La violencia arrecia en Nuevo León en el primer año de Jaime Rodríguez

Los homicidios dolosos y los robos van al alza en la entidad, donde también vuelven a registrarse persecuciones y balaceras a plena luz del día.
Expertos en temas de seguridad advierten de que la debilidad de las policías locales es un factor que fomenta el delito.
Vigilancia  Expertos en temas de seguridad advierten de que la debilidad de las policías locales es un factor que fomenta el delito.  (Foto: Fotoarte )
Félix Córdova
MONTERREY (Expansión) -

Tras su primer año de gobierno en Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, enfrenta un problema creciente: la inseguridad pública y sus efectos en el estado del norte de México.

Cifras de la procuraduría de justicia local indican que, de enero a octubre de 2016, se han registrado 568 homicidios dolosos, más de los 451 que hubo en todo 2015 y de los 490 que hubo a lo largo de 2014.

La ola de violencia, además, ha captado la atención pública debido a que entre las víctimas ha habido menores de edad, como Juan Fernando Chaires Alvarado y América de la Paz Manzanares, de cinco y siete años, respectivamente.

Ambos fueron asesinados en el ataque que un grupo armado realizó el sábado pasado en una vivienda del municipio de Santa Catarina, donde se llevaba a cabo una reunión familiar. Juan Chaires Ramírez, de 40 años, también resultó herido y murió horas después.

El vocero estatal para temas de seguridad, Aldo Fasci, dijo que el objetivo de la agresión era Miguel Moreno Chaires, conocido como el Mitos y vinculado con venta de droga en la zona metropolitana de la capital del estado, donde viven 4.6 millones de personas.

“Es un tema relacionado evidentemente con el crimen organizado”, señaló el portavoz, quien días más tarde aseguró que se trató de una venganza entre agrupaciones delictivas rivales.

Entre robos y balaceras

Otros delitos que se han disparado en Nuevo León son el robo simple y el robo de vehículos. Según las cifras de la procuraduría, que también son reportadas al Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), de este último delito se registran 3,482 denuncias en 2016. Esto supera los 3,225 casos que hubo en todo 2015 y los 2,850 que hubo en 2014.

A lo anterior se suman las persecuciones y balaceras en las calles a plena luz del día, eventos que habían dejado de ser comunes en la entidad.

De ellas se registraron al menos dos espisodios tan sólo en el mes de noviembre: uno en la colonia Anáhuac del municipio de San Nicolás y otro frente al Tecnológico de Monterrey (ITESM), en Monterrey.

En 2010, dos jóvenes alumnos de la institución murieron en un tiroteo entre fuerzas de seguridad y un grupo armado, uno de los hechos de violencia que marcaron el mandato del priista Rodrigo Medina (2009-2015).

Lee: El Tec recuerda a dos estudiantes asesinados en 2010 durante un tiroteo

Otro hecho fue el ataque al Casino Royale de Monterrey, donde un grupo delictivo prendió fuego al edificio y causó la muerte de 52 personas.

Rodríguez Calderón llegó al gobierno estatal en 2015 como candidato independiente. Asumió como gobernador el 4 de octubre de ese año con la promesa de promover el desarrollo y hacer de Nuevo León un estado seguro, donde el crimen dejara de inquietar a los ciudadanos.

Hasta ahora, sin embargo, el gobernador no sólo encara delitos en las calles, sino también en las cárceles de la entidad, donde la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha advertido que existe un problema serio por la sobrepoblación penitenciaria y la ineficiente vigilancia interna.

En lo que va del año, por ejemplo, en el penal de Topo Chico han ocurrido cinco riñas. La más grave sucedió en febrero y terminó con la muerte de 49 reos. La más reciente fue hace dos semanas y concluyó con 42 internos golpeados y dos lesionados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Lee: Exfuncionarios de Topo Chico, internos en Nayarit y Morelos

Dentro de este contexto, este viernes se anunció un relevo en el mando de la Cuarta Región Militar, que tiene sede en Nuevo León y también abarca los estados de Tamaulipas y San Luis Potosí. El nuevo comandate es el general Javier Cruz Rivas, quien tiene 46 años de trayectoria.

Ahora ve
Terrorismo en Barcelona une en condolencias al mundo deportivo
No te pierdas
×