Moreno Valle pide auditar gasolineras por presunta venta de hidrocarburo robado

El gobernador de Puebla llamó al gobierno federal para realizar acciones inmediatas que frenen las disputas por el control de tomas clandestinas en el llamado "triángulo rojo".
Robo de hidrocarburo  Los municipios de Acatzingo, Tepeaca, Quecholac, Palmar de Bravo y Acajete concentran el 80% de las "ordeñas".  (Foto: Héctor Tenorio/Cortesía)
PUEBLA (Expansión) -

El gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle acusó que en gasolineras establecidas en el estado se comercializa el hidrocarburo robado a los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), por lo que solicitó al gobierno federal realizar una auditoría.

"Creo que se tienen que hacer operativos en gasolineras porque obviamente, este combustible robado no se está vendiendo en las carreteras en tambos de 20 o 50 litros. Esto está, sin duda, desde mi punto de vista, consumiendo también en gasolineras. Entonces, habría que hacer auditorías para ver que no se venda combustible robado", dijo en entrevista con medios locales.

Durante su visita en el municipio de Acatzingo, que forma parte de las cinco ciudades que conforman el llamado "triángulo rojo", el mandatario fue cuestionado sobre los asesinatos que se han dado en las últimas semanas en esta zona, ante la disputa que existe por el control de las tomas clandestinas.

Lee: El robo de hidrocarburos en Puebla: Una bomba de tiempo en el triángulo rojo

Reconoció que Acatzingo, Tepeaca, Quecholac, Palmar de Bravo y Acajete concentran el 80% de las "ordeñas", y consideró que sería insensato pensar que las bandas vendan la gasolina únicamente en orillas de carreteras o en las comunidades, por las grandes cantidades que se manejan.

"Obviamente esto está entrando al sistema formal y ahí es donde se tiene que hacer un operativo. Es un asunto que está en otro orden de gobierno. Yo no tengo capacidad para hacer este tipo de auditorías. Le compete al gobierno federal auditar las gasolineras, al propio Pemex, hacer los cruces: cuánto compra una gasolinera, de combustible, y cuánto vende", consideró.

Moreno Valle aseguró que ha solicitado de manera formal al gobierno de Enrique Peña Nieto y a Pemex aplicar esta estrategia como una forma de combatir las mafias de "chupaductos".

Dijo que el gobierno local ha contribuido con operativos, pero han resultado insuficientes debido a que el número de tomas clandestinas crece, y aunque evitó dar mayores detalles, indicó que en las comunidades en donde cruzan los ductos, los habitantes son cómplices de los robos.

Tan solo en el último mes, han sido asesinadas nueve personas en Acatzingo que, según la Fiscalía, tenían relación con la disputa que existe entre bandas por el control que representa este negocio.

En 2005, las pérdidas que registró Pemex en Puebla por el robo a sus ductos, ascendió a mil 200 millones de pesos, de acuerdo con información obtenida vía Infomex.

De enero al 25 de mayo de este año, Puebla se colocó en el primer lugar a nivel nacional en registro de tomas clandestinas al sumar en ese periodo 616, superando a Guanajuato que registró 480 y Tamaulipas 330 en ese tiempo.

En dichos municipios que conforman el "triángulo rojo" se han registrado explosiones, balaceras y secuestro de militares, enfrentamientos que fueron más evidentes a partir de julio del 2015, luego de que fueran aprehendidos dos altos mandos policiacos, procesados actualmente por su presunta participación con bandas de ladrones de combustible.

Ahora ve
Este recorrido muestra la historia de la magia de Harry Potter
No te pierdas
×