El primer debate entre Clinton y Trump se perfila a romper récord de audiencia

Medios estiman que el primer debate presidencial de EU puede superar los 100 millones de espectadores, una audiencia solo comparable al gran evento televisivo: el Super Bowl.
Expectativa  El debate se celebrará en la Universidad de Hofstra en Long Island, Nueva York.  (Foto: Expansión)
WASHINGTON (Reuters) -

El primer debate presidencial televisivo entre la candidata demócrata, Hillary Clinton, y su rival republicano, Donald Trump, el próximo lunes 26 de septiembre, será el más visto de la historia, con una audiencia que podría superar los 100 millones de espectadores, indicaron este martes medios estadounidenses.

El debate, de 90 minutos de duración sin interrupciones publicitarias, se celebrará en la Universidad de Hofstra en Long Island (Nueva York).

De alcanzarse los 100 millones de espectadores se trataría de una audiencia solo comparable al gran evento televisivo de Estados Unidos: el Super Bowl, la final de la liga de futbol americano.

Opinión: ¿Por qué los debates Clinton-Trump necesitan un moderador hispano?

De acuerdo con los cálculos de las empresas de publicidad, que compran espacios para la transmisión previa y posterior, la audiencia estimada para el primer debate entre Clinton y Trump será de entre un 20 % y un 50 % más que el primero de 2012 entre el demócrata Barack Obama y el republicano Mitt Romney, que fue de 67 millones.

En esta ocasión, los expertos señalan que las habituales opciones de retransmisión televisiva de los principales canales estadounidenses se suman las opciones de verlo a través de redes sociales como Facebook y Twitter.

El récord televisivo de audiencia de un debate presidencial lo ostenta por el momento el de 1980 entre el entonces presidente demócrata Jimmy Carter y el aspirante republicano Ronald Reagan, que fue visto por 80 millones de televidentes.

Recomendamos: 5 explicaciones de por qué el dólar supera los 20 pesos

"Los espectadores sienten el potencial para el drama y lo impredecible", señaló Jeff McCall, profesor de comunicación de la DePauw University, de Indiana, al diario The Hill.

Será el primer debate presidencial con una mujer como candidata presidencial, Hillary Clinton, lo que añade novedad a la expectación generada por el controvertido e imprevisible Donald Trump.

Aunque Clinton arrancó la campaña con una notable ventaja sobre Trump, en las últimas semanas el candidato republicano se ha acercado a su rival e incluso la ha sobrepasado en algunas encuestas en estados considerados clave como Ohio y Florida.

Tras el debate de Long Island, están previstos otros dos entre los candidatos presidenciales, el 9 de octubre en San Luis (Misuri) y el 19 de octubre en Las Vegas (Nevada), y uno entre los aspirantes a vicepresidente, el demócrata Tim Kaine y el republicano Mike Pence, el 4 de octubre en Farmville (Virginia).

Lee: Los pros y contras de 4 aspectos de los planes económicos de Trump y Clinton

Ahora ve
Cómo cuidar tu bolsillo en época de compras
No te pierdas
×