La tortura sexual contra mujeres arrestadas, en niveles 'escandalosos': Amnistía

Un informe de la organización advierte que los malos tratos y el abuso psicológico por parte de las fuerzas del orden parecen haberse convertido en parte habitual de los interrogatorios.
72 de 100 mujeres detenidas sufrieron violencia sexual: AI
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La tortura sexual ejercida por fuerzas de los tres órdenes de gobierno en contra de mujeres ha alcanzado niveles "escandalosos" en México, al grado de parecer haberse convertido en parte habitual de los interrogatorios, advierte la organización Aministía Internacional (AI).

El informe titulado "Sobrevivir a la muerte, tortura de mujeres por fuerzas armadas y policías en México”, elaborado a través de entrevistas a 100 mujeres detenidas por delitos federales, detectó que 72 de ellas sufrieron abusos sexuales durante su arresto o en las horas posteriores; en los casos más extremos, 33 fueron violadas.

Las hoy reclusas en penales federales ―prácticamente todas por delincuencia organizada― sufrieron malos tratos y abuso psicológico por parte de policías municipales, estatales o federales o miembros del Ejército y la Marina.

“Los casos de estas mujeres dibujan un cuadro absolutamente escandaloso, que refleja el nivel de tortura que sufren las mujeres en México, incluso para lo que se acostumbra en la región. La violencia sexual usada como tortura parece haberse convertido en parte habitual de los interrogatorios”, dijo la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara-Rosas.

Lee: Más de 30 organizaciones alertan de 'contrarreforma' a la Ley de tortura

“Las mujeres procedentes de entornos marginados son las más vulnerables en la denominada 'guerra contra el narcotráfico' de México. Las autoridades, normalmente más preocupadas por que se vea que están encarcelando a gente que por encontrar a los verdaderos delincuentes, suelen considerarlas objetivos fáciles", agregó Guevara-Rosas.

El reporte arroja que el 33% de las víctimas entrevistadas fueron acusadas de delincuencia organizada, 23% por delitos de narcotráfico, 22% de secuestro y 14% de posesión ilegal de armas de fuego. 82% fueron detenidas a partir de 2011.

En su investigación, AI registró todo tipo de abusos sexuales, además de palizas y descargas eléctricas durante las etapas de arresto o interrogatorio. Según el informe, solamente 66 mujeres dijeron que habían denunciado los abusos ante un juez u otra autoridad, pero sólo en 22 casos se abrió una averiguación.

Lee: 10 claves para entender el motín y fuga de cuatro internos en Barrientos

El documento refiere que, según datos de las comisiones locales y de la nacional de los derechos humanos, tan sólo en 2013 se presentaron más de 12,000 denuncias por tortura y otros malos tratos en todo el país, donde 8,943 de las posibles víctimas eran hombres y 3.618 eran mujeres.

Entre 2013 y 2014, se duplicaron las querellas por tortura presentadas ante la Procuraduría General de la República (PGR), pero sólo se ha abierto un número limitado de investigaciones: desde 1991 a la fecha, únicamente 15 procesos han tenido un fallo condenatorio.

"Los organismos encargados de hacer cumplir la ley, ministerios públicos y tribunales de México siguen sin investigar, enjuiciar y castigar la violación y otros actos graves de violencia sexual usados como forma de tortura por funcionarios públicos”, detalla el documento.

Amnistía Internacional también expuso que la Secretaría de Gobernación (Segob) negó el acceso a información e incluso impidió que la organización ingresara a un centro penitenciario federal.

Por su parte, el Ejército mexicano y la Marina rechazaron las solicitudes de Amnistía Internacional para sostener reuniones.

“Las autoridades deben adoptar medidas urgentes para abordar el problema de la violencia sexual y la tortura de mujeres y prevenirlo”, recomienda Amnistía Internacional en su estudio.

Ahora ve
Conductor atravesó la vitrina de una pizzería en París y mató a una niña
No te pierdas
×