"Necesito y espero lealtad": Trump a exjefe del FBI

James Comey dijo que el presidente estadounidense le pidió frenar una investigación sobre el exasesor de seguridad Michael Flynn.
Comey testificará el 8 de junio ante la Comisión de Inteligencia del Senado
WASHINGTON (EFE) -

El exdirector del FBI, James Comey, dijo que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, le pidió dar marcha atrás en una investigación sobre el exasesor de seguridad Michael Flynn. "Necesito lealtad, espero lealtad", le exigió, según un comunicado publicado este miércoles en la página del Senado.

Comey, quien testificará este jueves ante la Comisión de Inteligencia de la Cámara alta, usará su intervención inicial para hablar de una reunión con Trump el 27 de enero, una semana después de que el republicano asumió la presidencia, de acuerdo a una copia del comunicado.

Lee: La confrontación Comey-Trump promete tener implicaciones serias para EU.

Comey dijo que durante ese encuentro Trump le preguntó si quería seguir como director del FBI y sostuvo que quedó preocupado por la posibilidad de que el mandatario estuviera tratando de crear "algún tipo de relación de fidelidad".

"Eso realmente me preocupó, dada la independencia tradicional del FBI del poder ejecutivo", agrego Comey en el comunicado.

Durante la cena, el presidente le preguntó si quería seguir como director del FBI y sostuvo que quedó preocupado por la posibilidad de que el mandatario estuviera tratando de crear "algún tipo de relación de fidelidad".

Lee: Trump pone en jaque la credibilidad de la Casa Blanca por despido de Comey.

Las pesquisas sobre las acusaciones de Rusia han ensombrecido la presidencia de Trump desde que asumió el cargo y amenazan con complicar sus prioridades políticas. Varias comisiones legislativas llevan adelante sus propias investigaciones sobre la supuesta interferencia de Moscú.

El Kremlin niega las conclusiones de las agencias de inteligencia de Estados Unidos de que Moscú intentó favorecer a Trump usando medios como el hackeo a correos electrónicos de personeros demócratas de alto rango.

Trump ha negado también que se haya coludido.

Jefes de inteligencia deciden guardar silencio

Senadores estadounidenses confrontaron en el Congreso a funcionarios de inteligencia de alto rango, quienes se negaron a aclarar si el presidente Donald Trump los presionó para que intervinieran en una investigación del FBI sobre la presunta intromisión de Rusia en la elección de 2016.

Tanto el jefe de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), el almirante Mike Rogers, como el director Nacional de Inteligencia, Dan Coats, dijeron al Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos que consideran que las conversaciones con el mandatario son confidenciales.

Angus King, un legislador independiente que apoya a los demócratas, fue uno de los varios senadores que se exasperaron ante las respuestas de los funcionarios.

Lee: Trump evitará blindarse frente al testimonio del exjefe del FBI.

"¿Por qué no responden a las preguntas?", inquirió King. "¿Cuál es la base legal para su negativa a testificar ante esta comisión?", agregó.

De hecho, los funcionarios no aportaron argumentos legales.

"Usted se está rehusando a contestar las preguntas de hoy, lo que es inapropiado", declaró King.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Recomendamos: Trump presume a Rusia el haber despedido al jefe del FBI.

Rogers sostuvo que nunca se le ordenó hacer nada ilegal, inmoral o inapropiado durante su gestión como director de la NSA, mientras que Coats dijo que nunca se sintió presionado para intervenir en sus actividades como jefe de inteligencia.

Ahora ve
Policía abate a Younes Abayuyaaqoub, autor de atentado en Barcelona
No te pierdas
×