OPINIÓN: Parece que Trump tiene algo que esconder

Las palabras de James Comey indican que el presidente de Estados Unidos, en las muchas reuniones incómodas con el que solía ser el director del FBI, pedía cosas que no tenía por qué exigir.
Hechos  James Comey (der.) fue despedido como director del FBI, en momentos en que lideraba una investigación sobre los nexos entre la campaña electoral del presidente de EU con Rusia.  (Foto: EFE)
Errol Louis

Nota del editor: Errol Louis es conductor del programa político nocturno Inside City Hall de la estación neoyorquina de noticias NY1. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — Ten cuidado con lo que deseas.

EN VIVO: James Comey testifica ante el Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos

La declaración que James Comey, exdirector del FBI, preparó ante el Congreso estadounidense deja en claro que cuando se trata de la cada vez más amplia investigación sobre la presunta intervención de Rusia en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016, Donald Trump es el peor enemigo de Donald Trump. Ignorando el consejo de aliados y adversarios por igual, Trump ha intentado, repetida y casi obsesivamente, detener las pesquisas relacionadas con Rusia. Como se esperaba, esto le resultó contraproducente.

Lee: Comey acusa difamación por parte del gobierno de Trump

En vez de calmar las aguas, Trump provocó que el interés de la gente aumentara. En vez de afianzar el control sobre el FBI y otras agencias de investigación, ahora se enfrenta a una investigación a cargo de un formidable fiscal independiente: Robert Mueller, el segundo director de la historia del FBI que ha ocupado el cargo más tiempo. En vez de que la declaración de Comey reivindicara a Trump ante la opinión pública, ahora parece que tiene algo que esconder.

Las palabras de Comey indican que Trump, en las muchas reuniones incómodas con el que solía ser el director del FBI, pedía cosas que no tenía por qué exigir. Quería una "lealtad" indefinida de parte del director del FBI, cuyo mandato de 10 años está pensado específicamente para aislar a la agencia de la interferencia política.

Lee: "Necesito y espero lealtad": Trump a exjefe del FBI

Lo más perjudicial fue que Trump pidió que fuera indulgente con Michael Flynn, el asesor de seguridad nacional al que despidieron porque presuntamente mintió sobre sus contactos con un alto diplomático ruso.

"Entendí que el presidente estaba pidiendo que abandonáramos cualquier investigación sobre Flynn relacionada con las declaraciones falsas sobre sus conversaciones con el embajador de Rusia en diciembre… Fue muy preocupante, dada la función del FBI como agencia investigadora independiente", según la declaración de Comey.

La intervención excesiva regresará para atormentar a Trump. "Dejando a un lado la obstrucción, NUNCA es correcto que un presidente de Estados Unidos le pida en privado a un director del FBI que abandone una investigación penal. Es extraordinario, incorrecto y torpe", tuiteó Preet Bharara, exfiscal federal de Manhattan a quien Trump despidió bruscamente en marzo.

Muchos opinan igual que Bharara. La mayoría de los estadounidenses cree que Trump está interfiriendo con las investigaciones; según una nueva encuesta del diario estadounidense The Washington Post y ABC News, el 61% cree que despidió a Comey para protegerse y no por el bien del país.

OPINIÓN: ¿Se unirá el de Comey a la lista de testimonios históricos?

Con cada nuevo tuit, con cada entrevista mal pensada y con cada ataque contra los medios, Trump cava un hoyo más profundo. El plan de crear una "sala de guerra" de reacción rápida para rechazar las historias relacionadas con Rusia resultó un fracaso, según se dice, porque cuando la Casa Blanca los convocó, varios abogados experimentados declinaron participar.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Eso deja a un presidente aislado (un hombre que tiende a mentir) con la tarea fútil de pedirle a la gente que le crea a él y no a Comey. Si es prudente, Trump simplemente se agachará y tratará de soportar estoicamente la avalancha de malas noticias que se avecina gracias a Comey. A estas alturas debería ser evidente que si trata de intervenir, dará la impresión de que está del lado del encubrimiento y no de la claridad.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Estos son los mejores inventos del año
No te pierdas
×