Morena denuncia por corrupción a Miguel Alonso Reyes, exgobernador de Zacatecas

El exmandatario estatal, actualmente director del Fonatur, es acusado por la excandidata a alcaldesa de la capital por el presunto desvío de más de 1,300 millones de pesos de recursos públicos.
Señalado  El priista está denunciado por ejercicio ilícito del servicio público, peculado, enriquecimiento ilícito y delincuencia organizada.  (Foto: Fotoarte )
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La excandidata de Morena a la alcaldía de Zacatecas, María Soledad Luévano, denunció penalmente al exgobernador de la entidad, Miguel Alonso Reyes, recientemente designado como director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), por supuestos actos de corrupción que sumarían más de 1,300 millones de pesos, mismos que el exmandatario rechaza.

Luévano presentó un primer recurso el pasado 6 de diciembre por el presunto desvío de 307.4 millones de pesos de recursos públicos durante la administración del priista (2010-2016), en tanto que este martes 20 del mismo mes regresó a la Procuraduría General de la República (PGR) para acusar al funcionario de desviar más de 1,000 millones de pesos en gastos de Comunicación Social.

"El silencio informativo se compraba a costillas del pueblo de Zacatecas (...) (los recursos) fueron desviados de programas gubernamentales y que se usaron para promover la imagen de Miguel Alonso en los medios de comunicación", manifestó a través de un comunicado.

La exabanderada indicó que presentó ante las autoridades 123 fojas de pruebas como facturas y convenios que supuestamente acreditan que el dinero se destinó a administrar "miles de perfiles falsos en redes sociales, mandar miles de mensajes de texto en campañas electorales y entregarle contratos de publicidad millonarios" a quienes la excandidata ubica como "amigos" del exmandatario. El presupuesto oficial para el rubro de Comunicación Social era de sólo 19 millones de pesos anuales, dijo Luévano, al contrastar que según sus hallazgos el gasto real fue de 1 millón de pesos diarios.

"Están buscando a Javier Duarte en todo el país. Aquí, en la direción de Fonatur, tenemos un delincuente del mismo tamaño", señaló tras entregar el recurso en la Ciudad de México.

La denuncia, interpuesta por los delitos de abuso de autoridad, peculado, tráfico de influencias y negociaciones ilícitas, también implica al exsecretario de Finanzas, Fernando Soto Acosta; al excoordinador de Comunicación Social, José Soto Landeros; al exjefe de la Oficina del gobernador, Rafael Sescosse, y al exdirector de Imagen Institucional, Alejandro Reyes Smith.

El documento señala que, sin que mediara licitación, las empresas Solution Integration Consulting Group recibió 9 millones 280,000 pesos por crear y administrar perfiles falsos en redes sociales, y Nyanark obtuvo 4 millones 060,000 para enviar miles de mensajes de texto durante las campañas electorales. En tanto, el exdiputado federal del PRI Adolfo Bonilla fue pagado un total de 115 millones de pesos en contratos publicitarios para sus empresas radiofónicas, de acuerdo con la denuncia, y el diputado local del PRI Javier Torres recibió más de 133 millones por la realización y difusión de contenidos publicitarios.

El exsecretario de Finanzas de la entidad en el último tramo de la pasada gestión, Guillermo Huizar, respondió a estas acusaciones que la denuncia plantea una suma errónea de recursos, y aseveró que los elementos están puestos para que Alonso Reyes o cualquier exfuncionario comparezcan ante las instancias de justicia.

"La señora hace una suma de sueldos y materiales y suministros, es la suma del gasto corriente (...) Al hablar de más de 1,000 millones, en un gasto por los seis años, para las 46 dependencias del gobierno local, da en promedio 500,000 pesos al mes, es una cifra razonable de gasto", dijo según reportó Reforma.

En la denuncia del 6 de diciembre, Luévano —quien compitió en la elección del pasado 5 de junio— acusó que los otros desvíos por más de 300 millones de pesos se llevaron a cabo a través de al menos 24 empresas fantasma, así como de adjudicaciones directas de las secretarías de Infraestructura y de Finanzas. Las empresas favorecidas fueron contratadas para construir caminos, de los cuales —de acuerdo con la acusación— no existe evidencia.

La excandidata señaló que Alonso Reyes utilizó el mismo modus operandi de triangulación y lavado de dinero que el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte —acusado de corrupción y actualmente prófugo—, según una investigación de la organización Soledad Ciudadana, que ella encabeza.

Esta primera denuncia penal es por ejercicio ilícito del servicio público, abuso de autoridad, uso ilícito de atribuciones y facultades, concusión, peculado, enriquecimiento ilícito y delincuencia organizada, dijo la exaspirante tras entregar el documento en las oficinas de la PGR en la Ciudad de México.

La representante de Morena pidió al gobierno federal separar del cargo al priista, para que enfrente las acusaciones en su contra, y adelantó que próximamente ampliará los señalamientos contra el exmandatario.

En septiembre, Alonso Reyes fue relevado en el gobierno por su compañero de partido Alejandro Tello, y en noviembre llegó al Fonatur. El exgobernador rechazó estas acusaciones y las vinculó con un "ataque político".

El exmandatario negó el miércoles 7 de diciembre que estos recursos hubieran sido ejercidos con irregularidades o a través de "empresas fantasma", y dijo que la acusación busca aprovechar una "predisposición" a señalar presuntos actos indebidos de parte de gobernantes.

"Todas y cada una de las obras fueron realizadas", aseguró a Radio Fórmula, y añadió que la mayoría de éstas tuvieron que ver con revestimientos y caminos rurales que con el tiempo terminan dañados por las lluvias.

Alonso Reyes afirmó que no se separará del cargo.

"Hay una confianza depositada por el presidente en un servidor (...) El que nada debe, nada teme", enfatizó.

Ahora ve
Científicos hallan en Portugal un raro tiburón calificado como ‘fósil viviente’
No te pierdas
×