial” dificulta la renegociación del TLCAN, considera Krugman
No te pierdas
×