OPINIÓN: Un segundo 'round' que apenas pudo llevarse Hillary Clinton

Aunque las encuestas apuntan a un triunfo de la demócrata en el segundo debate presidencial, algo que no consignan las cifras es el hecho de que en las percepciones tampoco le fue tan mal a Trump.
Clinton y Trump, forzados a decir algo bueno uno del otro
Por: HORACIO VIVES SEGL

Nota del editor: Horacio Vives Segl es Licenciado en Ciencia Política por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y doctor en Ciencia Política por la Universidad de Belgrano (Argentina). Es profesor del Departamento Académico de Ciencia Política del ITAM y Miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Puedes seguirlo en Twitter, @HVivesSegl. Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad del autor.

(Expansión) — Tras el primer debate presidencial, las últimas dos semanas fueron complicadas para Donald Trump. Los más diversos sitios de pronósticos reflejaron esos movimientos. A manera de ejemplos, en Fivethirtyeight.com Hillary Clinton aventajaba ese día apenas cómodamente por 54.8% contra 45.2% a su contrincante republicano. Al día de ayer, el incremento de la ventaja de la demócrata era exponencial: 81.6% contra 18.4%, más de 63 puntos porcentuales. Otro sitio de referencia obligada, Realclearpolitics.com traía en las mismas fechas 2.4 puntos arriba a Clinton (primer debate) y 4.6 (ayer).

Dentro de las diversas variables que pueden explicar las nuevas tendencias, hay dos que son clave: que Clinton haya arrasado en el primer debate y el impacto que tuvo la aparición de un misógino video en el que Trump aseguró, palabras más, palabras menos, que “puede hacer sexualmente con las mujeres lo que le plazca”. Si bien Trump no era precisamente un conocido feminista, volvió a cruzar un nuevo límite que le costó muy caro. Se presentó entonces una nueva fisura en su base de apoyos: legisladores republicanos se desmarcaron en cascada del candidato, siendo la más relevante la de Paul Ryan, el presidente de la Cámara de Representantes.

Lee: ¿Podrá salvarse Trump de sí mismo?

Para el primer debate, Trump se confió. Calculó que su conocimiento de los medios y su “salvaje espontaneidad”, serían suficientes ante una candidata que llegaba cuestionada por sus problemas de salud y por la ausencia de un discurso que no terminaba de conectar emocionalmente con la audiencia. Pero en ausencia de un pathos poderoso, Clinton se preparó: se defendió bien y pegó los golpes necesarios para mostrarse como la convincente mujer de Estado que puede suceder a Barack Obama en enero. Así que las estrategias de cara al debate de San Luis Missouri eran claras: para Clinton, administrar la ventaja, verse fuerte y saludable y seguirse mostrando como la sólida candidata que es; para Trump, corregir la estrategia para revertir la estrepitosa caída en la que se encuentra su campaña. Así se enfrentaron anoche en el debate espléndidamente moderado por Martha Raddatz y Anderson Cooper.

Desempeño

Los temas principales del debate fueron el Obamacare, los refugiados sirios, la relación con Rusia, la guerra en Iraq, la “islamofobia”, y los dos temas favoritos con los que recíprocamente se atacan: los correos borrados por Clinton y la ausencia de las declaraciones de impuestos de Trump.

Clinton se defiende en la polémica por el mal uso de su correo electrónico

Al margen de los temas y preguntas que serían razonablemente esperados, Trump sabía que sería cuestionado por el asunto del video misógino. El republicano apenas se hizo cargo del hecho: ofreció una disculpa, dijo que se trataba de “una plática de vestidor”, y lo desestimó desviando la atención hacia “temas más importantes”, como el terrorismo extremista. Adicionalmente, Trump montó una conferencia de prensa ridícula con mujeres que supuestamente habían sido atacadas física y/o sicológicamente, por el matrimonio Clinton.

Hillary no fue lo suficientemente incisiva como para insistir en el tema de la misoginia de su contrincante, que ha sido uno de los que más indignación ha causado. Como tampoco Trump aprovechó la oportunidad para evidenciar la postura ambigua de Clinton relativa a los tratados comerciales, el libre comercio y las consecuencias en el empleo para Estados Unidos.

Clinton mantuvo una línea similar al debate pasado. Se mostró como una candidata seria y preparada, aunque ciertamente, menos convincente que en el primer debate. Trump por el contrario, tuvo algunos matices, ciertamente esquizofrénicos, pero no por ello, menos efectivos. Por un lado, habló de mejorar la calidad de vida para los latinos —una de las poblaciones a las que más ataques ha conferido— en las ciudades estadounidenses, a la vez que amenazó con iniciar una investigación, en caso de ganar la presidencia, que llevaría a Clinton a la cárcel por el asunto de los correos. En suma, algunos pases de magia, con poca sustancia, pero hablándole siempre a su base de votantes.

Trump amenaza a Clinton con procesarla por caso de correos electrónicos

Lee: ¿Quién mintió más? ¿Hillary o Donald?

Balance

Afortunadamente, el debate no se “abarató” en concentrarse en los respectivos ataques sexuales, sino que hubo cruces, polémica, toma de postura y discusión de temas de política interior y exterior. Dentro de los primeros datos sobre el ganador del debate, la encuesta de CNN da a Clinton 54% y 37% para Trump. Sin embargo, algo que no consignan las cifras es el hecho de que en las percepciones no le fue del todo mal a Trump, considerando que los días previos inclusive se había especulado con una declinación del republicano.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

En suma, Clinton mantiene la ventaja en la carrera por la Casa Blanca, pero de nueva cuenta sube el termómetro de la campaña presidencial. Pareciera que en caso de estar guardándose “armas secretas” para los debates, estarían reservándolos para Las Vegas, sede del tercer y último debate presidencial por la Casa Blanca.

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×