2017 tiene el arranque de año más violento en dos décadas

Marzo fue el peor mes en cuanto a homicidios dolosos durante lo que va del sexenio, en tanto que otros delitos también registran incrementos, advierte un reporte del Observatorio Nacional Ciudadano.
México vive niveles de criminalidad crecientes desde hace una década, debido al recrudecimiento de la lucha contra el narcotráfico.
Delincuencia  México vive niveles de criminalidad crecientes desde hace una década, debido al recrudecimiento de la lucha contra el narcotráfico.  (Foto: iStock by Getty Images)
José Roberto Cisneros
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El nivel de violencia y criminalidad registrado durante el primer trimestre de 2017 fue el peor inicio de año para México por lo menos desde 1997 —desde que se tiene registro nacional de incidencia delictiva—, indica un reporte del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC).

Tan solo marzo, indicó el director de la organización, Francisco Rivas, fue el mes con más víctimas de homicidio desde que se cuenta con estos datos desglosados (2014), y el tercer peor periodo en tasa por cada 100,000 habitantes de expedientes iniciados por este delito en dos décadas —solo superado por mayo y junio de 2011.

En los primeros tres meses del año se registraron 5,775 averiguaciones previas y carpetas de investigación por homicidio doloso (intencional), solo en marzo hubo 2,256 personas asesinadas.

Lee: La inseguridad pública, principal obstáculo para el crecimiento de México

“Nos preocupa que hoy salimos a hablar —probablemente— del peor primer trimestre de la historia de México en materia de incidencia delictiva. La pregunta es ¿cuándo nos cansaremos de decir ‘este fue el peor mes’? (...) Todavía no hemos llegado al peor mes de la historia desde que tenemos registro, pero estamos acercándonos”, dijo este martes en conferencia de prensa.

Los índices de los 10 delitos de alto impacto (homicidio, secuestro, extorsión, violación y robo en distintas modalidades) incrementaron en este arranque de año respecto de 2016: 30% en homicidio doloso, 20% en secuestro, 30% extorsión, 32% robo con violencia, 47% robo a negocio y 32% robo a transeúnte, abundó Rivas.

“No podríamos más que afirmar que, evidentemente, algo no está funcionando”, indicó el especialista.

Rivas lamentó que, aunque aún no se cuenta con información oficial más reciente, el panorama posterior a este primer trimestre no es optimista.

“Si los estados no ‘cucharean’, muy probablemente abril también presentará datos extremadamente preocupantes, y mayo no empezó bien (...) Probablemente 2017 termine en niveles equivalentes a 2011, debería haber una revolución tan fuerte en los próximos meses para que pudiéramos ver resultados diferentes”, advirtió.

Lee: El robo de autos sumará una nueva víctima: tu póliza de seguro

Crisis en las entidades

El director del ONC señaló que, de acuerdo con su análisis, 40% de las entidades está en crisis; es decir, 13 estados están en las primeras cinco posiciones a nivel nacional en al menos uno de los 10 delitos de alto impacto.

Estos estados ocupan las primeras posiciones en los 10 delitos de alto impacto que considera el ONC.
Top 5  Estos estados ocupan las primeras posiciones en los 10 delitos de alto impacto que considera el ONC.  (Foto: Especial)

El experto añadió que entre estas localidades en situación preocupante hay algunas que habían sido calificadas “islas de paz” por presentar bajos niveles de violencia, otras que eran consideradas como ejemplos de reducción de la criminalidad, y otras que no consiguen mejorar sus condiciones “se haga lo que se haga”.

“Hay algo que en lo local no se está logrando hacer, que no estamos logrando impactar adecuadamente, porque ahí donde la violencia en los años pasados se encontraba localizada en aproximadamente las entidades del norte y alguna del occidente y del centro, hoy encontramos que prácticamente todo el país a excepción de tres o cuatro estados se encuentran en condiciones críticas”, comentó.

El ONC recomendó combatir la corrupción y debilitar las finanzas de los delincuentes, al considerar que la actual estrategia de seguridad no está arrojando resultados positivos, por lo que debe ser revisada a nivel nacional y desde lo local.

“Un gobernador corrupto, un fiscal corrupto, un secretario de Seguridad Pública corrupto, no solo afecta en términos de cuánto desfalco al estado y de la posibilidad de que policías ganen mejor, haya un mejor equipamiento en las corporaciones de seguridad y procuración de justicia, o incluso en hospitales, carreteras y servicios públicos, sino que abre la puerta para que los grupos criminales tomen el poder en lo local, y si no, volteemos a ver el caso Yarrington en Tamaulipas”, explicó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Desconocemos qué pasa con el dinero y bienes de las bandas y grupos de delincuencia organizada, si estos se quedan en manos de los delincuentes o se van a las bolsas de alguien que no sabemos”, añadió Rivas.

Recomendamos >> Dinero sucio: El crimen organizado genera hasta 2.2 billones de dólares

Ahora ve
La Ciudad de México recibirá la visita de Godzilla
No te pierdas
×