Trump recibe consejos para gobernar de personas ajenas al gabinete por teléfono

El presidente de EU suele sostener conversaciones telefónicas con personas externas al gobierno para discutir sus decisiones y obtener opiniones, entre ellos multimillonarios y figuras deportivas.
Trump  El presidente de EU a veces llama para pedir consejo y otras sólo quiere desahogarse, según fuentes de CNN.  (Foto: EFE)
Jeremy Diamond
WASHINGTON, EU (CNN) -

Casi todos los días de su presidencia, el presidente Donald Trump ha tomado el teléfono y se ha dirigido a una red de aproximadamente 24 compañeros multimillonarios, figuras deportivas y asesores informales externos a la Casa Blanca.

Trump ha tenido muchas dificultades para aplicar sus décadas de experiencia en bienes raíces y entretenimiento para gobernar en sus primeros 100 días en el cargo. Sin embargo, no tiene ningún problema en mantener el mismo tipo de línea de comunicación de la que dependió durante sus décadas en los negocios y durante su poco convencional campaña. El mismo método es parte fundamental de cómo está dirigiendo el país, de acuerdo con una media docena de amigos y asesores familiarizados con dichas llamadas.

La red de personas externas con las que Trump habla regularmente, ha servido como clave para el trato que cada presidente recibe en un momento u otro en la Casa Blanca, un efecto magnificado para Trump, quien asumió el cargo con pocos amigos en Washington después de que su campaña de críticas contra la clase dirigente terminó con una victoria inesperada.

Lee: Trump puede desatar una guerra comercial entre EU y Canadá

¿Hola?

Casi todos los días de su joven presidencia, Trump ha levantado el teléfono para buscar consejo, amistad o nueva perspectiva de parte de docenas de personas. Ha buscado a comunicadores sociales con décadas de experiencia como Tom Barrack y Phil Ruffin, a figuras deportivas ganadoras como el retirado entrenador de basquetbol de Indiana, Bobby Knight, y el entrenador de los Patriotas, Bill Bellichick, así como a asesores políticos como su exdirector de campaña, Corey Lewandowski, y Rudy Giuliani, el ex alcalde de Nueva York.

Las llamadas se producen a todas horas del día: en las tardes, en las noches y algunas veces, tan temprano como la inspiración llega a las tres o cuatro de la mañana, según una fuente que habla regularmente con Trump.

Por lo general, carecen de una agenda establecida y están marcadas por la tendencia de Trump de saltar de un tema a otro, de acuerdo con amigos y asesores familiarizados con las llamadas, uno de los cuales las describe como un “flujo de conciencia”.

Pero eso no significa que Trump quiera terminar con las manos vacías después de colgar el teléfono.

“Él recibe muchas opiniones”, dijo Ruffin, el magnate del casino que ha sido amigo de Trump durante dos décadas. “Él simplemente obtiene otras opiniones, tantos puntos de vista como puede para después tomar una decisión final sobre lo que quiere hacer”.

Recomendamos: Un Juez bloquea orden de Trump contra 'ciudades santuario'

Ruffin describió sus llamadas con Trump, como “conversaciones amistosas” que a veces giran hacia asuntos de política, aunque se negó a ofrecer detalles, indicando que las conversaciones eran confidenciales.

Otros que han hablado con Trump desde que asumió el cargo, dijeron que el presidente ha buscado su asesoría sobre cuestiones de política, pero también pide revisiones de sus últimas acciones, acumulando un banco de comentarios y de cuando en cuando críticas de su progreso como presidente y el desempeño de sus asesores en la Casa Blanca.

“Su círculo de amigos es grande, profundo y ha confiado en estas personas para darle un aporte honesto sin importar cuál sea la cuestión”, dijo una fuente cercana a Trump, quien habla con él regularmente. “La mayoría de las personas con las que habla son contemporáneos que no necesitan ni quieren nada de él”.

Rompiendo la burbuja

Es un modelo que Trump sacó de sus décadas en bienes raíces y casinos que ahora está poniendo a prueba en la Casa Blanca, donde también está sirviendo como una vía para que Trump salga de la burbuja que la presidencia puede fomentar.

“Estando en la Casa Blanca, hay un límite al acceso a la información que obtienes”, dijo la fuente. “Al presidente le gusta obtener tanta información como sea posible de tantas personas como sea posible”.

Lee: Que el dinero de el 'Chapo' pague el muro de Trump: Ted Cruz

Las llamadas también son un escape para sus frustraciones y se producen cuando los días terminan con malas noticias, entonces Trump se retira a la privacidad de su residencia en la Casa Blanca, donde a menudo está solo debido a que la primera dama, Melania Trump sigue viviendo en Nueva York.

Es a menudo cuando está solo que toma el teléfono y echa pestes por el fracaso del Congreso Republicano para aprobar la reforma de la atención de salud, o por una cobertura desfavorable en los medios de comunicación.

Cuando su fiscal general declinó investigar sobre la participación de Rusia en la campaña de 2016 en medio de la presión política de los demócratas, un desanimado Trump llamó a uno de sus amigos fuera del gobierno y dio rienda suelta a una conversación cargada de insultos, según una fuente familiarizada.

La mayoría de los presidentes buscan fuera de su círculo de asesores de la Casa Blanca para obtener opiniones externas, pero el historiador presidencial, Douglas Brinkley dijo que los presidentes anteriores generalmente dependían de ex funcionarios del gobierno y de los llamados hombres sabios para recibir consejos.

'Hombres sabios'

Trump acepta los consejos de algunos de esos hombres sabios y aun de aquellos con una racha de ir contra el orden establecido, como Newt Gingrich, el expresidente de la Cámara de Representantes.

Ivanka Trump defiende a su padre de acusaciones de misoginia

The New York Times informó este sábado que Trump cuenta con al menos 20 confidentes.

A diferencia del pequeño grupo de amigos que Trump telefonea con frecuencia, Gingrich dijo que su relación con Trump no es una “relación social de plática frívola”, sino más políticamente orientada, dijo Gingrich.

“Creo que intenta sortear lo que él considera como una amplia gama de fuentes”, dijo Gingrich, quien habla con Trump de cuando en cuando: “A final de cuentas terminas siendo alguien que recopila información de una increíble variedad de fuentes, alguien que forma opiniones instintivas sobre lo que todo ello significa y luego se encuentra tomando decisiones”, declaró Gingrich.

El actual presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, también ha comenzado a recibir llamadas del presidente. Una fuente familiarizada con las llamadas dijo que se han suscitado tanto por las noches, como temprano en las mañanas, durante el entrenamiento de Ryan en el gimnasio.

Pero Trump se apega en gran medida al consejo de sus amigos de siempre y de sus asesores externos. Eso a veces puede ser una fuerza que alimenta algunos de sus peores impulsos, ya sea reafirmando sus ataques a los medios de comunicación o compartiendo anécdotas personales que Trump luego aprovecha como evidencia para apoyar sus opiniones políticas y a veces sus opiniones más infundadas.

Recomendamos: El peso cae a menor nivel en casi un mes por Trump y crudo

Durante la campaña, Trump a menudo permitió que sus conversaciones con amigos y socios de negocios intervinieran en su discurso electoral. Un amigo ya no podía costear los tractores de Caterpillar y se había visto obligado a recurrir al competidor japonés de la manufactura estadounidense, Komatsu. Otro amigo le dijo a Trump que había dejado de ir a Francia después de una serie de recientes ataques terroristas, al declarar: “Francia ya no es Francia”.

Días después de asumir la presidencia, Trump contó una historia sobre actividades potencialmente ilegales en una sede electoral el día de la elección como evidencia de su desacreditado reclamo de que millones de votos ilegales fueron emitidos en las elecciones de 2016.

Ahora, esas llamadas están formando la política.

Al firmar acciones ejecutivas en febrero para revertir las regulaciones de reforma financiera promulgadas bajo la Ley Dodd-Frank, Trump citó la difícil situación de otros empresarios millonarios y multimillonarios.

“Esperamos recortar la ley Dodd-Frank porque tengo amigos que poseen buenos negocios y no es que no puedan pedir dinero prestado, simplemente no pueden conseguir dinero porque los bancos no dejarán que tomen prestado debido a las reglas y regulaciones de la ley”, dijo Trump, contradiciendo datos públicos que muestran que los préstamos bancarios han estado en constante aumento desde que la ley entró en vigor en 2010.

Lee: El muro será después, Trump cede ante el Congreso

'Todo... es estratégico'

La Casa Blanca ha mantenido el contacto de Trump con amigos y asesores informales como una manera para que el presidente obtenga un rango y diversidad de opiniones y, en última instancia, como un activo.

“Todo lo que hace es estratégico, especialmente sus relaciones y comunicación constante con una vasta red de individuos”, dijo la portavoz de Trump, Hope Hicks, en un correo electrónico.

Trump también ha mostrado su deseo de acumular información en público, aunque de fuentes selectivas, al convertir sus mítines de campaña en oportunidades de votación pública y preguntando a los invitados de eventos a los que asiste opiniones sobre sus decisiones de contratación.

“Eso hace que la gente se sienta como parte de su proceso de toma de decisiones y en segundo lugar, le da información que no podría obtener de otros”, dijo Chris Ruddy, fundador y CEO del sitio de noticias conservador Newsmax, quien se reunió con Trump en la Oficina Oval la semana pasada y ha hablado con él varias veces en las últimas semanas en el club Mar-a-Lago de Trump, donde Ruddy es miembro.

El hábito de Trump de tomar el teléfono también puede ser una forma de ganarle buena voluntad. Trump a veces llama a personas que nunca ha conocido, pero que ha visto hablar favorablemente en la televisión para “felicitarlos por hacer un gran trabajo”, dijo una fuente cercana a Trump.

Recomendamos: Trump llega a 100 días y busca evadir un daño político serio

Las llamadas también son simplemente para mantenerse en contacto, dijo un cercano asesor de Trump.

“Es un ser humano y estas personas no son personas a las que necesariamente está pidiendo consejo o entrada, son sus amigos”, dijo uno de sus más antiguos consejeros.

Chris Christie, gobernador de Nueva Jersey y uno de los principales colaboradores de la campaña de Trump, quien ha sido su amigo durante casi dos décadas, dijo a The New York Times que, aunque Trump a menudo pide consejo, a veces “no hablan de negocios en absoluto”.

“A veces discute sobre deportes o sobre algún programa que vio en la televisión, una película o lo que sea, incluso me pregunta sobre mi esposa Mary Pat y los niños”, dijo Christie.

Un ex funcionario de la campaña también describió las llamadas en términos sociales: “Uno va por una cerveza con amigos, él se pone al teléfono con un montón de gente”.

Ahora ve
Así es Oled TV W, la pantalla con la que LG quiere seducir a los mexicanos
No te pierdas
×