4 de cada 10 huachicoleros quedan en libertad por falta de pruebas

En lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto, autoridades han detenido a 1,609 presuntos ladrones de gasolina, pero solamente han logrado llevar ante un juez a 981.
Robo de combustible  La frecuencia con la que se comete este delito va en aumento. Frente a la situación, el Congreso discute reformas para endurecer las penas contra quienes incurran en él.  (Foto: Cuartoscuro)
ELVIA CRUZ
PUEBLA (Expansión) -

Aunque las autoridades federales y locales aseguran que sostienen un combate frontal contra los grupos que roban combustible de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), las propias cifras oficiales muestran que existen deficiencias en la persecución de quienes se dedican a este delito.

Estadísticas que la Procuraduría General de la República (PGR) entregó a Expansión en respuesta a una solicitud de información indican que, en lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto, en todo el país han sido detenidos 1,609 presuntos ladrones de hidrocarburos, también conocidos como huachicoleros.

De ellos, 981 fueron consignados ante un juez para enfrentar un proceso penal, mientras que los otros 628 —39% del total— quedaron en libertad por falta de pruebas para procesarlos.

Esto significa que casi cuatro de cada 10 presuntos ladrones libraron un juicio, mientras que la frecuencia con la que se comete este delito va en aumento y tiene un impacto para el erario de alrededor de 20,000 millones de pesos anuales.

De acuerdo con cifras de Pemex, en 2013 fueron localizadas 2,612 tomas clandestinas. Para 2016 el número subió a 6,873 y tan sólo en el periodo enero-febrero de este año se contabilizaron 1,647.


Libres
Libres  Las cifras oficiales muestran que existen deficiencias en la investigación para lograr imputar delitos a las personas que se dedican al robo de combustible en todo el país.  (Foto: Infografía/David Ortiz)


Frente al agravamiento de la situación, la Cámara de Diputados aprobó a finales de abril reformas a la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos, con las cuales los responsables de estas acciones podrían alcanzar penas de hasta 30 años de prisión y recibir multas de casi 2 millones de pesos.

La minuta —que también contempla sanciones para los cómplices y vendedores de combustibles robados— se encuentra en el Senado, donde los legisladores analizan incluir el tema en un eventual periodo extraordinario de sesiones en junio o julio.

Lee: ¿Quién paga por el robo de gasolina? Adivinaste... tú

Los estados con más detenidos

Las estadísticas de la PGR detallan cuántas detenciones fueron ejecutadas por sus oficinas centrales y cuántas por sus delegaciones en las entidades federativas.

Este desglose muestra que el mayor número de arrestos, 262, derivó de investigaciones a cargo de las oficinas centrales. De ese total, 185 personas fueron consignadas ante un juez.

La segunda posición en este rubro es para la delegación de la PGR en Guanajuato, donde hubo 254 detenciones, mientras el resto del top 10 lo conforman Nuevo León, con 204; Hidalgo, con 144; Estado de México, con 134; Tabasco, con 103; Veracruz, con 101; Querétaro, con 75; Puebla, con 63, y Sinaloa, con 47.

Lee: Autoridades acuerdan estrategia para reforzar el combate al robo de combustible

El caso de Puebla

En 2016, Puebla desbancó a Guanajuato como la entidad con mayor número de tomas clandestinas, cuando acumuló 1,533 sitios de ‘ordeña’ de combustible. Este año, el problema no solamente ha causado pérdidas económicas a Pemex, sino enfrentamientos armados.

Las confrontaciones se han concentrado en la zona conocida como el “triángulo rojo”, donde se ubica 80% de los hurtos estatales.

Según información que ha proporcionado la fiscalía local, esa área es disputada por los grupos de presuntos capos identificados como El Bukanas —del cártel de Los Zetas— y de El Toñín— del Cártel Jalisco Nueva Generación—. Ambos son buscados por la PGR y, de acuerdo con las autoridades, huyeron de Puebla tras la llegada escalonada de 3,000 soldados y 88 marinos.

El 3 de mayo, un grupo de presuntos huachicoleros se confrontó con militares en la localidad de Palmarito Tochapan, en el municipio de Quecholac, en un hecho que dejó un saldo de 10 muertos —entre ellos cuatro soldados—, y que ha generado controversia tanto por el presunto uso excesivo de la fuerza por parte de los efectivos del Ejército como por las posibles omisiones oficiales que han permitido la expansión de este delito.

Video: Enfrentamiento por robo de combustible en Puebla deja 10 muertos

Tras el incidente en Palmarito Tochapan, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y las autoridades estatales han prometido hacer frente a las bandas de huachicoleros y evitar que sus integrantes queden en la impunidad.

Sin embargo, en este sexenio únicamente han sido detenidos 63 presuntos ladrones de combustible y, de ellos, sólo 36 fueron consignados ante un juez. Además, según se ha constatado en recorridos, hay zonas de territorio poblano donde los vendedores de gasolina robada operan a plena luz del día y sin ser interrumpidos por la policía estatal.

El director de Pemex, José Antonio González Anaya, reconoció además, en una entrevista con la cadena Televisa el 21 de mayo, que hay empleados de la institución coludidos con las bandas de ladrones de combustible.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los datos de la PGR indican que a lo largo de este sexenio se ha detenido a 60 trabajadores de la empresa ligados con este delito. En 2013 se realizaron 16 arrestos, siete en 2014,15 en 2015 y 22 más en 2016.

Recomendamos: 'Huachicultura': una identidad relacionada al robo de gasolina en Puebla

Ahora ve
Argentina, la NASA y marinos de varios países buscan al submarino San Juan
No te pierdas
×