La OEA exige a Venezuela restaure "la plena autoridad" de la Asamblea Nacional

El organismo considera que en Venezuela hay una grave alteración inconstitucional del orden democrático; el gobierno venezolano denuncia la toma de la presidencia de la OEA y advierte su destrucción.
Acuerdo  Aspectos de la sesión de la OEA donde se discutió la actual situación política de Venezuela.  (Foto: Reuters)
WASHINGTON (Reuters) -

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó este lunes, "por mayoría", una declaración que afirma que en Venezuela hay una "grave alteración inconstitucional del orden democrático" y exige al gobierno de Nicolás Maduro que restaure "la plena autoridad" de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

El texto fue aprobado "por mayoría" (17) de los 21 Estados presentes en la Sala, ya que solo se abstuvieron cuatro de ellos: República Dominicana, Bahamas, Belice y El Salvador.

El documento lo presentaron Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Estados Unidos, Jamaica, México, Panamá, Paraguay y Perú.

El texto no se sometió a votación, sino que se aprobó "por mayoría" de los Estados presentes, según declaró el presidente interino del Consejo Permanente, el embajador de Honduras, Leónidas Rosa Bautista.

En el momento de la presentación y debate de la resolución no estuvieron presentes Bolivia, Venezuela y Nicaragua, que abandonaron la sesión tras denunciar que se trata de una reunión "ilegal" y un "golpe de Estado institucional" al haberse celebrado pese a que Bolivia, titular de la presidencia del Consejo, la suspendió esta mañana.

La resolución, el texto más duro aprobado en la OEA contra Maduro, incorpora la posibilidad de, "en la medida que sea necesario", emprender "gestiones diplomáticas adicionales para fomentar la normalización de la institucionalidad democrática", "incluyendo la convocatoria de una reunión a nivel ministerial".

Fuentes diplomáticas explicaron a Efe que la posibilidad de que los cancilleres se reúnan en la OEA para abordar este tema es algo que se está negociando, pero para lo que todavía no hay fecha.

Lee: El tribunal supremo de Venezuela renuncia a asumir funciones del Parlamento

El texto indica que "a pesar de la reciente revisión de algunos elementos de dichas sentencias (del Supremo sobre la Asamblea Nacional), es esencial que el gobierno de Venezuela asegure la plena restauración del orden democrático".

De esa manera, los firmantes instan a Venezuela a "actuar para garantizar la separación e independencia de los poderes constitucionales y restaurar la plena autoridad de la Asamblea Nacional", según la versión final del texto aprobado, que leyó en la sesión la embajadora de Perú, Ana Rosa Valdivieso.

En el documento, expresan "su profunda preocupación por la grave alteración inconstitucional del orden democrático en la República Bolivariana de Venezuela y su apoyo continuo al diálogo y a la negociación para dar lugar a una restauración pacífica del orden democrático".

Indica además que "las decisiones del Tribunal Supremo de Venezuela de suspender los poderes de la Asamblea Nacional y de arrogárselos a sí mismo son incompatibles con la práctica democrática y constituyen una violación del orden constitucional de la República Bolivariana de Venezuela".

Los países se comprometen asimismo a mantenerse dispuestos "a apoyar las medidas que permitan el retorno al orden democrático a través del ejercicio efectivo de la democracia y el Estado de derecho en el marco constitucional de Venezuela".

El embajador de Venezuela, Samuel Moncada, advirtió antes de salir de la sala que cualquier cosa que fuera aprobada en esta sesión no sería tomada en cuenta por su Gobierno al considerar que la reunión es "ilegal".

Lee: Maduro acusa una campaña regional en contra de Venezuela

Respuesta

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, rechazó la resolución de la OEA que declaró una "grave alteración inconstitucional" en su país, y dijo que ese organismo se ha convertido en un "tribunal de inquisición".

"Es un comunicado insulso, abusivo, inoperativo", dijo Maduro en una alocución de radio y televisión, en la que además denunció un "golpe de Estado" contra la presidencia del Consejo Permanente, que asumió este lunes Bolivia.

El gobierno venezolano había rechazado lo que calificó de "grave alteración del orden institucional" de la OEA al celebrar una sesión extraordinaria sobre el país caribeño después de que Bolivia, que preside el Consejo Permanente, la hubiese suspendido con anterioridad.

"La República Bolivariana de Venezuela denuncia responsablemente ante la comunidad internacional un hecho sin precedentes dirigido a la destrucción de la Organización de los Estados Americanos (OEA)", afirmó un comunicado de la Cancillería venezolana este lunes.

El Ministerio de Exteriores aseguró que un grupo de gobiernos, "en complicidad con la Secretaría General" de ese organismo, "han perpetrado la toma de la Presidencia del Consejo Permanente para imponer a la organización y a los demás estados miembros su propia agenda ilícita".

Para el Gobierno venezolano esto constituye "una grave alteración del orden institucional de la OEA", que, asevera, "subvierte sus normas y trasgrede gravemente los principios y propósitos consagrados en su Carta Fundacional".

"Insólitamente (...) usurpan las funciones de la Presidencia del Consejo Permanente con argucias legales cuya falsedad salta a simple vista, en su obsesión por imponer su ilegal y profundamente injusto plan de usar a Venezuela para cuadrar la reimposición de una nueva hegemonía fascista", aseveró la Cancillería.


Ahora ve
Así fue el escape del alcalde opositor venezolano Antonio Ledezma
No te pierdas
×