Sólo dos de las 183 víctimas de Tamaulipas han sido identificadas

La PGR informó que 120 de los cuerpos hallados en fosas clandestinas están en el DF, donde se les practican pruebas periciales
Forenses
Forenses  Forenses  (Foto: )
  • A+A-
Por:
/
| Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

Sólo dos de los 183 cadáveres localizados en fosas clandestinas de San Fernando, en el estado de Tamaulipas, han sido “plenamente identificados” y entregados a sus familiares, informó este martes la procuradora general de México, Marisela Morales.

Hasta ahora, 120 de los cuerpos han sido trasladados al Distrito Federal, la capital mexicana, donde forenses realizan pruebas periciales que permitan identificarlos, un proceso que puede prolongarse durante algunas semanas, explicó la funcionaria en un mensaje a los medios.

La cifra de víctimas ascendía a 177 hasta la semana pasada, pero subió a 183 este martes.

El hallazgo con las primeras fosas se registró el 6 de abril, en el mismo municipio donde en agosto de 2010 la Marina localizó los cadáveres de 72 migrantes indocumentados —la mayoría centroamericanos— presuntamente secuestrados y asesinados por el grupo delictivo de Los Zetas.

Morales señaló durante el mensaje que las autoridades de los estados de Guanajuato, Michoacán, Tamaulipas y Tlaxcala han brindado a la PGR información sobre sus ciudadanos reportados como desaparecidos, para cotejar si alguno de ellos está entre las víctimas de San Fernando.

Gobiernos de países centroamericanos como Guatemala, Honduras y El Salvador también se han declarado atentos a los reportes de México, con la finalidad de determinar si hay alguno de sus ciudadanos entre los muertos.

Las autoridades mexicanas han detenido hasta ahora a 74 personas vinculadas con la masacre, entre las que hay 17 policías municipales acusados de encubrir a la célula de Los Zetas señalada como responsable del crimen.

“Todas (las personas detenidas) están arraigadas (…) algunas han declarado su participación directa en los crímenes”, dijo Morales.

En el mensaje, el vocero gubernamental en materia de seguridad, Alejandro Poiré, afirmó que el aumento de la vigilancia de fuerzas federales en Tamaulipas es “indispensable” para enfrentar a los grupos delictivos que operan en la entidad.

“El gobierno federal ha incrementado el despliegue de fuerzas federales, mismas que se mantendrán ahí hasta detener a todos los involucrados”, dijo Poiré.

Tras el hallazgo de las fosas, más soldados, marinos y policías federales fueron enviados para enfrentar a la delincuencia en territorio tamaulipeco, uno de los más violentos del país.

El portavoz señaló que el gobierno federal dará a Tamaulipas 200 millones de pesos en 2011 para tareas de seguridad, al tiempo que llamó a las autoridades de todos los niveles a combatir al crimen.

Ahora ve