11 millones de autos de Volkswagen con software tramposo

El grupo aparta 6,500 mde para enfrentar las primeras consecuencias de la acusación en EU; la acción de la automotriz pierde casi 20% en el cierre de este martes en la Bolsa de Fráncfort.
vwreuters22  (Foto: CNN)
FRÁNCFORT, Alemania (Reuters) -

El escándalo Volkswagen cobró este martes dimensión planetaria, cuando la firma alemana confesó haber equipado 11 millones de coches en todo el mundo con un software destinado a manipular los resultados de los controles de contaminación.

La revelación provocó un nuevo hundimiento de las acciones del líder mundial de ventas de automóviles, que perdió este martes 19.8% en la Bolsa de Fráncfort, después de haber caído 18.6% en el cierre del lunes.

El escándalo de Volkswagen arrastró también a otras compañías del sector automovilístico europeo. BMW perdió 6% y Daimler cedió 7 % en la Bolsa alemana. En París, Renault bajó 7.1% y Peugeot lo hizo en 8.8%.

"Nuevas investigaciones internas han demostrado que ese software se había instalado en otros vehículos diésel", indicó la firma, que desde el viernes lidia con las revelaciones de que había colocado el dispositivo fraudulento en coches de Estados Unidos.

"Alrededor de 11 millones de vehículos en todo el mundo fueron equipados" con ese programa informático engañoso, admitió la compañía en un comunicado.

Volkswagen anunció además haber aprovisionado 6,500 millones de euros en el tercer trimestre del año para enfrentar las primeras consecuencias del caso, lo cual la llevará a "ajustar sus metas de beneficios de 2015".

Porsche, que tiene una participación de 31.5% en Volkswagen, también revisó a la baja su objetivo de beneficio por las provisiones de VW para hacer frente al escándalo

"El objetivo de beneficio de Porsche para el año fiscal 2015 será ajustado de forma correspondiente", declaró el fabricante de deportivos.

“La embarramos”: director ejecutivo

El director ejecutivo de Volkswagen en Estados Unidos, Michael Horn, admitió que el grupo automotriz fue deshonesto en las pruebas de emisiones contaminantes.

"Nuestra compañía fue deshonesta con la EPA (Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos) y el comité de Recursos del Aire de California, con todos ustedes (...), la embarramos totalmente", afirmó Horn en un evento en Nueva York a última hora del lunes.

La espiral del escándalo

Francia, Italia y Corea del Sur anunciaron que abrirán investigaciones y revisarán los automóviles de la empresa alemana Volkswagen.

Sin afectaciones en México por ahora

El caso denunciado en Estados Unidos no ha llegado a territorio nacional, según Comunicación corporativa de Volkswagen México.

El área dijo a CNNExpansión que la automotriz no tiene reportes por ahora que indiquen afectaciones en el mercado local.

¿Qué denunció Estados Unidos?

Las autoridades estadounidenses revelaron que 482,000 vehículos de las marcas Volkswagen y Audi, fabricados entre 2009 y 2015 y vendidos en ese mercados, estaban equipados con un programa informático que detectaba automáticamente los controles de contaminación con el objetivo de falsear los resultados.

Como consecuencia del escándalo, la empresa anunció el lunes la suspensión de la comercialización en Estados Unidos de sus diésel de cuatro cilindros de las marcas VW y Audi, que representan el 23% de sus ventas en ese mercado.

¿De quién es la culpa?

El ministro de Economía de Baja Sajonia, el estado región alemán que posee el 20% de las acciones de VW, Olaf Lies, aseguró que el escándalo "no es generalizado".

"Ahora habrá que establecer quién sabía qué, quién tomó las decisiones", agregó el responsable, quien dio por descontado que rodarán cabezas en la dirección de Volkswagen.

El presidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, tendrá que rendir cuentas de la situación en una reunión de una parte del Consejo de Vigilancia prevista para este miércoles, según el diario Handelsblatt.

En principio, el viernes próximo, Volkswagen tenía previsto prolongar el mandato de Winterkorn hasta finales de 2018, pero el escándalo pone todo en duda.

El fabricante corre el riesgo de convertirse en "un paria para el gobierno y quizás también para los consumidores norteamericanos", afirma Max Waburton, analista de Bernstein, citado por Bloomberg.

Ahora ve
Donald Trump celebra el récord del Dow Jones
No te pierdas
×