El presidente filipino insulta a Barack Obama previo a una cumbre

El presidente estadounidense canceló una reunión que tenía programada con su homólogo filipino tras las declaraciones de éste.
Obama cancela reunión con el presidente de Filipinas tras insultos
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El presidente filipino, Rodrigo Duterte calificó el lunes a Barack Obama de "hijo de p..." esperando que éste no lo sermonee sobre los derechos humanos cuando se reúnan en Laos, de acuerdo con AFP.

Duterte se enfureció por las advertencias de que podría exponerse a un cuestionamiento del presidente estadounidense por supuestos crímenes de guerra en Filipinas, que en los últimos dos meses habrían dejado 2,400 muertos.

"Debe ser respetuoso. Y no sólo lanzar preguntas y comunicados. Hijo de p..., te voy a maldecir en ese foro", dijo Duterte en una conferencia de prensa poco antes de despegar hacia Laos para asistir a una cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Funcionarios de la Casa Blanca habían dicho previamente que Obama confrontaría a Duterte por cómo está manejando Filipinas el tema de la guerra contra las drogas, incluyendo las muertes extrajudiciales o las ejecuciones a manos del gobierno sin el beneficio de procedimientos judiciales o un debido proceso, de acuerdo con CNN en Español.

Horas después Duterte se lamentó de sus declaraciones.

"Si bien la causa inmediata (de la controversia) fueron mis fuertes comentarios a ciertas preguntas de la prensa (...) también lamentamos que se presentó como un ataque personal contra el presidente de Estados Unidos", señaló un comunicado del filipino.

El documento agregó que Duterte "lamenta que sus declaraciones hayan causado tal controversia".

Obama cancela reunión

Tras los hechos, Barack Obama canceló la reunión con su par de Filipinas, anunció el lunes la Casa Blanca.

"El presidente Obama no sostendrá un encuentro bilateral con el presidente Duterte", indicó Ned Price, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional.

Precisó en cambio que el mandatario estadounidense se reunirá con su contraparte de Corea del Sur, Park Geun-Hye.

La relación entre estos dos antiguos aliados se ha desplomado de manera sorpresiva tras una serie de insultos proferidos por Duterte.

El conflicto entre Estados Unidos y Filipinas se produce en un momento crucial para la región, con el gobierno chino tratando de tomar el control sobre el impugnado mar meridional de China.

En su última declaración, Duterte dijo que ambas partes acordaron programar una fecha posterior para el encuentro.

"Esperamos poder limar las diferencias que surjan de las prioridades y percepciones nacionales", según el comunicado de Duterte.


Ahora ve
La investigación a Rafa Márquez podría afectar a cientos de niños mexicanos
No te pierdas
×