OPINIÓN: Trump le dice al planeta: "Púdrete"

Al retirarse del pacto contra el cambio climático, el presidente Donald Trump aisló a Estados Unidos del resto del mundo.
Por considerarlo injusto, Trump retira a EU del Acuerdo Climático de París
David A. Andelman

Nota del editor: David A. Andelman es miembro de la junta de colaboradores del diario estadounidense USA Today y autor del libro A Shattered Peace: Versailles 1919 and the Price We Pay Today. Fue corresponsal extranjero del New York Times y de CBS News. Síguelo en Twitter como @DavidAndelman. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — "Estados Unidos es primero" suena cada vez más a Estados Unidos va solo. De alguna forma, Donald Trump se las ha arreglado, con un solo golpe desesperado y mal estudiado, para aislar a Estados Unidos del resto del mundo.

Hace 18 meses, en el centro de conferencias de Le Bourget, a las afueras de París, quedé sorprendido con el extraordinario espectáculo que dieron los casi 200 países que llegaron a un acuerdo respecto a un aspecto esencial de la vida en nuestro planeta: la necesidad de controlar los contaminantes que están provocando el caos en nuestra atmósfera y en nuestro clima deteriorado.

De repente, ahora es Estados Unidos en contra del resto de la Tierra.

Lee: China, el ganador por la retirada de Estados Unidos del acuerdo de París

No tenía que ser así. En vez de retirarse totalmente (y de darles una bofetada a todos los líderes mundiales que firmaron el acuerdo contra el cambio climático de la COP21) pudo haberse comprometido a medias. De hecho, Trump ha lo había hecho en varias ocasiones.

Neutralizó efectivamente el Acuerdo de París a través de una serie de decretos, entre ellos el que emitió el 28 de marzo para instruir a la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos que comenzara el proceso de retirar el Plan de Energías Limpias de la era de Obama para revivir la industria del carbón estadounidense.

"Vamos, muchachos", dijo Trump sonriendo triunfante ante un grupo de mineros en la ceremonia de promulgación. "¿Saben qué es esto? ¿Saben qué dice esto? Que van a volver a trabajar".

Lee: Trump explica a Merkel y Macron, May y Trudeau su retiro del Acuerdo de París

Habría que asumir que hay muchos compradores para el carbón que estos mineros ya pueden volver a extraer. Pero según un reportaje que CNN publicó a finales de mayo, no han aumentado los empleos en la industria del carbón desde que se firmó el decreto.

Cabe señalar que el pacto contra el cambio climático no exigía la ratificación nacional formal porque no es un tratado. Tal vez ni siquiera en ese entonces habría pasado en el Senado. Pero habría sido más difícil abrogarlo unilateralmente, como hizo Trump, porque solo el Congreso tendría la facultad de retirar al país de un tratado que ya se hubiera ratificado.

De hecho, no hay penalizaciones formales para los países que violen la COP21. Aunque las hubiera, sería imposible que Estados Unidos se retirara formalmente del pacto antes de noviembre de 2019 si no se retirara también de la Convención Marco sobre el Cambio Climático, con lo que ridiculizaría no solo el cambio climático, sino todo el proceso de la ONU, lo que tristemente no es una posibilidad imposible.

Sacar a EU del Acuerdo de París es ignorante e irresponsable: Mario Molina

Tal vez podríamos sobrevivir a una OTAN hostil e incluso a un G7 incrédulo. Pero hay que tomar en cuenta las consecuencias de renegar de nuestros compromisos con la COP21. Empecemos con los boicots a los artículos estadounidenses producidos en fábricas que reniegan del cambio climático o de la imposición de aranceles a estos productos, o el rechazo de las empresas estadounidenses que quieran adquirir o asociarse con empresas extranjeras en prácticamente cualquier sector.

Habría muchos motivos para que la Organización Mundial de Comercio reestructurara sus reglamentos para asegurarse de que ninguna empresa estadounidense pueda volver a hacer negocios en el mercado mundial. A la fecha, más de 300 empresas estadounidenses se han opuesto abiertamente a dejar el Acuerdo, entre ellas Tesla de Elon Musk, quien prometió que se retiraría de todos los consejos de asesores de Trump.

Lee: Lo que perderá EU por dejar el Acuerdo de París

No es probable que esto pase inmediatamente. El nivel de los mares no empezará a elevarse incontrolablemente. Podemos arreglárnoslas con la intensidad cada vez mayor de los fenómenos climáticos. Incluso podemos respirar a través de máscaras cuando la contaminación sea demasiado intensa, como tienen que hacerlo millones de chinos.

¿Pero cuándo deberíamos empezar a preocuparnos de verdad por nuestra posición en el planeta? Unas horas antes de que Trump diera su discurso en la Casa Blanca, la Unión Europea y China anunciaron que se aliarían: "Nuestra cooperación exitosa en cuestiones como el intercambio de emisiones y las tecnologías limpias están dando frutos. Este es el momento de fortalecer aún más estos lazos para que el motor de la acción climática mundial siga funcionando".

A pesar de todo, tras la decisión de Trump, Estados Unidos se arriesga a que lo llamen "Estados Unidos el feo" mientras los científicos, motivados por su propio deseo de preservar el medioambiente deteriorado, acumulan todas las pruebas posibles de la contribución de Estados Unidos a la crisis ambiental mundial.

Lee: Obama y otros condenan la salida de Estados Unidos del acuerdo de París

Recordemos por un momento lo ocurrido en Chernóbil. Cuando la nube atómica de la fusión catastrófica de la planta nuclear soviética en Ucrania empezó a viajar hacia el oeste, hacia Europa y el hemisferio norte, el gobierno ruso no reaccionó. La Unión Soviética sufrió un ostracismo internacional del que tardó años en salir. Y eso fue por una sola nube de un solo acontecimiento.

H. R. McMaster, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca que de la noche a la mañana pasó de ser un general y pensador respetado a un apologista de Trump, señaló junto con su colega asesor Gary D. Cohn, después del primer viaje de Trump por Europa del Este, que "Estados Unidos primero no significa Estados Unidos solo".

Queda claro que ninguno de los dos sabe bien qué le espera a Estados Unidos en el escenario mundial una vez que quede claro el efecto de los actos de Trump en el resto de la población mundial… en el aire que respiramos y en el agua que bebemos.

Lee: Acuerdo de París no es renegociable: Alemania y Francia

Aquí hay algo mucho más amplio y profundo en juego. Hasta la canciller de Alemania, Angela Merkel, le dio la vuelta a esta pregunta después de los comentarios de Trump en la OTAN. ¿Cómo se puede volver a confiar en Estados Unidos? Si el presidente electo de Estados Unidos tiene tanto poder para sembrar el caos en el mundo unilateralmente, de un plumazo o con un tuit mal redactado, ¿cómo puede un país confiar en Estados Unidos en cualquier tratado internacional que firme?

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Trump se está arriesgando a dejar a Estados Unidos en la posición del abusón solitario, sentado solo en el comedor mientras el mundo sigue su curso, desahogándose de vez en cuando con un ataque de resentimiento o violencia (59 misiles Tomahawk en Siria). Nuestro mayor temor debería ser que el mundo de Trump dure lo suficiente como para causar un daño irreversible a nuestro planeta.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

El acuerdo de París, un desafío para el mundo
Ahora ve
El de Cristiano Ronaldo y otros empujones famosos en la cancha de futbol
No te pierdas
×