Burlas e ira en Corea del Sur por el 'engaño' del envío del portaaviones de EU

Trump dijo que enviaría “una armada” a aguas coreanas para poder hacer frente a las amenazas de Pyongyang, pero la ausencia ha provocado que los surcoreanos cuestionen su liderazgo y estrategia.
Trump dijo que enviaría una armada a las aguas coreanas.
Portaaviones USS Carl Vinson.  Trump dijo que enviaría una armada a las aguas coreanas.  (Foto: CNN)
(CNN) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que enviaría “una armada” a las aguas coreanas para poder hacer frente a las amenazas de Pyongyang.

Pero la ausencia de ello ha causado que algunos surcoreanos cuestionen su liderazgo y estrategia con respecto a su impredecible vecino del norte.

Y mientras el país se prepara para votar por un nuevo presidente el 9 de mayo, el reclamo podría tener implicaciones de largo alcance para las relaciones de los dos países.

“Lo que el Sr. Trump dijo fue muy importante para la seguridad nacional de Corea del Sur”, dijo el candidato presidencial Hong Joon-Pyo al Wall Street Journal.

"Si eso fuera una mentira, entonces durante el mandato de Trump, Corea del Sur no confiará en lo que el presidente estadounidense diga”, dijo Hong, quien actualmente tiene poca preferencia en las encuestas.

Lee: China se está hartando de Corea del Norte y se acerca a EU

Los medios de comunicación surcoreanos también han criticado los informes contradictorios sobre la “armada” de Trump, dirigida por el portaaviones USS Carl Vinson.

Un titular de periódico la llamó “La mentira del Carl Vinson de Trump” y especuló que los líderes rusos y chinos deben haber soltado una buena carcajada por su ausencia.

Con el propósito de presentar una defensa sólida contra un posible ensayo nuclear de Pyongyang, el informe comparó el engaño con las demostraciones de fuerza de Corea del Norte, donde se hacen desfilar “misiles falsos” por las calles de la capital norcoreana.

“Al igual que Corea del Norte, a la que a menudo se le acusa de exhibir misiles falsos durante los desfiles militares, ¿Estados Unidos estará empleando falsa propaganda como política ante Corea del Norte?”, se cuestiona el informe.

La armada

Luego del antagonismo de Corea del Norte la semana pasada, Trump había dicho que el grupo de aviones del USS Carl Vinson sería desplegado en aguas de la Península Coreana.

“Estamos enviando una armada muy potente: tenemos submarinos muy poderosos, mucho más poderosos que el portaaviones, eso te lo puedo decir”, dijo Trump a Maria Bartiromo, del canal de televisión Fox Business.

Lee: Tensión entre EU y Corea del Norte da 'ventaja estratégica' al sector militar

Resulta que el grupo de aviones realmente nunca se dirigió a la península, sino que más bien estaba asistiendo a ejercicios conjuntos con la marina australiana.

Las autoridades estadounidenses insisten en que ahora está en camino hacia el Mar de Japón, conocido en Corea del Sur como el Mar del Este, pero aún no ha llegado.

El jueves, la marina estadounidense anunció que extendería el despliegue del Vinson en 30 días “para proporcionar una presencia persistente en las aguas de la Península Coreana”.

Reacción

Si la declaración inicial de Trump era falsa propaganda, parece haber funcionado y como muestra, está la prueba nuclear norcoreana que no se materializó.

Sin embargo, subsisten interrogantes sobre la eficacia de la táctica a largo plazo.

“Entiendo la ambigüedad estratégica para las autoridades militares, sin embargo, es diferente para un líder político”, dijo Yang Moo-Jin, de la Universidad de Estudios Nortecoreanos, a CNN.

“Trump, su vicepresidente, Mike Pence y el secretario de Defensa, James Mattis, utilizaron esto para aumentar la tensión y presionar a Corea del Norte. El poder de las naciones fuertes proviene de la transparencia, no de lo contrario.

Lee: Corea del Norte advierte a EU: No deberían meterse con nosotros

“¿Cómo espera Estados Unidos que los surcoreanos confíen en ellos cuando su líder hace engaños y exagera?”. Los sentimientos de los surcoreanos se vieron gravemente afectados por las declaraciones del líder de un aliado cercano”.

Confusión

La garantía inicial de Trump, en forma de una fuerte respuesta militar, telegrafió una sólida defensa de los aliados de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón.

También provocó tensiones en la península, lo que causó que el embajador de Corea del Norte en la ONU advirtiera que Estados Unidos se estaba arriesgando a una guerra nuclear con sus acciones en la península: cualquier acto hostil es inherentemente un cálculo peligroso cuando se lidia con un actor inestable como el líder norcoreano Kim Jong Un.

Un alto funcionario del gobierno dijo más tarde que una mala comunicación entre el Pentágono y la Casa Blanca era la culpable de los informes mixtos.

Sin embargo, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, agravó la confusión al reafirmar las afirmaciones del presidente.

“Tenemos una armada que va hacia la península, eso es un hecho”, dijo a un cuerpo de prensa escéptico durante su sesión informativa diaria este miércoles, argumentando que, en el sentido más amplio, la declaración del presidente era exacta porque los barcos eventualmente llegarían a las aguas entre Corea del Norte y Japón.

Mientras tanto, las fuerzas militares estadounidenses y surcoreanas están realizando ejercicios conjuntos de entrenamiento en la Base Aérea de Kunsan, en la costa oeste de la Península Coreana.

Recomendamos: El inventario de armas de EU y Corea del Norte

“Nos hemos encargado de hacer estos ejercicios anuales porque siempre tenemos que estar listos para defender a la República de Corea y lo hemos estado haciendo desde hace un tiempo y seguiremos haciéndolo según sea necesario”, dijo el teniente coronel Steven Raspet a CNN.

Terreno pantanoso

Esta propaganda engañosa, si eso es lo que fue, llega en un momento precario para la política surcoreana. En menos de un mes, el país acudirá a las urnas para elegir un reemplazo del desacreditado presidente Park Geun-hye.

Además de los comentarios hechos por Hong, el candidato presidencial del partido gobernante de Park, sobre las relaciones entre Estados Unidos y Corea del Sur, y la confusión sobre la respuesta estadounidense a los posibles ensayos nucleares, ha llevado a preguntarse cuánto sabía el gobierno y los militares sobre la ubicación del Vinson y su grupo.

Las preguntas sobre lo que esto significa en el contexto de la elección, donde su disponibilidad para la guerra en Pyongyang ha sido un punto clave de discusión electoral, abundan.

“Tanto Corea del Sur como Estados Unidos están en estrecha cooperación para desalentar las provocaciones de Corea del Norte, y para perseguir la paz y la estabilidad de la península coreana”, dijo un funcionario del Ministerio de Defensa de Corea del Sur.

“El Ministerio de Defensa ha estado y está trabajando estrechamente con el ejército estadounidense, sin embargo, es inapropiado que el ministerio entre en detalles sobre la fuerza de la operación militar de Estados Unidos”.

Orgullo herido

Algunos de los comentarios de Trump también han ofendido a Corea del Sur por sus declaraciones al Wall Street Journal, después de recibir una “lección básica” sobre geopolítica regional por parte del presidente chino, Xi Jinping, al mencionar que la península coreana “en realidad solía ser parte de China”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, en una sesión informativa este jueves, anunció la respuesta del gobierno a los comentarios.

Lee: Trump parece haber acertado en cuanto a Corea del Norte

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“El Ministerio está en proceso de verificar los hechos tanto con Estados Unidos, como con China, a través de diversos canales diplomáticos”, dijo el portavoz del ministerio Cho June-hyuck.

“La comunidad internacional reconoce inequívocamente que Corea nunca fue parte de China en sus miles de años de historia y que nadie puede negar el hecho”, agregó.

Ahora ve
"¿Tienes miedo o ya te llegó al precio?": niño a diputados de Quintana Roo
No te pierdas