OPINIÓN: El mejor regalo para tu padre sin invertir un solo peso

El Día del Padre es un excelente motivo para agradecer a todo aquel hombre que ha influido en tu vida de manera positiva: sea de tu sangre o no.
El agradecimiento es uno de los componentes de la felicidad que más se han estudiado por parte de la Psicología Positiva, aseguran expertos.
Beneficios  El agradecimiento es uno de los componentes de la felicidad que más se han estudiado por parte de la Psicología Positiva, aseguran expertos.  (Foto: iStock)
Adriana Castro

Nota del editor: Adriana Castro tiene una licenciatura en Psicología por la UAEM y una especialidad en Psicología de la Creatividad por la Universidad Autónoma de Barcelona. Tiene experiencia en empresas para reinventar el enfoque de talento, líderes y trabajo en equipos. Es cofundadora del Instituto de la Felicidad. Síguela en Facebook y en YouTubeLas opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(Expansión) – Uno de los talentos que tiene mi papá es su capacidad para reír por varios minutos de manera continua. Cabe mencionar que como valor agregado, su risa es muy graciosa; ríe igualito al personaje de “Lindo Pulgoso” de Hanna-Barbera.

Actualmente mi relación con él es amorosa y cercana, pero no siempre fue así.

De niña tuve poco contacto con él: entre el trabajo y los conflictos con mi madre se generó cierta distancia entre nosotros.

OPINIÓN: Mi papá no salió de un programa de televisión

En ese sentido, crecí como muchos hijos en este país, en un hogar en el que solo estaba presente la madre. 

Esta idea de “No tener padre”, como me lo hizo ver la directora de mi escuela primaria -con un tono dramático de telenovela colombiana-,  en realidad no afectó tanto porque siempre tuve a alguien que tomó el rol de figura paterna: mi  maestro de deportes, mis primos que me llevaban más de 15 años, mi tío “El Guero”... en fin; siempre hubo alguien que me ayudó a interpretar el mundo desde una perspectiva masculina que sin duda abonó a mi desarrollo.

Ya en mi vida adulta estudié psicología y recuerdo las palabras de mi maestra Beatriz Mendoza, una psicóloga con mucha experiencia en desarrollo psicosocial que decía: “Eso de crecer sin un padre es un mito: todas las personas contamos con figuras paternas que ayudan a nuestro desarrollo, aunque esos padres no sean los biológicos”.

A estas alturas, probablemente ya se vislumbra hacia dónde voy: el Día del Padre es un excelente motivo para agradecer a todo aquel hombre que ha influido en tu vida de manera positiva: sea de tu sangre o no.

Lee: Los 6 regalos 'más seguros' para papá

El agradecimiento es uno de los componentes de la felicidad que más se han estudiado por parte de la Psicología Positiva (la rama de la psicología que estudia el funcionamiento óptimo de las personas).

El motivo por el cual se ha estudiado tanto es por los enormes beneficios que tiene a nivel psicológico, social y físico.

De acuerdo con Robert Emmons, Profesor de Psicología en la Universidad de California en Estados Unidos, se ha encontrado que las personas que sienten y expresan gratitud tienden a ser más felices y a estar más satisfechas con su vida.

Emmons señala que para potenciar nuestro nivel de gratitud hay varios recursos de los que podemos echar mano; sin embargo, uno de los más poderosos es algo que él llama la “visita de gratitud”. Se trata de pensar en alguna persona con quien nos sintamos agradecidos y a quien no le hayamos expresado suficientemente nuestra gratitud.

Lee: Si tienes un papá geek, aquí 5 gadgets para su día

¿Qué pasaría si este día del padre decides realizar una visita de gratitud a tu padre o a un hombre que haya influido de manera significativa en tu vida?

Consiste en escribirle una carta, explicándole detalladamente por qué te sientes agradecido con él. Esta carta no se envía por correo, sino que hay que invitarlo a que se reúna contigo; por ejemplo, a desayunar, sin que él sepa el objeto de la invitación. Al estar con él -aquí viene el reto mayor- hay que leer en voz alta la carta, procurar hacer contacto visual y luego entregársela en la mano.

Tan solo con imaginar ese momento podrás darte cuenta que hacerlo no es una tarea sencilla, ¿cierto? Y así es, resulta un reto porque implica tener el valor de mostrarnos vulnerables, y eso es algo que culturalmente nos han enseñado a esconderlo. Sin embargo, está comprobado a nivel científico que llevar a cabo este recurso aumenta de manera importante nuestro nivel de felicidad y el de la otra persona.

Lee: 10 regalos verdaderamente útiles para papá

La clave está en ser lo más específico posible. ¿Algunas ideas?

  1. Explícale por qué consideras que él ha sido un gran coach en tu vida.
  2. Describe cuál es la fortaleza que más admiras en él y por qué.
  3. Explícale algo importante que hayas aprendido de él.
  4. Si pudieras volver el tiempo atrás, ¿a qué día te gustaría regresar y qué hizo él para que esa ocasión fuera tan significativa?
  5. Comparte alguna historia en la que él haya afrontado la adversidad y de qué manera eso influyó en tu capacidad de resiliencia.
  6. Dile qué hace él que te hace sentir valioso y especial.

Ahora bien , si ya no está contigo, Emmons señala que el simple hecho de tomarse el tiempo de escribir la carta y leerla es suficiente para incrementar tus niveles de felicidad.

Lee: 9 regalos financieros para 3 papás distintos

¿Implica tener el valor de mostrar tu vulnerabilidad? Sí, pero la recompensa lo vale. Comprobado a nivel científico.

“Sentir gratitud y no expresarla es como envolver un regalo y no darlo”: William Arthur Ward.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Diez marinos de EU están desaparecidos tras choque de destructor en Singapur
No te pierdas
×