La Iniciativa Mérida, ante el reto de replantearse o 'morir': analistas

A cinco años de que fue creada, México necesita no solo recursos, sino más compromiso de EU para combatir el crimen, según académicos
Poiré en Washington por 'Iniciativa Mérida'
Autor: Lizbeth Padilla Fajardo | Otra fuente: CNNMéxico

La Iniciativa Mérida llega a su quinto año con la tarea de analizar si este instrumento, firmado con Estados Unidos para combatir el narcotráfico, debe replantearse o morir, pues el actual esquema ha dado “ventajas escasas” que no son percibidas por los mexicanos, según especialistas consultados.

Este plan de cooperación bilateral inició en junio de 2008, durante los gobiernos de Felipe Calderón (2006-2012) y George W. Bush (2005-2009), a través del cual EU apoyaría a México en labores de seguridad, entre ellas la profesionalización de la policía, reforzar la estructura tecnológica y la seguridad de la frontera. Desde entonces el gobierno estadounidense ha entregado equipo y recursos económicos por 1,100 millones de dólares.

Para este 2013, el Congreso de EU aprobó destinar a México 282 millones de dólares como parte de la Iniciativa Mérida.

Pero el reto, es pedir a Estados Unidos mayor reciprocidad y mejor coordinación para “lograr algunos resultados más positivos y que sean visibles para la población”, explica a CNNMéxico Guadalupe González, académica del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE). Esto solo se logrará si el gobierno de Barack Obama refuerza las acciones de seguridad en su territorio, como es el control de armas, explica.

“Necesariamente (la iniciativa) va a requerir una revisión, más que el que se termine”, dijo, pues la cooperación entre Estados Unidos y México es indispensable para tener un impacto positivo en el control del crimen organizado en la región.

Para Estados Unidos, la Iniciativa Mérida sí ha tenido logros, como el llevar ante la justicia a más líderes de organizaciones delictivas, y la disminución de muertes por año a causa de la violencia relacionada con las drogas entre 2011 y 2012. Sin embargo, esto ha provocado que surjan "organizaciones divididas más pequeñas que han intentado consolidar su poder a través de la violencia”, según el Reporte sobre la Estrategia Internacional para el Control de Narcóticos 2013 del departamento de Estado de Estados Unidos. 

“Habría que preguntarse ¿se necesita la Iniciativa Mérida o es preferible buscar otro instrumento que genere mayores beneficios a México?”, dice Gustavo López Montiel, investigador del Tecnológico de Monterrey. 

Para el académico, la Iniciativa Mérida nació bajo “una mala perspectiva” en un momento en que el presidente Calderón “buscó tener cierto espacio de legitimidad en la lucha contra el narcotráfico”.

En 2008, Calderón reconoció que el número de secuestros en el país era “alarmante, inaceptable e indignante”. Ese año se registraron 907 secuestros, casi el doble que en 2007 cuando hubo 438, según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP). El 15 de septiembre de ese año, el grupo delictivo de La Familia, lanzó granadas en la plaza cívica durante la celebración del Grito de Independencia en la ciudad de Morelia, Michoacán.

Según López Montiel, las ventajas que ha traído este instrumento son escasas, a pesar de que hubo una colaboración más estrecha para que agentes de Estados Unidos actuaran en México de manera más libre.

La transferencia a México de equipos usados o descontinuados solo ayudaba a “parchar hoyos pero no necesariamente a fortalecer una estrategia de antemano construida”, dice el investigador del Tec de Monterrey.

Un reporte de la embajada de EU enlista que en 2011 ese país entregó el equivalente a 500 millones de dólares en equipo a México lo que incluía: tres helicópteros Blackhawk UH-60M con un valor 110 millones de dólares; cuatro aviones CASA 235, valorados en 50 millones de dólares; tres Sistemas Integrados de Identificación Balística (Integrated Ballistics Identification Systems, IBIS) a la PGR con un valor de 2.1 millones de dólares, entre otros equipos. 

En abril pasado, el titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong dijo que los recursos que EU entregue a partir de este año a través de la Iniciativa Mérida se utilizarán para la prevención contra el consumo de drogas, como parte de la nueva etapa de este instrumento de colaboración. 

Otro cambio anunciado por el titular de la Segob es que ahora será esa dependencia la que definirá prioridades y hará las solicitudes a Estados Unidos a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Esto “genera mayor coordinación”, dice la académica del CIDE, pero la política de “ventanilla única” puede crear cuellos de botella “si todo se concentra en una sola dependencia se centraliza demasiado y eso hace difícil el poder muchas veces reaccionar de manera rápida”.

¿Qué le falta a la Iniciativa? 

La Iniciativa Mérida debe tener un enfoque regional y no ser una estrategia entre Estados Unidos y México, solo así, dice Guadalupe González, se logrará “la consolidación de instituciones de procuración de justicia, de inteligencia y de control policíaco en los países centroamericanos”

El apoyo económico para esta región no ha sido suficiente, explica la académica. El gobierno de EU aprobó para este año 100 millones de dólares para Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, cinco millones para Haití y cinco millones para República Dominicana. 

Para el académico del Tecnológico de Monterrey, es difícil que esto suceda, ya que Estados Unidos "ya no tiene interés en este esquema regional", pues sus objetivos geopolíticos cambiaron; ahora el tema prioritario es mantener su frontera segura con México, por lo que, según López Montiel, tampoco nuestro país recibirá más atención en el tema de la Iniciativa Mérida.

Por ello se debe pensar si México sigue ganando con la Iniciativa Mérida o no ofrece ningún beneficio mayor al de tener un acuerdo bilateral en materia de seguridad, expone el académico.

Ahora ve
Cinco consejos para viajar aunque no tengas mucho dinero
No te pierdas
×