México, en el centro de la polémica durante la contienda Clinton-Trump

Menciones y comentarios sobre el país estuvieron presentes a lo largo de toda la carrera presidencial entre la candidata demócrata y su rival republicano.
México ha estado en el centro de la contienda presidencial entre Donald Trump y Hillary Clinton.
En el ojo de las campañas  México ha estado en el centro de la contienda presidencial entre Donald Trump y Hillary Clinton.  (Foto: Fotoarte Expansión)
CIUDAD DE MÉXICO -

Ha pasado más de un año desde que Hillary Clinton y Donald Trump anunciaron sus aspiraciones presidenciales y este martes, por fin conoceremos cuál de los dos sucederá a Barack Obama en la Casa Blanca a partir del próximo enero.

Ver: Elecciones en Estados Unidos

Para México, el final del proceso electoral en Estados Unidos tiene implicaciones económicas—ya que la incertidumbre ha aumentado la volatilidad del tipo de cambio en las últimas semanas— y políticas.

Estos son cinco de los momentos en que México ‘relució’ en las declaraciones de los candidatos Hillary Clinton y Donald Trump:

1. Muro fronterizo vs reforma inmigratoria

Desde el 16 de junio de 2015, cuando Donald Trump anunció sus intenciones presidenciales, dijo que de llegar a la Casa Blanca, construiría un “gran, gran muro” en la frontera con México, cuyo costo sería absorbido por su vecino del sur. En su discurso, también tachó a los mexicanos de ser delincuentes y traficar droga hacia Estados Unidos.

Durante el proceso electoral, los dichos del magnate de los bienes raíces fueron desaprobados por el gobierno mexicano. Incluso, en septiembre se desató una discusión en redes sociales entre él y el presidente Enrique Peña Nieto, quien dijo que el país pagará por el muro.

Sin embargo, a finales de octubre Trump reculó y aseguró que Estados Unidos pagará por la construcción y México después “reembolsará” el gasto en la obra.

“México estará reembolsando a Estados Unidos el costo completo de este muro, ¿de acuerdo?”.

La postura del republicano choca con la propuesta por su contrincante demócrata, quien ha señalado durante su campaña que buscará poner en marcha una reforma migratoria que permita a las personas que viven en el país sin documentos, acceder a mejores oportunidades laborales y abrir un camino a la ciudadanía.

Lee: Opinión, ¿por qué hay odio contra Clinton?

De acuerdo con el Centro Pew Research, hasta 2014 había 11.1 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos, de los cuales 52% eran de nacionalidad mexicana.

2. Seguridad y derechos humanos

Un punto franco de desacuerdo entre la exsecretaria de Estado estadounidense y el gobierno mexicano es el relativo a la situación de seguridad y derechos humanos en el país latinoamericano.

Cuando Clinton ocupó dicho cargo, entre 2009 y 2013, renegoció la Iniciativa Mérida, cuyo objetivo es desmantelar las organizaciones criminales, la seguridad fronteriza y reforzar el estado de derecho en México.

Lee: Lo que Hillary Clinton y Donald Trump han dicho sobre las relaciones México-EU

En abril de este año, la demócrata consideró “indignante” que el caso de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, ocurrido en septiembre de 2014, no se hubiera resuelto.

"Es algo por lo que todos en México deberían unirse, para encontrar respuestas. Si hubiese algo que Estados Unidos pudiera hacer para ayudar, yo sería la primera en ofrecerlo", dijo en entrevista con el diario La Opinión, de Los Ángeles.

En la misma entrevista, Clinton afirmó que de llegar a la Casa Blanca, trabajaría duro para ser un buen socio de México y seguir presionando para reformar el gobierno y el respeto de los derechos humanos.

3. Visita a México

El 31 de agosto, Trump aceptó una invitación para viajar a México y reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto.

La opinión pública y la prensa consideraron la invitación como un error político y le granjeó fuertes críticas tanto al dignatario mexicano como al candidato estadounidense a la presidencia.

Tras la visita al país del magnate de bienes raíces, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, renunció a su cargo. De acuerdo con reportes de prensa y comentarios de políticos y analistas, el entonces funcionario fue quien propuso al Ejecutivo federal extender la invitación a los candidatos presidenciales del país vecino, contrario a las recomendaciones de la canciller Claudia Ruiz-Massieu y de Miguel Ángel Osorio Chong.

En el encuentro, Trump dijo que no se había hablado sobre el muro fronterizo, aunque posteriormente Peña Nieto dijo a través de redes sociales que se había negado a pagar la obra que pretende llevar a cabo el republicano. Eso desató una pelea en Twitter entre ambos políticos.

Durante el tercer debate presidencial, Clinton reclamó al empresario que no hubiera hablado sobre su plan en el país vecino.

"Él (Trump) fue a México y no dijo nada cuando hizo su visita. El presidente de México dijo que ellos no van a pagar por ese muro y empezó una pelea por Twitter", destacó la exsecretaria de Estado, quien también fue invitada al país por el gobierno, sin embargo, decidió rechazarla.

Hillary Clinton rechazó la invitación de Peña Nieto para reunirse en México

4. TLCAN o no TLCAN, esa es la cuestión

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) también ha estado en el centro de la atención durante la campaña electoral.

Donald Trump se ha referido a este acuerdo comercial como “el peor jamás firmado” y aseguró que fijará altos aranceles de importación para desincentivar a las empresas a trasladarse fuera de Estados Unidos y que, de no conseguirlo, sacará a EU del acuerdo comercial.

El TLCAN ha permitido que las exportaciones totales de México aumentaran más de 525% de 1994 a 2015. Al mismo tiempo, México es el mayor destino de las exportaciones de estados como California y Nuevo México.

Por su parte, Hillary Clinton dijo en el tercer debate presidencial que "vamos a hacer acuerdos que nos ayuden creando empleos para los estadounidenses". Su postura se ha endurecido con el paso de los años.

En campaña, ha dicho que busca cambios al acuerdo de libre comercio con México y Canadá que fue firmado por su esposo, Bill Clinton, y se opone al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), que debe ser aprobado todavía por los congresos de los 12 países firmantes, incluidos el mexicano y estadounidense.

La demócrata argumenta que busca políticas comerciales más justas que pongan primero la creación de empleos manufactureros en Estados Unidos, aunque su opinión no es tan radical como la de su rival republicano Donald Trump, quien incluso propuso retirar a su país de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Lee: 3 escenarios para el TLCAN si Donald Trump es presidente de EU

5. Empresas amenazadas

Las empresas estadounidenses que operan en México también han sido objeto de críticas por parte del candidato republicano durante la campaña presidencial.

Trump ha asegurado que compañías como Ford "huyen" de Estados Unidos y que, de llegar a la presidencia, presionará a la compañía para que revierta su decisión mediante impuestos arancelarios de hasta 35% sobre los autos fabricados en territorio mexicano que entren en Estados Unidos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A propósito, la automotriz ha desmentido que trasladar empleos a México implique un recorte de empleos en Estados Unidos. De hecho, esta industria generó 877,000 empleos en Estados Unidos en 2015 (32% más de los existentes en la crisis de 2009).

Recomendamos: 3 puntos por los que Ford y GM deben ignorar a Donald Trump

Ahora ve
Asamblea Constituyente disuelve a la Asamblea Nacional en Venezuela
No te pierdas
×