La peor pesadilla de Tesla... gasolina barata

Las acciones de Tesla han caído más de un 25% en lo que va del año; Tesla está trabajando en un auto eléctrico "más barato" llamado Modelo 3.
Tesla  Tesla informó que la compañía entregó 50,850 vehículos a clientes en el 2015. /  (Foto: Reuters)
Paul R. La Monica
(Reuters) -

Elon Musk tiene problemas más grandes que los clientes "súper groseros" y la explosión de cohetes SpaceX. Las acciones de Tesla se han desplomado y también se han quemado.

Las acciones de Tesla han caído más de un 25% en lo que va del año. Alcanzó su nivel más bajo desde febrero del 2014 el miércoles.

Wall Street se ha vuelto cada vez más escéptico sobre la compañía en las últimas semanas.

Adam Hull, analista del banco de inversión europeo Berenberg, inició la cobertura sobre Tesla el miércoles con una clasificación de ventas.

Brad Erickson, analista de Pacific Crest, dijo en un informe el martes que los inversionistas deberían "evitar" las acciones de Tesla. Mencionó la preocupación sobre la lenta demanda del nuevo auto todoterreno modelo X de la compañía.

Incluso el alcista de toda la vida de Tesla, Adam Jonas de Morgan Stanley, de pronto se siente un poco menos optimista sobre la compañía de autos eléctricos. Jonas redujo su precio objetivo de 450 dólares por acción a 333 dólares el lunes.

Eso aún es 80% más alto del precio actual de las acciones de Tesla. Pero Jonas admitió que Tesla podría estar siendo afectado por la continua baja de los precios del petróleo, así como una mayor competencia en la carrera para crear un auto autónomo, o que se conduce solo.

Lee: Caída del crudo impacta la venta de autos eléctricos: Tesla

Tesla está trabajando en un auto eléctrico "más barato" llamado Modelo 3. Se espera que cueste alrededor de 35,000 dólares.

Musk ha prometido más detalles del Modelo 3 en marzo. Tesla ha dicho que podía empezar a vender el auto en el 2017, pero la mayoría de los analistas creen que es más probable que lo haga en el 2018.

La compañía aún necesita levantar su nueva gran fábrica en Nevada y ponerla en marcha para aumentar la producción de todas las baterías de iones de litio que Tesla necesita para el Modelo 3.

El Modelo 3 —el primer auto masivo del mercado de Tesla— es una gran razón por la que Musk cree que la compañía podría entregar 500,000 vehículos al año para el 2020.

Jonas ya no está convencido. Mientras los precios del petróleo se mantengan bajos, los consumidores promedio (en comparación con los ricos que pueden permitirse el lujo de comprar un Modelo S o un Modelo X y quienes, al parecer, no están comprobando los precios de la gasolina todos los días) podrían no sentirse obligados a optar por cambiarse a un auto eléctrico.

Como resultado, Jonas cree que Tesla solo podrá entregar 246,000 autos para el 2020.

"La baja demanda de vehículos eléctricos, categórica y mundialmente hablando, en un entorno en el que el petróleo está a 30 dólares nos lleva a reducir los supuestos volúmenes para el Modelo 3", escribió Jonas.

Esas son malas noticias. Las acciones de Tesla aún se cotizan a una descabellada (¿o ridícula?) valuación de más de 100 veces las estimaciones de beneficios para el 2016.

Los inversionistas han estado dispuestos en el pasado a pasar por alto este múltiplo que conduce a un impacto cada vez mayor, ya que suponían que Tesla tendría el mercado de autos eléctricos casi solo para sí mismo.

Ese ya no es el caso. En caso que haya una verdadera demanda para un auto eléctrico de menor precio, GM lo descubrirá primero. Su Bolt — el cual cuesta alrededor de 30,000 dólares— estará llegando a finales de este año.

Lee: Bolt EV, el eléctrico que pondrá nervioso a Tesla 

Tesla también enfrentará un desafío de varias empresas mucho más grandes en el mercado de la auto-conducción.

GM se ha asociado con el emprendimiento de viajes compartidos Lyft para desarrollar autos autónomos. Al parecer, Ford está trabajando con Alphabet (Google, si eres antipático) en vehículos sin conductor.

Además, no es ningún secreto que una pequeña compañía llamada Apple al parecer también está trabajando en un auto que se conduce solo. Esa es una de las razones por las que de vez en cuando siguen surgiendo los rumores de que Apple comprará a Tesla.

Tesla es una empresa muy apreciada por los fans que fueron los primeros en adoptarla. Sin embargo, podría correr el riesgo de convertirse en el Whole Foods del mundo de los autos eléctricos.

Whole Foods legitimó el mercado de comestibles orgánicos... y luego vio que similares como Wal-Mart, Costco y Kroge se apresuraron a vender productos de menor precio.

Musk tendrá la oportunidad de hacer que las acciones de Tesla se recuperen cuando la empresa reporte sus resultados del cuarto trimestre el 10 de febrero.

Tesla ya ha dicho que la compañía entregó 50,850 vehículos a clientes en el 2015. Eso estuvo por debajo de la previsión de 55,000 que Musk prometió a principios del año pasado.

Así que, Wall Street está muy ansioso por escuchar qué tiene que decir Musk sobre el 2016. Él ha indicado en el pasado que las entregas podrían aumentar un 50% anualmente durante los próximos años.

Eso significa que Tesla probablemente necesita indicar que tiene previsto entregar más de 75,000 vehículos este año con el fin de evitar que los inversionistas entren en pánico más de lo que ya están.

 

Ahora ve
Emmerson Mnangagwa será investido como el presidente de Zimbabwe
No te pierdas
×