Los rezagos en la Fepade arriesgan la legalidad de las elecciones: Auditoría

La revisión a la Fiscalía señala una baja efectividad que pone en peligro el abatimiento de la impunidad; la PGR pide mayor personal y recursos para encarar los comicios presidenciales de 2018.
Voto libre y secreto  La Auditoría señaló indicadores sobre la falta de efectividad para combatir los delitos electorales.  (Foto: iStock by Getty Images)
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade) enfrenta rezagos que ponen en riesgo la legalidad de los comicios y la consecución del objetivo de abatir la impunidad, advirtió la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

La revisión al desempeño de este órgano de la Procuraduría General de la República (PGR) señaló que los resultados obtenidos en 2015 por la Fepade “reflejaron una baja efectividad en la determinación de averiguaciones previas con ejercicio de la acción penal”, lo cual refleja deficiencias en los procesos de investigación y persecución de los delitos electorales.

“Lo anterior denota la persistencia de deficiencias en los procesos de prevención, investigación y persecución de los delitos electorales que, en consecuencia, ponen en riesgo la legalidad de los comicios (...) Se pone en riesgo la atención de asuntos en el marco del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio y el ejercicio del sufragio libre, secreto y directo”, indica el dictamen de la ASF, parte del Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2015.

Para ilustrar estas conclusiones, la ASF mencionó que en dicho año, se iniciaron 2,685 actas circunstanciadas de investigación de los delitos electorales, de las cuales una mayoría de 98.3% (2,639) se encontraba en trámite, y apenas un 1.7% (46) se despachó mediante su envío a archivo o su elevación a nivel de averiguación previa. Hasta diciembre de 2015, había 3,540 averiguaciones previas en trámite de determinación, incluyendo expedientes de años previos.

El retraso en el despacho de las denuncias también fue tomado en cuenta: la Fepade tardó, en promedio, 519 días en integrar una averiguación previa; esto es 319 más que los 200 días previstos en el Programa Nacional de Procuración de Justicia 2013-2018.

Lee: Balazos, ataques y 'hackeo', entre los hechos que enturbiaron las elecciones

La auditoría practicada a la Fepade coincidió con la realización de las elecciones federales y estatales en nueve estados para renovar en total de más de 2,000 cargos y renovar la Cámara de Diputados. En dicho contexto, la Fepade puso en marcha un programa de blindaje, con acciones de capacitación, difusión en materia de delitos electorales y atención ciudadana, que fue evaluado por la ASF como “deficiente” por el incumplimiento en algunas metas y la falta de indicadores en el diseño.

“(El programa) no constituyó un instrumento para prevenir dichos delitos (electorales), ya que el diseño del programa fue deficiente al no identificar las acciones específicas para cumplir con el objetivo previsto”, afirmó la Auditoría, y añadió que la Fepade —que encabeza Santigo Nieto Castillo desde febrero de 2015— manifestó que a partir de esta revisión preparará un proyecto mejorado de acciones de blindaje electoral.

Insuficiencias

La Fiscalía indicó, en respuesta, que estas insuficiencias se dan como consecuencia de los escasos Ministerios Públicos de la Federación y policías para la atención y resolución de carpetas de investigación, por lo que consideró que es necesario incrementar el personal y recursos destinados a la procuración de justicia penal electoral, al calcular que le tomaría entre 8 y 10 años abatir el rezago. Esto, en especial de cara a las elecciones federales del próximo año.

“La Fepade requiere de un presupuesto adicional para afrontar los procesos electorales de 2017 y en particular la elección presidencial de 2018 y poder contribuir de una manera eficaz y efectiva a la consolidación de la democracia en nuestro país”, indicó en un oficio incluido en el expediente.

Ahora ve
Donald Trump otorga su primer perdón presidencial… a un pavo
No te pierdas
×