¿Estudiar un MBA sigue siendo una buena opción?

Los posgrados no garantizan un buen empleo en la situación laboral actual, dice Ryan Holmes; el directivo de Hootsuite considera que estudiar un MBA puede ya no ser la mejor opción.
Un MBA  de dos años en una escuela establecida como Harvard o Columbia puede costar más de 300,000 dólares.  (Foto: SXC)
Ryan Holmes*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A principios de mis 20, dejé la universidad para empezar una pizzería. No fue una decisión sencilla entonces. El prospecto de ser un “desertor” era atemorizante. Pronto me acostumbré a escuchar “Estás cometiendo un error”, de mis amigos y consejeros. Pero eventualmente, seguí mi instinto y me salí de la escuela.

Hoy soy el director ejecutivo de una empresa de redes sociales con 11 millones de usuarios, incluyendo algunas de las grandes firmas del ranking Fortune 100. Tenemos más de 700 empleados en media docena de oficinas alrededor del mundo. Cada día tengo la oportunidad de trabajar con algunos de los ingenieros, diseñadores y genios de la publicidad más talentosos en el mundo de la tecnología.

¿Estaría aquí si me hubiera quedado en la universidad y hubiera estudiado una maestría? Puede ser que no.

La educación superior es más cara que nunca, pero en el ambiente laboral actual, no siempre garantiza el reembolso de la inversión. Esto aplica especialmente a la antes codiciada maestría en Administración de Negocios, MBA por sus siglas en inglés. Para los de mente más emprendedora, la MBA puede ya no ser la mejor opción. He aquí porqué:

Las maestrías en administración no tienen sentido económicamente. Muchas personas dicen que quieren un MBA por el dinero. Pero los salarios modestos para los graduados de maestría, aunados a los costos hasta el cielo de las colegiaturas significan que los que tienen el título no están experimentando el tipo de recompensas monetarias que solían tener.

Mientras los alumnos que salían de los programas líder de MBA en Estados Unidos a mediados de los 90 veían que sus salarios se triplicaban en tan solo 5 años, los graduados que salen de exactamente los mismos programas en 2008 y 2009 vieron ese aumento reducirse a la mitad.

Mientras tanto, el costo de la maestría continúa subiendo. Hoy día, un MBA de dos años en una escuela establecida como Harvard o Columbia puede costar más de 300,000 dólares (unos 4.6 millones de pesos). Eso es impactante.

Los MBA no representan la opción de contactos que solían ser

Muchas personas estudiaban un MBA por las oportunidades de hacer contactos. Pero el Internet y las redes sociales están cambiando cómo nos conectamos y –en algunos casos– ofrecen oportunidades únicas de acceder a personas influyentes y a quienes toman las decisiones de negocios. Sitios de contactos sociales profesionales como LinkedIn e incluso Facebook y Twitter están proveyendo herramientas valiosas para tomar los primeros pasos para conectarse con aliados y colegas. Toma de ejemplo la historia de Stacey Ferreira, de 19 años, quien consiguió una inversión millonaria de Richard Branson, el dueño de Virgin, con un tuit. (Ella dejó la universidad en ese momento).

También es importante notar que los programas de maestría pueden ser menos que la imagen de colegialidad: Competencias despiadadas significan que no hay garantía de que tus compañeros de clase se convertirán en colegas respetables. Y sobre los profesores, puede que no necesariamente sean los mejores contactos tampoco, puesto que muchos son grandes teóricos pero no son gente probada en los negocios.

Los MBA no son tan exclusivos o prestigiosos como antes. Las maestrías en administración solían ser algo que en verdad ayudaban a destacar. Ahora ese grupo de élite es más una multitud. En 2010, las escuelas de Estados Unidos asignaron 126,214 títulos de MBA, un incremento del 74% desde el año escolar 2000-2001. Antes de principios de los 90, tenías que estar inscrito en un programa de tiempo completo para obtener una maestría. En estos días, puedes tener una de medio tiempo o en línea de escuelas que difícilmente se conocen.

No me malinterpreten, no estoy diciendo que tener un MBA no tenga valor. Cualquier título de posgrado expande sus opciones de carrera. Pero la nueva perspectiva de los negocios –gracias en parte al Internet y a las redes sociales– concede todo tipo de nuevas oportunidades a las personas innovadoras, emprendedoras y ambiciosas, sin los títulos. Puede ser bueno ahorrarse esos dos años –y unos cientos de miles de dólares– e ir tras sus sueños ahora.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Estarás bien acompañado, desde el desertor de primer año de Harvard Bill Gates, a Richard Branson y el difunto Steve Jobs, quien desertó de Reed College tras tan sólo seis meses debido a la presión financiera que ponía sobre sus padres. Estos son casos extremos, claro, pero la noción de que el éxito en los negocios se basa en la educación superior se ha vuelto cada vez más difícil de sostener.

* Ryan Holmes es director general de Hootsuite, una plataforma de redes sociales que utilizan millones de personas, además de las empresas líder en el mundo para gestionar sus perfiles sociales. Síguelos en @invoker y @hootsuite.

Ahora ve
Nueva tecnología permite que las fotografías cobren vida
No te pierdas
×