Oceanografía, a cargo de juez ‘rebelde’

Felipe Consuelo, quien llevó el concurso de Mexicana más allá del límite legal, decidirá su proceso; el caso de la aerolínea sensibilizó al juez, quien dio más importancia al trabajador que a lo...
felipe consuelo  (Foto: Ramón Sánchez Belmont)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El juez Felipe Consuelo Soto, que se encargará de resolver el concurso mercantil de la empresa Oceanografía, fue quien logró darle ‘alas’ a Mexicana durante su proceso más allá del límite legal.

El licenciado en Derecho por la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Aragón se hizo cargo del concurso mercantil de la aerolínea a partir de su inicio, el 10 de septiembre de 2010.

Mientras Consuelo estuvo en el proceso mantuvo con vida a Mexicana más allá del plazo de la ley a través de prórrogas, lo que fue aplaudido por los trabajadores de la compañía, pero cuestionado por los acreedores.

La ley de concursos mercantiles establecía que una empresa podía estar 180 días en proceso y autorizaba dos prórrogas si se alcanza un acuerdo con la mayoría de los acreedores. El periodo máximo era de 365 días, que Mexicana rebasó ampliamente.

Durante el proceso varios acreedores de la aerolínea inconformes le acusaron de ser parcial, mientras que los trabajadores de Mexicana lo percibían como un aliado.

Lizette Clavel, exsecretaria general de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación, contó en 2012 a la revista Expansión que el juez al principio parecía hosco, pero poco a poco mostró su confianza a los trabajadores.

Antes de Mexicana, Consuelo no había enseñado esa sensibilidad ante empresas moribundas. En sus casos de concurso mercantil predominaban las quiebras. Singer, Cremi y Banco Interestatal fueron a liquidación, y sólo Miditel fue declarada viable.

Consuelo Soto, calificado como paciente y muy tranquilo, dijo también en 2012 en entrevista para Expansión que en el caso “atípico” de la aerolínea lo impulsaron sentimientos que le despertó una gran empresa mexicana y sus trabajadores.

"Conociendo a Mexicana uno se sensibiliza y entiende la importancia que tiene una firma de este tipo, con más de 90 años de existencia. Hay cuestiones que quizá no cuentan a nivel jurídico o político pero sí en lo social", afirmó.

"Para mí, pesaron más cuestiones como los 8,000 empleos, la relevancia en el sector turístico y las empresas que dependen de la operación de la aerolínea que cuestiones legales", añadió.

En agosto de 2012, Consuelo Soto fue reubicado del Juzgado Décimo Primero de Distrito en Materia Civil en la capital del país, luego de las quejas de acreedores de alargar el proceso de Mexicana de Aviación y de parcialidad.

Al juez lo sustituyó Edith Encarnación Alarcón, quien el pasado 4 de abril declaró la quiebra de la aerolínea.

Ahora, el juez Tercero de Distrito en Materia Civil del DF se hará cargo de un nuevo caso polémico, pues decidirá si admite o no el concurso mercantil para Oceanografía, acusada de un supuesto fraude a Banamex a través de contratos apócrifos con Pemex.

En 2012, sobre el caso Mexicana dijo: "Éste es el caso más importante no sólo en mi trayectoria como juez, sino de toda mi carrera".

¿Lo superará en importancia el actual?

Artículo relacionado: Morales Gil, en la mira por Oceanografía

Ahora ve
La lista de políticos estadounidenses acusados de acoso sexual sigue creciendo
No te pierdas
×