OPINIÓN: Saturday Night Live dio en el clavo con Trump y O'Reilly

En un solo episodio, este programa de EU hace más para recordarnos los antecedentes de machismo y fanatismo de Trump que cualquier otro de los principales medios de comunicación.
Doble interpretación  En el capítulo más reciente, Alec Baldwin protagonizó al asediado conductor de Fox News, Bill O'Reilly, y al presidente estadounidense Donald Trump.  (Foto: Tomada de YouTube/The O'Reilly Factor with Donald Trump - SNL)
Dean Obeidallah

Nota del editor: Dean Obeidallah fue abogado; conduce el programa The Dean Obeidallah Show, que se transmite diariamente por la estación estadounidense SiriusXM, además de que es columnista del sitio The Daily Beast. Síguelo en Twitter como @deanofcomedy. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — El programa de televisión estadounidense Saturday Night Live (SNL) regresó después de una pausa de tres semanas y presentó una versión cómica audaz y aguda de Bill O'Reilly y de los presuntos antecedentes de mala conducta sexual de Donald Trump con las mujeres. Pero SNL se mostró injusto en un sentido al juntar las historias de machismo de Trump y O'Reilly, porque la de Trump es mucho peor.

El programa comenzó con Alec Baldwin protagonizando a Trump en una asamblea comunitaria en Kentucky. En la parodia se resumió por qué los partidarios de Trump siguen queriéndolo aunque algunas de sus propuestas políticas les afecten directamente: "Es como si encontraras en dedo en tu comida, pero de todas formas te la comes porque les dijiste a todos que te encanta".

Sin embargo, la mejor parodia política fue cuando Baldwin regresó más adelante como el asediado conductor de Fox News, Bill O'Reilly. Y cuando me refiero a una "parodia política" no hablo de cuál parodia provocó más risa.

La comedia política tiene que medirse según su capacidad para hacer reír y también para reflexionar. La mejor parodia no suele ser la más graciosa del programa porque saca a la luz cuestiones, como el acoso sexual en este caso, que incomodan a muchas personas.

El O'Reilly de Baldwin dio en el clavo desde la voz hasta los sutiles gestos altaneros clásicos de Reilly que te dan ganas de arrojar algo al televisor. En la primera parte de la parodia nos recordaron que esta semana, Fox News pagó aproximadamente 13 millones de dólares en compensaciones para cinco mujeres. Cuatro de los pagos se hicieron para poner fin a las acusaciones de acoso sexual en contra de O'Reilly; el quinto está relacionado con acusaciones de conducta inadecuada.

Lee: Bill O'Reilly, la estrella de Fox acusada de acoso sexual

En el papel de O'Reilly, Baldwin trató de desconcertar a una reportera de nombre "Laura". Luego, oímos que O'Reilly habla con su productor: "¿Qué? ¿Laura ya no trabaja para la empresa? ¿Le dieron el cheque?".

Luego, SNL se burla de O'Reilly por la gran cantidad de patrocinadores que retiraron su publicidad del programa a consecuencia de las revelaciones de acoso sexual. Al principio, O'Reilly señaló tímidamente que no sabía por qué los patrocinadores habían dejado el programa. Luego, agradeció a las dos empresas que se quedaron: Dog Cocaine, cuya publicidad muestra a un perro inhalando cocaína, y Eliquis, un producto al que se describe como "Cialis para caballos".

Pero la mejor parte de la parodia fue cuando Trump, protagonizado también por Baldwin en una grabación previa, se presenta en el programa para una entrevista.

Primero, O'Reilly halaga a Trump, a lo que este respondió: "Me veo muy reflejado en ti, Bill". O'Reilly agradeció a Trump por haberlo defendido de las acusaciones de acoso sexual.

Hay que recordar que Trump defendió a O'Reilly cuando un reportero del diario estadounidense The New York Times le preguntó sobre las compensaciones: "Creo que no debió haber accedido a compensar; tenía que haber llegado hasta las últimas consecuencias". Luego, agregó: "No creo que Bill haya hecho nada malo".

Regresemos a la parodia de SNL. O'Reilly prosiguió preguntando cómo sabía que no había habido acoso sexual, a lo que Trump responde: "Una corazonada… una simple corazonada". Cuando O'Reilly insiste a Trump que hable de los hechos del caso, respondió: "Estoy más familiarizado con este caso que con, digamos, la atención médica". Luego, agregó: "Pero en realidad no lo analicé mucho, no".

Lee: Columnista demanda a expresidente de Fox News por acoso sexual

Esa es comedia política en su máxima expresión. Es graciosa y hace una crítica poderosa y aguda. Un Trump que desconoce los hechos defiende ciegamente a O'Reilly de las mujeres valientes que alzaron la voz para denunciar el acoso sexual.

También hay que recordar que en 2016, Trump defendió ciegamente a su viejo amigo, Roger Ailes, cuando más de 20 mujeres se atrevieron a denunciar que Ailes las había acosado sexualmente cuando dirigía Fox News.

Pero tengo que estar en desacuerdo con la parte en la que Trump le dice a O'Reilly que se ve muy reflejado en él. No me gusta diseccionar la comedia, pero Trump es mucho peor que O'Reilly en cuanto a cómo trata a las mujeres… al menos según todos los relatos que se han dado a conocer.

Lee: Megyn Kelly, presentadora que fue criticada por Trump, dejará Fox News

Hace unos días, O'Reilly publicó un comunicado en el que se leía, entre otras cosas: "Soy vulnerable a demandas de personas que quieren que les pague para evitar la publicidad negativa". O'Reilly negó implícitamente las acusaciones sin abordarlas de frente, pero no hizo comentarios directos sobre los acusadores.

Por otro lado, Trump reconoció haber agredido sexualmente a algunas mujeres en la infame cinta del programa estadounidense Access Hollywood. Luego (y podría decirse que peor aún), una vez que varias mujeres denunciaran a finales del año pasado que Trump las había agredido sexualmente, respondió avergonzando y ridiculizando públicamente a las víctimas.

De hecho, en uno de los mítines de su campaña en octubre, Trump se burló del aspecto de las mujeres: insinuó que no eran lo suficientemente atractivas como para manosearlas. Luego, las llamó "mentirosas", cosa que suscitó la aprobación de los partidarios que le aplaudían.

Una de las mujeres a las que llamó mentirosa lo está demandando por difamación.

Lee: #NoEsDeHombres, la campaña que rechaza el acoso sexual en el transporte público

Pero sin importar quién trata peor a las mujeres, SNL se mostró audaz al abordar los presuntos antecedentes de mala conducta sexual tanto de Trump como de O'Reilly.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

SNL se merece varios premios por las actuaciones más recientes. En un solo episodio, este programa hace más para recordarnos los antecedentes de machismo y fanatismo de Trump que cualquier otro de los principales medios de comunicación. Y lo más asombroso es que también nos hace reír.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
¿Irías a un restaurante en una cárcel? Esta ONG lo hace posible
No te pierdas
×