Menos apoyo social, más violencia en Ciudad Juárez

El asesinato de 10 personas en una zona rural de la ciudad muestra la vulnerabilidad de la población donde faltan programas sociales
| Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

Después de llamar la atención internacional y ser el laboratorio de un plan de rescate federal en febrero 2010 por sus niveles de violencia, Ciudad Juárez ha vivido los últimos tres años en una aparente calma, pero esto no quiere decir que los hechos violentos hayan sido desterrados de la ciudad fronteriza al norte del país.

El asesinato de 10 personas este domingo en la localidad de Loma Blanca “nos muestra lo frágil de la idea de que las cosas ya están bien del todo”, dijo a CNNMéxico la directora del Centro de Asesoría y Promoción Juvenil, Teresa Almada.

“Lo que ha venido pasando este año es que el seguimiento de estos (crímenes) —que no han cesado, solo se han espaciado— han ocurrido en estas zonas de crecimiento de la ciudad y tienen en muchos casos vocación rural”, añadió Nashieli Ramírez, coordinadora general de la organización Ririki Intervención Social, en entrevista con CNNMéxico.

El 31 de enero de 2010 la masacre de 17 jóvenes en una fiesta en la localidad de Villas del Salvárcar conmocionó al país. El entonces presidente Felipe Calderón (2006-2012) anunció semanas después la iniciativa federal Todos somos Juárez. Reconstruyamos la ciudad basada en la aplicación de programas de distintas dependencias en temas como seguridad, salud y educación con el fin de mejorar la calidad y el nivel de vida de los juarenses.

La inversión del gobierno federal en el programa fue de 5,000 millones de pesos, pero a fines de 2010, Juárez alcanzaba una cifra histórica de  3,000 asesinatos.

Sin embargo, en los últimos tres años, la baja en el número de homicidios dolosos fue disminuyendo. De 106 homicidios dolosos registrados en 2011 por cada 100,000 habitantes en Juárez, solo 32 se registraron en la primera mitad de este año, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). La Fiscalía General de Chihuahua estima la disminución en el número de homicidios dolosos en la zona norte el estado, a la que pertenece Juárez, en un 83% desde 2010.

Actualmente, la Fiscalía de Chihuahua no cuenta con la cifra de homicidios detallada en áreas rurales de Juárez (áreas como Loma Blanca, San Isidro y Guadalupe).

Reducción de programas, ¿una causa?

Tras el multihomicidio del domingo, en el que murieron una niña de siete años, otros tres menores de edad y otra mujer, Teresa Almada y Nashieli Ramírez coincidieron en que la aplicación de programas sociales y educativos en Juárez se ha reducido en los últimos años, lo cual vuelve a exponer a los jóvenes al “riesgo de vincularse a nuevas acciones de violencia”, según Almada.

“Nos preocupa que muchos de estos programas que iniciaron en 2010 hoy están teniendo marcha atrás”, dijo Almada, también profesora de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. “No está habiendo continuidad en los programas que se generaron en el ámbito social”.

En el actual ciclo escolar, que inició a mediados de agosto, las escuelas han adelantado su horario de salida casi un par de horas, según las activistas, lo cual suspende uno de los programas centrales de la iniciativa Todos somos Juárez. Algunas escuelas también suspendieron su programa de alimentación y las ofertas de talleres extracurriculares, por lo que los niños regresan más temprano a sus casas.

Para el Presupuesto de Egresos de 2013, el gobierno federal retiró los fondos para la iniciativa y los programas quedaron en manos del gobierno estatal.

Las reducciones en los programas exponen a los jóvenes a “procesos de socialización violenta” ligados a sus hogares, donde se ha debilitado el tejido social, según Almada.

Alba González, vocera de la Secretaría de Educación de Chihuahua, explicó la disminución en el horario de clases y en la cobertura de alimentación se debe a “reacomodos” en el programa de Escuelas Seguras durante la transición de su administración del Todos somos Juárez a la Secretaría de Educación Pública (SEP).

“Iniciamos el ciclo escolar sin que ninguna escuela estuviera operando como tiempo completo. Se hicieron ciertos reacomodos, hubo modificaciones”, dijo González. Sin embargo, el programa escolar sigue en pie y las 85 escuelas de tiempo completo en el Valle de Juárez deben funcionar normalmente para principios de octubre, según la vocera.

El riesgo continúa

Para Nashieli Ramírez, independientemente de los programas sociales siguen existiendo “los grandes problemas estructurales de la ciudad” que ponen en riesgo a los jóvenes, concretamente “un mundo adulto volcado al trabajo en maquiladores, en una apuesta de desarrollo económico que no tiene nada que ver con la familia”.

En tanto, el crimen organizado no parece desistir en la ciudad considerada un punto estratégico para el trasiego de drogas, armas y personas entre México y EU. La Fiscalía General de Chihuahua analiza una “venganza” como una de las hipótesis más firmes, afirmó el lunes el fiscal Jorge González.

Parte de la violencia reciente en Chihuahua fue atribuida por el gobierno federal al nuevo cártel de Juárez, cuyo presunto líder, Alberto Carrillo Fuentes, fue detenido a fines de agosto por la Policía Federal en Nayarit.

Este martes fueron hallados dos cuerpos con señales de tortura en un paraje de Ciudad Juárez, según la Fiscalía.

“La lucha por el territorio sigue, solo que ha bajado de escala”, añadió Nashieli Ramírez. “Bajar la guardia es lo peor que puede suceder… aún es pronto para ser optimistas”.

Teresa Almada aseguró que “el discurso de las autoridades ha sido demasiado triunfalista. “Si bien es cierto que han disminuido el número de asesinatos con relación a 2010, 2011 y 2009, años donde el número rebasó toda lógica, aún tenemos una tasa de homicidios superior a la de antes de 2007”, dijo.

El gobernador de Chihuahua, César Duarte (2010-2016), anunció el lunes que se mantendrá una "alerta especial" en Ciudad Juárez con el fin de evitar hechos similares mientras se esclarece el asesinato de las 10 personas, aunque aseguró que el caso "no representa un repunte en materia de violencia", según Notimex. "Estos hechos lastiman a todos los chihuahuenses", dijo Duarte.

Con información de Alejandro Salmón 

Ahora ve
No te pierdas