Los profesores de la CNTE exigen una evaluación sin castigos

Los docentes consideran "punitivo" que se aplique la misma prueba a todo el magisterio y que de ella dependa la permanencia en el cargo
Inicia ciclo escolar en México con paro magisterial
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

Los profesores inconformes con la reforma educativa dicen estar dispuestos a ser evaluados, uno de los aspectos clave de la propuesta impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto, aunque se oponen a que la evaluación implique que puedan ser sancionados con la pérdida de sus plazas.

Dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) consideran que las autoridades mexicanas buscan aplicar las mismas pruebas a todo el magisterio, lo que desde su punto de vista es “punitivo” porque no toma en cuenta los diferentes contextos regionales, económicos y sociales en los que dan clases los docentes del país.

Por ello, exigen al Congreso que modifique la iniciativa de Ley del Servicio Profesional Docente que Peña Nieto propuso este mes, para que la permanencia de un profesor en el cargo no dependa de la evaluación y esta sea diferenciada en vez de basarse en exámenes estandarizados. 

“Dentro de los esquemas de la reforma educativa se maneja la evaluación, pero una evaluación punitiva, una evaluación estandarizada y una evaluación como medición. Entonces, nosotros decimos que no estamos en contra de la evaluación. Al contrario, exigimos una evaluación pero que tenga que ser como un proceso integral”, dijo a CNNMéxico el secretario técnico de la Sección 22 de la CNTE, Gustavo Manzano Sosa. 

La Sección 22 corresponde a Oaxaca, el cuarto estado con mayor porcentaje de pobreza en el país. Otras secciones de la CNTE contrarias a la reforma educativa también pertenecen a estados pobres, como Chiapas y Guerrero, de donde miles de agremiados viajaron desde la semana pasada al Distrito Federal para protestar bloqueando accesos a sedes legislativas y algunas de las principales avenidas. 

La reforma contempla que el desempeño del magisterio sea evaluado tomando en cuenta cuando menos dos aspectos: los conocimientos de los docentes y los resultados de sus estudiantes.

“No todos los estados tienen el mismo contexto social. En Oaxaca, por ejemplo, en algunos municipios tenemos regiones muy marginadas y en extrema pobreza. Entonces, cómo podemos nosotros evaluar a un alumno que tiene una desnutrición muy avanzada (en comparación) a un alumno que vive en un contexto social muy avanzado y que tiene todos los servicios tecnológicos a su disposición”, dijo a CNNMéxico Clemente Jesús García, profesor de secundaria técnica. 

Rubén Núñez, líder de los profesores oaxaqueños, señaló entrevistado por separado que los derechos laborales de los docentes constituyen uno de los ejes de la propuesta que la CNTE busca exponer ante legisladores. Los otros dos son el concepto de educación definido en el artículo 3 de la Constitución y cómo formar y profesionalizar al magisterio. 

La iniciativa de Ley del Servicio Profesional Docente plantea que habrá evaluaciones obligatorias y periódicas. El profesor que repruebe la primera vez tendrá otras dos oportunidades para pasar, en un lapso de dos años, y si no lo hace será dado de baja. 

El gobierno envió el documento al Congreso a mediados de este mes. Aún no ha sido votado en la Cámara de Diputados por falta de acuerdos entre las fuerzas políticas. 

Los partidos de izquierda exigen que los grupos parlamentarios escuchen las demandas de la CNTE y discutan posibles modificaciones a la Ley del Servicio Profesional Docente. 

“Ellos no están en contra de la evaluación. Ellos plantean un modelo de evaluación que no sea punitivo, que tiene que abarcar todos los aspectos, que entren las autoridades, la infraestructura escolar, los materiales didácticos que utilizan, las condiciones en que los niños, las niñas, jóvenes llegan a las aulas”, dijo a CNNMéxico la diputada Socorro Ceseñas, del Partido de la Revolución Democrática (PRD). 

En contraste, el Partido Acción Nacional (PAN), segunda fuerza en ambas Cámaras del Congreso, considera que la iniciativa debe votarse en sus términos y que la CNTE no solo busca discutir puntos específicos de la legislación, sino echar abajo toda la reforma educativa. 

“Acción Nacional está listo para que la Ley del Servicio Profesional Docente sea una realidad. (…) El PAN no se ha reunido con los integrantes de la CNTE, ni piensa hacerlo, debido a que este grupo no tiene interés de resolver el problema de la educación en México y hoy en día se encuentran tomando las calles con actos delictivos”, señaló el miércoles en un comunicado el líder de los diputados panistas, Luis Alberto Villarreal.

Cuestionado al respecto, el coordinador de los diputados del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), Manlio Fabio Beltrones, ha insistido en varias ocasiones que la Ley del Servicio Profesional Docente quedará aprobada, aunque asegura que el PRI escuchará las diferentes posturas sobre el tema.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Actuemos con prudencia, con tolerancia, no crispemos más los ánimos, pero tampoco claudiquemos en lo que la sociedad y el pueblo de México están deseando, más calidad de educación, y para eso el Servicio Profesional Docente y evaluación de todos los maestros", dijo a periodistas recientemente.

La Ley del Servicio Profesional Docente es la única que falta de aprobar en el Congreso para que funcione la reforma educativa promulgada en febrero pasado. Durante esta semana, legisladores y líderes de la CNTE se han reunido al menos en tres ocasiones para discutir el asunto, sin poder llegar a acuerdos.

Ahora ve
Robert Mugabe reaparece en fotos tras aparente golpe militar en Zimbabue
No te pierdas
×