OBD: ¿el sistema que frenará las contingencias ambientales de la CDMX?

El sistema On Board Diagnostics que se implementará en el Valle de México buscará limitar la contaminación en la región.
Verificación  Cuando el sistema detecta un problema, un código de diagnóstico se almacena en la computadora del sistema de propulsión del vehículo.  (Foto: Agencias)
  • l
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El 1 de julio entrará en vigor una Norma Emergente de Verificación Vehicular para reducir los niveles de contaminación generados por los automóviles en el Valle de México y de paso acotar la corrupción, según las autoridades.

Cómo parte de esta medida (que aún debe ser detallada), los verificentros de la región deberán contar con un lector del sistema OBD-II (On Board Diagnostics), el cual se encarga de medir las emisiones contaminantes de los autos, señaló recientemente el títular de la secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Rafael Pacciano.

"Con esta nueva norma utilizaremos la tecnología de punta que ya se utiliza en otros países, que evitará problemas de corrupción y que garantizará que solo aquellos autos que contaminen pocos puedan pasar este nuevo proceso de verificación", aseguró el pasado 10 de mayo.

¿Cómo funciona el OBD?

Es un módulo electrónico insertado en los automóviles modelos 2006 en adelante que permite diagnosticar las emisiones contaminantes a través de un código, el cual deberá ser leído por un dispositivo de exploración que estará en los verificentros de la Cuidad de México .

La Semarnat dice que la nueva tecnología para medir las emisiones no implicará grandes inversiones o reconversiones caras para los verificentros, pues solo deberán tener el software indicado y un cable para conectar a la computadora del auto, sin dar mayores detalles.

En México, los vehículos 2006 y posteriores deben contar con un OBD, de acuerdo con la NOM-047-2014 de verificación de los límites de emisión de contaminantes, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 26 de noviembre de 2014, pero que entró en vigor 60 días naturales después.

La norma establece que estos vehículos deberán realizar una rutina del OBD como parte de la prueba de emisiones y los datos relativos de emisiones serán registrados en una base de datos, mientras que los centros de verificación tuvieron un año a partir de la entrada en vigor para adoptar el uso del sistema OBD.

Lee: ¿Qué sabemos de los cambios al programa de verificación de autos en la CDMX?

Los vehículos que cuenten con esos OBD tendrán que someterse a esas nuevas pruebas para garantizar que sus emisiones están bajo la norma. Los de modelos anteriores a 2006 tendrán que subirse a un dinamómetro (proceso actual) para confirmar que sus emisiones cumplen con la norma.

Expansión buscó a la Asociación Mexicana de Verificentros para conocer su opinión al respecto sin que obtuviera una respuesta de manera inmediata.

¿Ejemplo internacional?

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En otros países, las normas de este tipo se aplican desde casi hace 20 años. En Estados Unidos todos los vehículos ligeros fabricados desde 1996 deben contar con el sistema OBD-II. Este sistema está diseñado para detectar problemas de emisiones, a partir de las recomendaciones de la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE) para estandarizar los conectores para el diagnóstico y las pruebas.

Desde el año 2000, todos los automóviles con motores de gasolina vendidos en Europa, deben tener el sistema EOBD, que cumple con los estándares de emisiones de la región. También los autos fabricados en Japón cuentan con su sistema de diagnóstico a bordo, el JOBD.

Ahora ve
La justicia internacional condena a cadena perpetua al exgeneral Ratko Mladic
No te pierdas
×