La ley religiosa de Indiana, ¿por qué puede ser usada para discriminar?

Habitantes del estado de EU se han inconformado con la ley que permite a las empresas apelar a su libertad como defensa legal
Inconstitucional, prohibir matrimoios gay en BC
Ed Payne
Autor: Ed Payne
(Reuters) -

El gobernador de la entidad estadounidense de Indiana, Mike Pence, desató una polémica en su estado la semana pasada cuando promulgó la Ley para la Restauración de la Libertad Religiosa (RFRA, por sus siglas en inglés).

Los detractores de la ley argumentan que los individuos y los negocios podrían usarla para discriminar, particularmente a la comunidad gay, lesbiana, bisexual y transgénero, con base en la religión.

Las consecuencias para Indiana se empiezan a sentir en forma de boicots, peticiones y restricciones a los viajes.

Ante la controversia, Pence hizo un llamado este martes para "arreglar" la ley y que se clarifique que no puede usarse para discriminar, pidiendo a los legisladores estatales aprobar las modificaciones esta semana.

"Sería útil cambiar la legislación esta semana para dejar claro que esta ley no da a los negocios del derecho de negar sus servicios a alguien", dijo Pence en una conferencia de prensa realizada en Indianápolis este martes.

La ley se promulgó

La semana pasada, Pence firmó la RFRA, una ley que permite a las empresas de Indiana usar su libertad religiosa como defensa legal.

En la ley se establece que el gobierno no puede "imponer a una persona cargas sustanciales sobre la observancia de su religión" y que los individuos que sientan que sus libertades religiosas han sido objeto o podrían ser objeto de una "carga sustancial" podrían recurrir a esta ley para defenderse de demandas.

En un artículo de opinión que publicó en el diario estadounidense The Wall Street Journal, Pence escribió que la RFRA "garantiza que la ley de Indiana respetará la libertad religiosa y analizará a profundidad cualquier acto estatal o local que infrinja la libertad religiosa de la gente".

Pence señaló que no hay referencias a la orientación sexual en la ley.

La reacción fue inmediata

Los grupos de defensa de los derechos civiles y de los derechos de los gays se mantuvieron firmes en su opinión de que los negocios podrían usar la ley para negar el servicio a la gente por su orientación sexual y justificar dicha discriminación con base en sus creencias religiosas.

"¡El silencio es consentimiento!", tuiteó Laurel Davila, locutora de la estación Brass Knuckles Progressives Radio.

Empiezan los boicots

Desde los equipos deportivos hasta los músicos de otras ciudades y estados, todos cayeron como fichas de dominó.

La NCAA (la asociación estadounidense de deportes colegiales), que tiene sus oficinas generales en Indianápolis y que celebrará su campeonato de basquetbol varonil Final Four en la ciudad esta semana, señaló que la ley podría llevarlos a cambiar los eventos de sede en años próximos.

La NBA (Asociación Nacional de Basquetbol), la WNBA (Asociación Nacional de Basquetbol Femenil) y la NFL (Liga Nacional de Futbol Americano) también emitieron comunicados críticos.

El dueño de los Colts de Indianápolis, Jim Irsay, dijo que los aficionados de todas clases son bienvenidos.

"Los Colts siempre han aceptado la inclusión, la tolerancia y a una base de aficionados diversa", tuiteó. "Damos la bienvenida a TODOS los aficionados a la Tierra de los Colts. ¡UNA SOLA FAMILIA!".

En una petición que se publicó en el sitio web change.org se busca que la Conferencia Big Ten cambie de sede su campeonato de futbol.

"Creo que Indiana necesita que le digan que debe respetar a todas las personas sin importar su sexo, edad, religión, identidad de género u orientación sexual", escribió Sean Burke, de Madison, Wisconsin, en la petición. "Como aficionado al futbol, creo que podemos enviar un mensaje si pedimos a la NCAA y a la Conferencia Big Ten que adopten una postura".

El Estadio Lucas Oil de Indianápolis es la sede del campeonato de la liga hasta la temporada 2021. La última vez que se revisó, la petición tenía más de 11,000 partidarios.

Los alcaldes de San Francisco y Seattle prohibieron que se gastara dinero en viajes a Indiana. Los gobernadores de los estados de Connecticut y Washington hicieron lo mismo.

También pueden sumar a Wilco a la oleada de boicots. El grupo canceló su concierto del 7 de mayo en Indianápolis, según publicaciones en Facebook.

"La Ley para la Restauración de la Libertad Religiosa nos parece una discriminación legal velada", declaró Wilco. "Esperamos regresar a Indiana pronto, cuando se revoque esta odiosa medida".

Cher es una de las artistas que alzaron la voz. Su hijo Chaz Bono es transgénero.

"Gobernador Pence, este es otro ejemplo del racismo de derecha, de la agresión a los derechos de las mujeres y del odio contra los estadounidenses LGBT", tuiteó.

El estado retrocede… o algo así

Los dos principales legisladores de Indiana se comprometieron el lunes 30 de marzo a modificar la controvertida ley "de libertad religiosa" del estado con el fin de dejar en claro que no puede usarse para discriminar a las personas gays.

"Esta ley no discrimina y no se le permitirá hacerlo", dijo David Long, presidente temporal del Senado de Indiana, durante una conferencia de prensa con el presidente de la Asamblea de Representantes del estado, Brian Bosma.

Pence dijo previamente que estaba trabajando con los legisladores para hacer que la ley sea más clara.

Los críticos no lo creen

Los críticos no quedaron convencidos con las afirmaciones antidiscriminación. Los detractores de la RFRA marcharon alrededor del capitolio estatal.

Incluso alguien creó una campaña satírico: "Indiana, un gran lugar para ser un fanático".

Exigen cambios

El discurso alcanzó un tono tan enardecido que el diario Indianapolis Star lleva por portada una editorial con el titular: Fix. This. Now. (Arreglen. Esto. Ahora). El editorial indica que la RFRA y la protección a los gays y las lesbianas pueden coexistir.

El estado está en una encrucijada, según el artículo.

"Sin importar la intención original, (la ley) ya ha hecho un daño enorme a nuestro estado y potencialmente a nuestro futuro económico", según el editorial. "Solo los actos audaces, actos que den a entender al mundo sin lugar a dudas que nuestro estado no tolerará la discriminación de ninguno de sus ciudadanos, serán suficientes para revertir el daño".

El editorial termina con las palabras: "Gobernador, Indiana está en crisis. Es peor de lo que usted al parecer concibe".

"Debe actuar con valor y sabiduría. Ahora debe llevarnos hacia adelante. Debe asegurarse de que todos los habitantes de Indiana tengan salvaguardas poderosas contra la discriminación".

"Las leyes pueden coexistir. También nosotros podemos".

Algunos aspirantes a la presidencia ofrecen su apoyo

Algunos de los principales personajes del Partido Republicano respaldan a Pence a pesar de la controversia. Jeb Bush y Marco Rubio manifestaron su apoyo. Se considera que ambos son probables candidatos republicanos a la presidencia.

El senador Ted Cruz, quien anunció su candidatura la semana pasada, también se unió.

"Estoy orgulloso de respaldar al gobernador @mike_pence en cuanto a la libertad religiosa y apremio a los estadounidenses a que hagan lo mismo", tuiteó Cruz.

Indiana no es el único estado

Indiana es el vigésimo estado que adopta una ley "de restauración de la libertad religiosa"; la mayoría de estos ordenamientos siguen el modelo de la Ley de Restauración de la Libertad Religiosa que el presidente Bill Clinton promulgó en 1993.

Sin embargo, esa ley se promulgó con el respaldo de una coalición diversa y no tenía como telón de fondo los derechos de los gays ni la oleada de leyes sobre la igualdad del matrimonio que se ha visto en el país en años recientes.

Adam Talbot, portavoz de la Campaña por los Derechos Humanos, un grupo de defensa de los derechos de los gays, subraya que esas 20 leyes son "radicalmente diferentes en cuanto a sus alcances y efectos".

"Decir que son similares de esta forma podría ser engañoso. La de Indiana es la ley más amplia y más peligrosa de su tipo en el país", dijo Talbot.

La legislatura de Arkansas aprobó una ley del estilo de la de Indiana el viernes 27 de marzo, que se envió al gobernador para su promulgación.

Presionan al gobernador para que dé explicaciones

A pesar de la controversia, el gobernador de Indiana dice que las inquietudes respecto a que la nueva ley de "libertad religiosa" de su estado permitirá que los negocios rechacen a los clientes LGBT es resultado de "una cantidad tremenda de desinformación y malentendidos".

Sin embargo, lo presionaron para que explicara por qué no sería así.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cuando le dieron el domingo una oportunidad para que aclarara las cosas, Pence se negó a responder a al menos seis preguntas de "sí o no" que le hizo George Stephanopoulos (de la televisora ABC) respecto a si la medida legaliza la discriminación a los gays y las lesbianas.

Con información de Jeremy Diamond y Eric Bradner.

Ahora ve
Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe
No te pierdas
×