Erdogan acusa a un clérigo asilado en EU del intento golpista en Turquía

El presidente Erdogan exigió a EU la extradición de Fethullah Gülen, un clérigo al que acusa como el autor de la intentona golpista del viernes.
Tras la tempestad  Grupos simpatizantes de Erdogan y su gobierno se concentraron en la plaza Taksim de Estambul para respaldar al gobierno.  (Foto: Reuters)
(Reuters) -

El caos en Turquía comenzó con un intento de golpe, seguido de una noche caótica con disparos, violencia e incertidumbre.

La asonada militar dejó un número no precisado de muertos, pero que las autoridades cifran entre 181 y 265 víctimas.

Según la oficina del primer ministro, Binali Yildirim, al menos 161 civiles y 20 insurrectos perdieron la vida.

El funcionario agregó que los heridos son más de 1,400.

Según el jefe provisional de las fuerzas armadas, al menos 104 militares que participaron en la insurrección murieron, además de 161 civiles y agentes de la policía.

El presidente Recep Tayyip Erdogan acusó al clérigo Fethullah Gülen de estar detrás del levantamiento.

El gobernante exigió a Estados Unidos el arresto y la extradición de Gulen, quien está exiliado en ese país y vive en Pensilvania.

Gülen vive un exilio autoimpuesto.

Ante la acusación de Erdogan, el clérigo afirmó que apoya la democracia.

Gülen vive en Pensilvania, EU desde 1999.
¿Autor del golpe militar?  Gülen vive en Pensilvania, EU desde 1999.  (Foto: Cortesía Selahattin Sevi/Zaman Daily vía Cihan News Agency/Reuters)


La agitación expone un profundo descontento dentro de las filas militares. Menos de 24 horas después de una noche de violencia, quedan preguntas acerca de quiénes estaban detrás del intento de golpe y por qué decidieron actuar ahora.

"Este país ha sufrido mucho en manos del movimiento de Gulen", dijo Erdogan a un gran número de simpatizantes cerca de su casa en Estambul.

"Pido a Estados Unidos y al presidente Barack Obama... que Gulen sea arrestado o sea devuelto a Turquía", añadió Erdogan.

Los tanques invadieron las calles y los soldados bloquearon el famoso puente del Bósforo en la noche del viernes. Se escucharon explosiones, dejando a los residentes aturdidos preguntándose qué estaba pasando.

El intento de golpe pareció perder impulso después de que un desafiante presidente Recep Tayyip Erdogan declaró que su gobierno tenía el control, a primeras horas del sábado. Pero cuando él apareció, después de horas de silencio, decenas de personas habían muerto en medio de la violencia, la mayoría de ellos agentes de policía.

Un total de 2,839 militares han sido detenidos en toda Turquía, según una fuente de la oficina del presidente. Cinco generales y 29 coroneles fueron retirados de sus cargos y arrestados, según informó el Ministerio del Interior de Turquía.

El Consejo Superior de Jueces y Fiscales ha suspendido 2,745 jueces y cinco fiscales, de acuerdo con la agencia de noticias Anatolia.

Cerca de 800 personas fueron hospitalizadas en las primeras horas de la asonada en Ankara y 200 personas en Estambul, según un tuit de Kerem Kinik, presidente de la Media Luna Roja de Turquía.

"No podemos aceptar que apunten sus armas contra sus padres": Erdogan


Caos y disturbios en las calles

Tanto gobierno como militares afirmaban tener el control del país. Los militares emitieron un comunicado afirmando que imponían la ley marcial en el país.

Los militares dijeron que la "administración política ha perdido toda legitimidad ha sido obligada a retirarse".

La emisora estatal turca TRT dijo que había sido tomada por una facción del ejército que formaba parte del intento de golpe.

No estaba claro quién estaba a cargo.

Vídeos y fotos en las redes sociales mostraban grandes multitudes marchando por las calles, provocando a los soldados mientras estos disparaban al aire.

Youtube, Twitter y Facebook fueron bloqueadas o parciamente interrumpidos, posterior a una entrevista que CNN Türk tuvo con Erdogan por Facetime.

Ahora ve
Cuba refrenda su apoyo a Corea del Norte y apuesta por el diálogo con EU
No te pierdas
×