El cierre de verificentros confronta a las autoridades federales y capitalinas

La titular del Medioambiente de la CDMX culpa a los inspectores de la Profepa del cierre de 63 centros de verificación; el procurador dice que el cierre es voluntario porque carecen de un certificado.
Sin servicio  La Profepa dice que de 67 verificentros en la CMDX 63 están cerrados.  (Foto: Fotoarte )
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) señaló este jueves que no hay razón para que 63 de los 67 verificentros no estén brindando el servicio en la Ciudad de México y espera que el servicio se regularice para el próximo lunes.

La dependencia indicó que es falso que se haya clausurado a las concesionarias que se dedican a realizar las pruebas de emisiones contaminantes, como lo afirmó la titular de la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) capitalina, Tanya Müller, este jueves en declaraciones a medios.

Guillermo Haro, titular de la Profepa, señaló que los dueños de las concesiones están cerrando voluntariamente debido a que carecen de un certificado emitido por laboratorios privados en los que indiquen que las máquinas están perfectamente calibradas para hacer la medición.

De acuerdo con Haro, el no contar con un certificado se pone en duda que las máquinas estén haciendo una buena medición desde hace 26 años, debido a que se pueden “amañar” los resultados.

Tanya Müller acusó que es culpa de la Profepa que los verificentros estén cerrados debido a que los inspectores de dicha institución desconocen el procedimiento para evaluar a las concesionarias.

“El gobierno de la ciudad, como lo informamos desde el pasado 1 de julio, está listo para verificar con el nuevo sistema de OBDII, lamentablemente hay falta de conocimiento por parte de los inspectores por Profepa acerca de la norma emergente federal", dijo en entrevista con el Grupo Fórmula.

La funcionaria capitalina aseguró que las maquinas en los verificentros están debidamente calibradas bajo el Manual de Operación de Centros de Verificación publicado en la Gaceta Oficial el 7 de agosto de 2015.

Müller destacó que la NOM establece que al no haber certificación por parte de los laboratorios, son válidos los parámetros establecidos a nivel local.

“A pesar de lo anterior, la Profepa ha decretado clausuras de algunos verificentros por no contar con una certificación de pesas, que sólo es uno de los elementos necesarios para calibrar los dinamómetros”, señaló la autoridad local en un comunicado.

Al respecto, el presidente de la Profepa señalo que es responsabilidad de las autoridades locales solicitar a los dueños de los verificentros que realice un estudio en un laboratorio cada que se renuevan las concesiones.

Haro insistió que es vital la certificación de las pesas en las líneas de verificación para garantizar que las pruebas se realicen de manera correcta y aseguró que "las clausuras en las líneas de los verificentros están correctamente fundamentadas".

El funcionario resaltó que no corresponde a la Profepa o la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) dar un listado de los laboratorios que emiten dicha certificación.

Ambas dependencias coinciden en que el servicio debe regularizarse para el 11 de julio. La Profepa recomendó que los verificentros se certifiquen en laboratorios privados y la Sedema dijo que mantendría informada a la población de los concesionarios que vayan reabriendo los establecimientos para que la verificación se lleve a cabo en tiempo.

Ahora ve
Toto Riina, un sanguinario padrino de la Cosa Nostra, muere a los 87 años
No te pierdas
×