¿Por qué la gente me caza como si estuvieran a la caza de animales?

Un informe de Amnistía Internacional indica que los niños albinos de Malawi están siendo cazados porque sus huesos se venden por la creencia de que traen riqueza, felicidad y buena suerte.
En riesgo  Los niños albinos son asesinados para vender sus huesos.  (Foto: Amnistía/Cortesía)
(Reuters) -

Para Agness Jonathan, cada día es una apuesta sobre la vida de sus hijas.

Preguntas sencillas como si deben ir a la escuela conllevan un riesgo inimaginable de muerte y desmembramiento para satisfacer una demanda brutal.

Sus hijas son albinas, una condición genética que resulta en poca o ninguna pigmentación en la piel, cabello y ojos. Y esto las convierte en un objetivo.

Vivir con miedo

Según un informe de Amnistía Internacional, recientemente publicado, niños como las hijas de Agness están siendo cazados como animales en Malawi, donde sus huesos se venden por la creencia de que las partes de sus cuerpo traen riqueza, felicidad y buena suerte.

El informe narra el día a día de las personas albinas, y se detalla el reciente aumento del número de asesinatos de personas albinas que viven en el país del África meridional.

El mes más sangriento fue en abril de este año, cuando, según Amnistía, cuatro personas fueron asesinadas, entre ellos un bebé.

Una de las víctimas era Davis Fletcher Machinjiri, de 17 años, quien salió de su casa para ver un partido de futbol con un amigo, pero nunca regresó.

La policía de Malawi dice que fue secuestrado por "unos cuatro hombres que lo llevaron hacia Mozambique y lo mataron".

Al describir su espantosa muerte, dijeron: "los hombres le cortaron ambos brazos y piernas y extrajeron sus huesos. A continuación, enterraron el resto de su cuerpo en una tumba".

Amnistía informó que en abril cuatro personas fueron asesinadas, entre ellos un bebé.
Mes sangriento  Amnistía informó que en abril cuatro personas fueron asesinadas, entre ellas un bebé.  (Foto: Reuters)

La venta de partes del cuerpo

Desde 2014, al menos 18 albinos fueron asesinados; otros cinco fueron secuestrados y todavía están desaparecidos.
Y si no fuera por algunos locales, la hija menor de Agness, Chakuputsa, sería una de ellos.

Ella fue agarrada por tres hombres mientras su madre estaba trabajando en los campos. Agness describe cómo los aldeanos perseguían a los hombres, que finalmente tiraron a la niña en unos arbustos cercanos.

Resultó que uno de los atacantes era un pariente, alguien que, según contó a Amnistía la propia Agness, había considerado como un hermano.

Los atacantes venden las partes del cuerpo a brujos en Malawi y en el vecino Mozambique, con la esperanza de hacer dinero rápido.

Amnistía dice que "miles de personas con albinismo están en riesgo grave de secuestro y asesinato por parte de individuos y bandas criminales", mientras que las Naciones Unidas advierte que los albinos de Malawi están en riesgo de "extinción total".

Gracia Mazzah, miembro de la Asociación de Personas con Albinismo en Malawi, es siempre consciente del precio de su cabeza.

"Realmente te hace temer", dice. "¿Por qué la gente me caza como si estuvieran a la caza de animales para comer?"

Ahora ve
¿Qué va a hacer el papa Francisco con su Lamborghini Huracan RWD?
No te pierdas
×