Evita problemas al rentar una propiedad

Poner en alquiler tu casa o departamento puede ser una fuente extra de ingresos, pero ten cuidado; fijar mal el precio o elegir un inquilino que no pueda afrontar los pagos pueden ser graves errores.
casa rentar dinero finanzas personales emprendedores viry  (Foto: Thinkstock)

Si tienes una casa o departamento que no habitas y quieres poner a la renta, es importante que como un primer paso te preguntes ¿realmente quiero rentar, o me conviene más vender? Para tomar la decisión debes considerar la depreciación que sufrirá tu inmueble, además de que, en caso de necesitar un monto elevado, puedes venderla y ocupar lo que necesitas, el resto siempre podrás depositarlo en algún vehículo de inversión.

Por otro lado, si lo que quieres es un ingreso extra y estás dispuesto a asumir el compromiso de convertirte en ‘casero', existen factores que debes tomar en cuenta para que tu experiencia sea favorable para tu cartera.

1.Tus deberes. Como propietario también tendrás obligaciones, las primordiales son que exista higiene y seguridad adecuadas para que el inmueble pueda habitarse, además de que debes entregarlo con los servicios de agua, luz y drenaje instalados y funcionando, señala Eduardo de la Canal, consultor de la firma inmobiliaria Coldwell Banker.

2.El mercado es importante. Si tu propiedad se trata, por ejemplo, de la casa en que creciste, es probable que pienses que la renta debe ser mayor o que tus exigencias sean demasiadas a la hora de buscar un inquilino. Antes que nada debes darte un par de vueltas por la zona y comparar precios de propiedades similares, aconseja Carlos Ruíz, director de operaciones de la red inmobiliaria Nocnok.

"En el tiempo de los abuelos se decía que la renta debía ser equivalente al 1% del valor de la propiedad, eso ahora es historia porque el costo del alquiler lo determina el mercado, si calculas ‘a la antigua' lo que cobrarás,  corres el riesgo de ofrecer un precio muy caro o de cobrar muy poco y perder la oportunidad de que el ingreso sea mayor", agrega Eduardo de la Canal.

3.Ojo con las garantías. Como propietario estás en tu derecho de solicitar las garantías que consideres necesarias como: un par de meses de renta como depósito, una fianza o un aval (o todo) pero debes considerar al mercado, si tus condiciones son ‘muy costosas' de cumplir, pasará un largo tiempo antes de que halles un inquilino a tu medida.

4.Caras vemos, inquilinos no sabemos. Es importante que pidas a tu candidato un comprobante de ingresos, Eduardo de la Canal, de Coldwell Banker recomienda que si el alquiler que cobras rebasa el 30% del sueldo de tu candidato, mejor busques otra opción, pues es muy probable que en algún momento incumpla con los pagos.

"La fórmula para que la renta no descompense las finanzas es no pagar más del 30% del ingreso, por eso es importante que tú conozcas el ingreso de tu inquilino y estés tranquilo de que la renta no implicará presiones a sus gastos".

5.Evita los contratos ‘de papelería'. El contrato es más que el sello del trato para la renta, es tu protección para asegurarte de que tu propiedad será respetada, evita firmar contratos comprados en la papelería .

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

"Aunque implique un desembolso, siempre es preferible invertir en la asesoría de un abogado para redactar un contrato de arrendamiento, que correr con los gastos de una demanda en caso de que el inquilino perjudique la vivienda", advierte Carlos Ruíz, de Nocnok.

6.No te vayas ‘por la libre'. Considera la opción de recurrir a un profesional inmobiliario, rentar una casa es un proceso que exige tiempo y compromiso, cuando cuentas con asesoría puedes encontrar alguien que estudie el mercado, seleccione a los candidatos y muestre la propiedad en tu lugar, eso sin duda te ahorrará mucho tiempo, recuerda: tiempo es dinero.

Ahora ve
El balotaje entre Piñera y Guillier en Chile es de pronóstico reservado
No te pierdas
×