La delincuencia paraliza a Acapulco: escuelas y comercios cerraron sus puertas

Los enfrentamientos entre delincuentes y la policía alertaron a la población que no salió a las calles por temor a otro ataque.
Temor en el puerto  Los pobladores fueron alertados por redes sociales de la llegada de un nuevo grupo criminal a Acapulco.  (Foto: Reuters)
Por: LAURA REYES
ACAPULCO (Expansión) -

Los ataques registrados la noche del domingo en el puerto de Acapulco provocaron miedo en la población, que se reflejó en la suspensión de labores en escuelas públicas y privadas, cierre de comercios y bares.

La situación se complicó porque desde la semana pasada, a través de redes sociales, han circulado mensajes de la llegada de un supuesto nuevo grupo criminal a Acapulco, quien viene a “limpiar la plaza”. En esos mensajes se pide a la población no salir y mantenerse resguardada.

El domingo 24 de abril se dieron dos ataques a policías federales, uno de ellos en el hotel en donde se hospedan –en la zona Tradicional- y el otro en las oficinas que tienen ubicadas sobre la franja turística –zona Dorada-, lo que generó pánico en la población que estaba en la avenida y restaurantes aledaños.

El informe del comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo Ceballos, dice que esos hechos violentos fueron resultado de dos ataques directos a esa fuerza de seguridad, ambos en plena zona turística de la ciudad.

En conferencia de prensa, la noche del lunes, el mando federal explicó que aún no tienen identificado al grupo criminal o cártel de la droga responsable de esos hechos violentos hacia agentes federales, en el que murió un presunto criminal.

“Vamos a reforzar lo necesario la actividad policial de seguridad, vigilancia, militar en el puerto pero lo importante es eso que no hay una víctima mortal que lamentar (…) poco a poco iremos reforzando la presencia de los patrullajes militares y policiacos para hacer sentir esa confianza”, dijo.

Lee: Muere presunto criminal en un tiroteo en pleno centro turístico de Acapulco

Por lo que Galindo Ceballos pidió a la población “regresar a la normalidad” en sus actividades diarias, y no hacer caso de los rumores o amenazas que se han difundido.

Este lunes y martes las calles y la franja turística de Acapulco lucieron sin tráfico vehicular, y con poca presencia de la población.

Escuelas cerradas

El coordinador de los Servicios Educativos Acapulco-Coyuca de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), Alfredo Miranda Vergara, dijo a Expansión que el lunes cerraron 100 escuelas en el puerto, y este martes la cifra es similar.

Afirmó que se determinó no sancionar a los directivos y maestros que cerraron planteles escolares a causa del temor de los propios padres de familia.

La noche de este lunes fue difundido un nuevo mensaje, en el que se dieron nombres de al menos siete colegios particulares que “serán atacados”, lo que provocó que tres de ellos suspendieran clases “hasta nuevo aviso”.

En algunas de las escuelas que abrieron, los padres de familia decidieron no llevar a sus hijos.

“No sé si dejarlo, las mamás de todo un grupo se pusieron de acuerdo para no traer a los niños”, dijo Pilar Zúñiga en entrevista, mientras decidía si dejaba o no a su hijo en el colegio.

El funcionario educativo a nivel estatal, Alfredo Miranda confió que este miércoles todas las escuelas de la ciudad regresen a la normalidad.

“Estamos proyectando que este miércoles ya todo regrese a la normalidad (…) sabemos que los hechos del domingo pues alteraron la situación, no solamente en el sector educativo, sino también en el sector empresarial, vimos las calles que estaban con poca afluencia. Y esperamos a más tardar mañana (miércoles) estar trabajando al 100%”, dijo.

Lee: Asesinan a un regidor de Morena en Guerrero

El coordinador educativo de la SEG sostuvo que hay “disposición” de los supervisores educativos de regresar a clases, y aplicar protocolos especiales ante la difusión de esos mensajes falsos.

Por lo que el acuerdo tomado entre directivos, maestros y la autoridad educativa es hacer caso a la información oficial, actuar de forma “responsable” y mantener el resguardo del Ejército mexicano que se tiene en 155 de los 800 planteles que hay en Acapulco.

“Estamos conscientes que vivimos una situación complicada en el municipio, no es privativo del sector educativo y que tratemos de poco a poco regresar a la normalidad”, pidió Miranda a los padres de familia, a quienes también les pidió “tomar precauciones” pero sin mantenerse escondidos en sus casas.

Sector comercial paralizado

Los hechos violentos del domingo, que se registraron sobre la franja turística de Acapulco, no sólo ha paralizado al sector educativo público y privado, también al sector comercial.

La Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco-Servitur), sección Acapulco, exigió a los tres niveles de gobierno reforzar y replantear con urgencia las estrategias de seguridad y no minimizar esos hechos de violencia.

El presidente de Canaco-Servitur en Acapulco, Raúl Iracheta Montoya, lamentó los ataques hacía la Policía Federal y pidió a la población “no caer en psicosis” ante ese “brote de violencia”.

También aceptó que muchos de sus socios comerciantes decidieron no abrir por dos días –ayer lunes y este martes- por temor a que los ataques continúen.

“Se deben plantear nuevas estrategias para evitar estas situaciones, este brote de violencia y que llegó a su punto, no debemos de minimizarlos, debemos tomarlo en la manera de que se debe resolver la problemática de seguridad”, dijo.

Lee: Estados Unidos renueva su alerta de viajes para México, con énfasis en Guerrero

Por su parte, el presidente de la Federación Estatal de las Cámaras de Comercio de Guerrero e integrante de Canaco-Servitur, Alejandro Martínez Sidney precisó que fueron aproximadamente 3,800 comercios –de diferentes giros- los que decidieron no abrir por la condición de violencia.

En entrevista con Expansión, el líder empresarial afirmó que esos negocios se mantendrán cerrados hasta que se informe sobre nuevas acciones de seguridad.

Al menos 15 bares, ubicados sobre la costera, informaron en sus cuentas oficiales de redes sociales que se mantendrán cerrados por al menos cuatro días.

La psicosis generada tras las publicaciones de mensajes en redes sociales de supuestos grupos criminales y los ataques del pasado domingo provocaron el cierre definitivo de 1,800 comercios en distintos puntos del puerto de Acapulco.

El presidente de la Federación Estatal de las Cámaras de Comercio de Guerrero, Alejandro Martínez Sidney, afirmó que la Iniciativa Privada tiene “muchas reservas” para operar con normalidad, porque no ven una adecuada estrategia de seguridad en Acapulco.

De acuerdo con el empresario, en los últimos ocho días, periodo en el que comenzaron a circular esos mensajes y tras los ataques del domingo pasado, al menos 35,000 comercios en Acapulco decidieron abrir de manera parcial, lo que ha generado una pérdida de 200 millones de pesos.

Esa agrupación comercial precisó que según sus estadísticas, los cierres definitivos y parciales en los últimos ocho días ponen en riesgo 50,000 empleos directos en el puerto.

“Son 35,000 comercios los que decidieron hacer cierres parciales, abren de cuatro a cinco horas y cierran porque no hay condiciones, no hay seguridad y la gente no sale a la calle porque están expuestos”.

Una delincuencia dispuesta a todo

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores reconoció que los hechos del domingo representan una “alerta” para la autoridad, porque se observó una delincuencia que “está dispuesta a todo y nosotros también”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

También pidió a la población regresar a la normalidad.

“Ayúdennos a volver a la normalidad, el de ayer fue un acontecimiento lamentable pero necesitamos volver a la normalidad. El transporte (en la ciudad) funciona con normalidad (…) ayúdennos a evitar distribuir mensajes como el toque de queda”, pidió.

Ahora ve
Una neblina tóxica y gruesa cubre el cielo de Nueva Delhi
No te pierdas
×