Policías federales detienen al coordinador de la masacre en San Fernando

Édgar Huerta Montiel confesó el secuestro 72 migrantes que aparecieron muertos en agosto y ordenar la intercepción de camiones de pasajeros
Édgar Huerta Montiel, El Wache
Édgar Huerta Montiel El Wache  Édgar Huerta Montiel, El Wache
| Otra fuente: CNNMéxico

El presunto coordinador del secuestro y posterior homicidio de 72 migrantes centroamericanos ocurrido en agosto pasado, quedó detenido por policías federales, informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) este viernes.

Édgar Huerta Montiel, El Wache, fue arrestado el jueves en Fresnillo, Zacatecas, en el occidente del país. Es considerado lugarteniente al servicio del grupo delictivos de Los Zetas en el norte de México, principalmente Tamaulipas.

Huerta Montiel confesó que en agosto de 2010 encabezó el secuestro de dos camiones de carga en los que viajaban clandestinamente al menos 72 migrantes de origen centroamericano.

Según la declaración de El Wache, de 22 años, él asesinó al menos a 10 de los migrantes secuestrados y ordenó el secuestro de seis autobuses de pasajeros en el municipio de San Fernando, Tamaulipas. Detalló que las personas eran trasladadas a casas de seguridad en donde eran torturados para obtener información e indagar si colaboraban con el cártel del Golfo.

Los Zetas solían ser el brazo armado de ese cártel, pero desde hace unos años se enfrentan por el control de la plaza en el estado fronterizo de Tamaulipas para el tráfico de drogas a Estados Unidos.

Édgar Huerta también confesó que los cadáveres de los pasajeros secuestrados eran depositados en fosas clandestinas en el municipio de San Fernando.

En abril pasado, las autoridades federales encontraron al menos 47 fosas con por lo menos 193 cadáveres que no han sido identificados.

La SSP informó que Huerta Montiel, originario de La Huacana, Michoacán, se unió a las filas del crimen organizado en 2008, cuando operaba como informante de Los Zetas en la ciudad de Morelia para vigilar los puntos de venta y distribución de droga.

Después de trabajar en los años posteriores en los estados de Guanajuato y Veracruz, fue asignado en 2010 para realizar labores de escolta de Salvador Alfonso Martínez Escobedo, La Ardilla, quien le encomendó la tarea de revisión e intercepción de autobuses de pasajeros.

Por La Ardilla, las autoridades federales ofrecen una recompensa de hasta 15 millones de pesos por información que lleve a su captura.

En agosto de 2010, marinos encontraron en San Fernando los cadáveres de 58 hombres y 14 mujeres originarios de Brasil, Guatemala, Honduras, El Salvador y Ecuador.

Un ecuatoriano sobrevivió al atentado y declaró que un grupo de zetas interceptó el camión en el que viajaban.

Ocho meses después, comenzaron a encontrarse fosas clandestinas en el mismo municipio y tras algunas investigaciones se concluyó que los cuerpos pertenecían a pasajeros de camiones que habían sido secuestrados semanas previas.

Ahora ve
No te pierdas