El año electoral en EU, ¿será un buen 2016 para Wall Street?

Los años electorales no siempre dejan ganancias para la Bolsa de ese país, dice Roberto Ruarte; en las últimas 4 décadas, en 28% de los años electorales Wall Street perdió, agrega el analista.
bandera_EU  (Foto: Getty)
Roberto A. Ruarte*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Existe un consenso generalizado entre analistas y operadores, consistente en que los años electorales en Estados Unidos suelen ser buenos en rendimiento para la Bolsa estadounidense.

2016 es un año en que se elegirá el sucesor del presidente Barack Obama y las primarias, tanto republicanas como demócratas, han empezado su camino para elegir a sus candidatos; los más mediáticos parecen ser Hillary Clinton, por el lado de los demócratas, y el polémico Donald Trump, por el lado de los republicanos.

Lee: Seis preguntas que el caucus de Iowa puede responder

Como ya hemos manifestado en este espacio, la primera semana de este año electoral ha sido el peor de toda la historia de Wall Street y el mes de enero ha sido negativo con guarismos o números no vistos desde 2009 y 2008.

Ahora bien, para aquellos que sugieren que es difícil tener un mal año bursátil en periodo de elecciones, dicha opinión pierde sustento en la historia de los últimos 35 años. Si bien han existido más años buenos que malos, debemos señalar que han existido para ambas direcciones desde 1972 a 2016.

También es importante ver la relación con los meses de enero en los años eleccionarios para Estados Unidos y el Dow Jones Industrial (DJI) o el S&P500: los principales indicadores americanos.

Empezamos en 1972, cuando Richard Nixon se presenta para su reelección. Ese año en el mes de enero, el DJI (Dow Jones Industrial) subió y la Bolsa coronó un buen año y Nixon fue reelecto.

Luego de la reelección, Nixon cae en desgracia, comienzan las investigaciones por escuchas y se genera el famoso Watergate que termina con su renuncia en agosto de 1974 y allí su vicepresidente Ford termina el segundo mandato.

En 1976 surge cambio de gobernación en la administración de republicano a demócrata. En las elecciones que gana Jimmy Carter tuvimos un enero bueno y un año bueno para la Bolsa Americana.

La próxima elección en 1980 marca una nueva alternancia en el poder: la derrota de los demócratas en manos del republicano que venía de Hollywood, Ronald Reagan, y que marcara una verdadera época de oro americana. Pues bien, en ese enero la Bolsa termina con saldo positivo igual que el año.

En 1984 Reagan logra su reelección para un nuevo periodo y allí tenemos la primera excepción. De hecho, tuvimos un enero malo y un año con rendimiento negativo para la Bolsa estadounidense, cerrando un ciclo de 3 periodos eleccionarios con eneros positivos y años positivos.

En 1988 vuelve la bonanza, un mes de enero bueno en el DJI y un año bueno con la elección de Bush padre, también republicano.

En 1992 se da la alternancia en el poder, con un mes de enero ligeramente malo en el DJI la elección la gana Bill Clinton demócrata y el año termina siendo positivo.

En 1996, tanto enero como el año en sí, son positivos en la reelección de Bill Clinton en el poder, marcando una de las etapas más positivas de la Bolsa americana, mejor aún inclusive que el periodo de Ronald Reagan.

En 2000, tuvimos un enero malo en el DJI en la Bolsa estadounidense y un año malo con saldo negativo, y marcó el cambio de administración de demócrata a republicana de Clinton a George W. Bush, lo que marcará la etapa más oscura de la Bolsa estadounidense con dos caídas importantes de 2000 a 2003, y la de 2007 y 2008.

Aún así, 2004 empieza bien en enero y termina bien el año con saldo positivo para la Bolsa y Bush logra su reelección.

En 2008 tuvimos un enero malo y todo el año fue muy malo marcando el cambio de administración de republicano a demócrata: de Bush a Barack Obama.

En 2012, enero fue bueno el año bueno y tuvimos la reelección de Barack Obama.

Es decir, que en los últimos 40 años tuvimos 11 elecciones presidenciales, de las que hubo 8 años buenos en la Bolsa en 1972, 1976, 1980, 1988, 1992, 1996, 2004 y 2012. Mientras que tuvimos años malos en 1984, 2000 y 2008, o sea un total de 8 años eleccionarios buenos y 3 años eleccionarios malos.

Eso dicen las estadísticas, veremos qué nos depara este 2016 eleccionario que empezó con el primer día malo, la primera semana mala y el primer mes malo. ¿Esto pregona que será como sucedió en 2008 y 2000, o como 1992, que terminó recuperándose? Deberemos esperar 11 meses para develar el misterio.

En todo caso, no es cierto que todos los años eleccionarios la Bolsa de Estados Unidos deba subir. Ello ha ocurrido 72% de las veces en los últimos 40 años, mientras que 28% de las veces, el año eleccionario ha terminado con pérdidas en Wall Street.

*Roberto A. Ruarte es director/editor de Ruarte’s Reports y analista de Infosel.

Twitter: @roberto_ruarte

facebook.com/ruartereports

 

Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×