México y EU deberán negociar más allá de temas comerciales: exembajadores

El gobierno mexicano tiene cartas valiosas que debe jugar de sentarse a negociar con Donald Trump, consideran los exdiplomáticos James Jones y Jesús Reyes-Heroles.
Alianza  Los exembajadores para México y Estados Unidos , James Jones y Jesús Reyes-Heroles se alían para ofrecer servicios a empresas de ambos países, frente al nuevo panorama de la relación binacional.  (Foto: Jesús Almazán)
MARIEL IBARRA Y VERÓNICA GARCÍA DE LEÓN
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La relación bilateral entre México y Estados Unidos implica más que solo temas comerciales, es compleja y estratégica para ambos, por lo que de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América de Norte (TLCAN), México debe actuar con la fuerza y confianza de que hay cosas también en juego para su vecino, coincidieron exembajadores.

A horas de que Donald Trump pusiera su mano sobre la Biblia y juramentara como el presidente 45 de Estados Unidos, el exembajador de México ante Estados Unidos, Jesús Reyes Heroles, señaló que si bien la relación entre ambas naciones hoy es compleja por la incertidumbre de las acciones del próximo presidente, las autoridades mexicanas deben estar atentas a las oportunidades que se pueden abrir para aprovecharlas.

“Con los cambios paradigmáticos que ha anunciado Donald Trump, lo que aumentó fue la incertidumbre sobre lo que realmente va a proponer ya no Trump candidato sino Trump presidente. Hay incertidumbre sobre cuál será el cronograma, el calendario y la proyección de las acciones por venir.

Pero no todo es negativo, aunque sí hay riesgos. "Hay que ver cómo protegernos, pero también hay nuevas oportunidades que hay que identificar”, señaló el exdirector de Pemex, en entrevista con Expansión.

Lee: México puede aprovechar la oportunidad de renegociar el TLCAN

Sentado en un salón del Club de Industriales, el exembajador de Estados Unidos en México, James Jones, sugirió tomar en cuenta que la visón de Trump no es monolítica en los Estados Unidos ni para los legisladores, la opinión pública ni para los empresarios, que jugarán un papel muy importante en la negociaciones.

“La relación entre ambos países va más allá, es una relación comercial muy importante”, señaló Jones, quien fue embajador durante la administración de Bill Clinton y hoy es presidente de la consultora ManattJones Global Strategies, con sede en Washington D.C.

En este contexto, los exembajadores dieron a conocer la alianza entre sus empresas, para atender las necesidades de empresas estadounidenses y mexicanas con operaciones en ambos países. "Nuestros clientes necesitarán más de nuestras capacidades", enfatizó Reyes-Heroles, presidente de StructurA, firma de consultoría económica, política y de comunicación.

Michael Camuñez, CEO de ManattJoness recomendó a las autoridades mexicanas esperar y no 'morder el anzuelo' ante el discurso de Donald Trump, mucho menos de lo que expresa por Twitter. “Sus declaraciones están diseñadas para provocar reacción. Hay que tomarlo en serio pero no hay que sobre reaccionar”, dijo.

Lo que sí urge hacer al gobierno mexicano es acercarse más a la sociedad civil y al sector privado por ser sus principales aliados.

Lee: 5 claves que México debe considerar para negociar con Donald Trump

Seguridad, la carta de México

En la relación bilateral, México juega un rol importantísimo en la seguridad de los 3,000 kilómetros de frontera que comparte con Estados Unidos y ésta es una de las cartas que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto debe poner sobre la mesa en las posibles negociaciones con el gobierno de Donald Trump.

“Estamos viviendo una época muy importante donde hay amenazas muy serias de terrorismo y México juega un papel muy importante en la protección de la frontera”, subrayó Camuñez.

El experto en seguridad, Alejandro Hope —parte del grupo de especialistas de StructurA— dijo que temas como la regulación de flujos migratorios y el trafico ilícito de armas, personas, drogas y dinero, serán los temas que obligadamente se deben llevar a las negociaciones del TLCAN.

“La negociación no será estrictamente comercial y sería suicida para el gobierno mexicano si solo lo centrara en eso, va a llegar con muchos otros temas como combate al narcotráfico y al crimen organizado internacional y esto no es posible sin tener un mínimo de cooperación binacional”, subraya Hope. “Si hay algunas finchas de cambio que trae el gobierno de México, la relación puede ser más o menos fluida”.

Lee: Dreamers: el reto de quedarse en EU o empezar de nuevo

Cartas comerciales

Michael Camuñez consideró que aún en el ámbito comercial, México tiene muchas cartas para jugar, y enfatizó que la relación bilateral es totalmente distinta a la que Estados Unidos lleva con cualquier otro socio comercial, excepto Canadá.

“Nosotros no solo vendemos cosas uno a otro, nosotros fabricamos juntos; es una relación de coproducción. Por ejemplo, el éxito del sector automotriz en Detroit, depende mucho de la capacidad de colaborar y coproducir con México y Canadá, importamos componentes importantes de ambos países. Es decir, un vehículo ya no es estadounidense, mexicano o canadiense, es un vehículo norteamericano. Esa es la verdad”, expresó.

Lee: ¿Qué esperar del TLCAN con Donald Trump?

En todo caso, considera que si Estados Unidos quisiera poner impuestos o sanciones a las empresas que produzcan en México, aquí también se podrían responder de alguna manera dolorosa para Estados Unidos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“La secretaría de Economía sabe muy bien donde poner el dedo para causar un poco de dolor. Eso refleja que no estamos hablando de dos países cualquiera, estamos hablando de socios estratégicos que dependen el uno de otro”, señala el director CEO de ManattJones.

OPINIÓN: Donald Trump, por favor atácame en Twitter

Ahora ve
La renuncia de Raúl Cervantes provoca lo mismo celebración que escepticismo
No te pierdas
×