La depresión, un mal silencioso pero creciente entre los mexicanos

La OMS dedica el Día Mundial de la Salud de este año a una enfermedad que en México padecen más de 10 millones de personas y cuyos efectos impactan la productividad del país.
En las mujeres mexicanas, la depresión representa la novena causa de discapacidad; en hombres es la primera.
Depresión  En las mujeres mexicanas, la depresión representa la novena causa de discapacidad; en hombres es la primera.  (Foto: iStock by Getty Images)
BIANCA CARRETTO Y LUZ ELENA MARCOS
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La depresión es una enfermedad mental que se abre paso silenciosamente entre la población mexicana, sin que el país cuente con los recursos ni los mecanismos suficientes para su prevención y tratamiento, advierten especialistas.

Este padecimiento actualmente no sólo afecta a más de 10 millones de mexicanos —8.4% de los habitantes de México—, sino que también se extiende y se ubica entre las principales causas de pérdida de calidad de vida, ausentismo laboral y disminución de la productividad.

Para generar conciencia sobre el tema, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió que este año el Día Mundial de la Salud —que se conmemora el 7 de abril— esté dedicado a este mal, que en México históricamente no ha recibido la importancia debida, dice María Elena Medina Mora, directora del Insituto Nacional de Psiquiatría.

"No siempre se da a la enfermedad mental y a la depresión, que es una de las más frecuentes, el lugar que requieren (…) Es importante decir que (la depresión) afecta a una proporción importante de la población: tenemos prevalencias en el último año de 11.4% en las mujeres y en los hombres de 8.6%”, señala en entrevista a Expansión.

Lee: Cómo identificar y combatir el estrés laboral

De 2014 a 2015, la depresión tuvo un crecimiento de 31%, al pasar de 69,594 a 91,521 nuevos casos detectados, según el Anuario de Morbilidad de la Secretaría de Salud federal. Los grupos de edad más afectados son los que van de los 25 a los 59 años y los de personas mayores a 65.

Medina Mora explica que algunos factores que fomentan esta enfermedad son la inseguridad pública, la violencia intrafamiliar, el consumo de sustancias tóxicas y el medio ambiente, así como condiciones socioeconómicas como la pobreza, la falta de oportunidades de desarrollo personal y las altas exigencias laborales.

Ante este contexto y el crecimiento de la depresión —que en el peor de los casos lleva al suicidio—, la especialista reconoce que, si bien hay una estrategia desde el gobierno federal que incluye la capacitación de especialistas, el suministro de medicamentos y la operación centros de atención, es necesario reencauzar los esfuerzos para que el país tenga un programa integral.

"Necesitamos cambiar el esquema de red de atención. Digamos que ahorita, si pensamos en la atención especializada, las personas a las que les da depresión tardan hasta 14 años en llegar a tratamiento, llegan más frecuentemente a hospitales (...) no llegan a un primer nivel de atención", dice Medina Mora, quien también subraya la necesidad de que se reconozca este padecimiento como un problema social.

Entre las propuestas que plantea están el desarrollo de redes comunitarias de ayuda, la puesta en marcha de centros de atención de primer nivel que permitan la detección y atención de casos en su fase inicial, así como la capacitación no sólo de especialistas, sino de la propia población. La experta expone que esto último permitiría a las personas detectar en sí mismas los signos de la depresión de manera oportuna.

Recomendamos: Depresión y ansiedad, otras consecuencias del cambio climático

Impacto en la productividad

En todo el mundo, la depresión afecta a más de 300 millones de personas. Y en México, es la primera causa de discapacidad en hombres y la novena en mujeres, y la responsable de 54% de los casos de ausentismo laboral, de acuerdo con la organización civil Voz Pro Salud Mental.

"Cuando hablamos de depresión, no nos referimos simplemente a 'estar triste', sino a una enfermedad real que puede llegar a ser discapacitante o terminar con la vida", refiere la ONG.

En un llamado a atender el problema, Voz Pro Salud Mental cita información de las revistas Salud Mental y The Lancet. En 2016, esta última publicación estimó que la depresión y la ansiedad no tratadas son responsables de más de 12,000 millones de días productivos perdidos al año, en 36 países, lo cual equivale a una pérdida económica de más de 925,000 millones de dólares.

Esto se debe a que un caso de depresión no tratado puede desembocar en discapacidad psicosocial, asociada con una disminución de la calidad de vida, la dificultad para que una persona se relacione socialmente y el abandono de los estudios o del empleo.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica 2007, el promedio de días de trabajo perdidos en 2006 por causa de la depresión fue de 25.1, mientras que el de días perdidos por enfermedades crónicas fue de 6.89.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.


Estos son algunos de los síntomas de la depresión.
Depresión  Estos son algunos de los síntomas de la depresión.  (Foto: Expansión, David Ortiz)

Lee: La depresión entre adolescentes aumenta y la mayoría no recibe tratamiento

Ahora ve
Trump afirma que no olvidará lo que le dijo el papa Francisco en el Vaticano
No te pierdas
×