OPINIÓN: Un duradero acuerdo con Irán, el regalo de Obama a Trump

El segundo aniversario del acuerdo nuclear con Irán sirve como recordatorio de lo que Estados Unidos puede lograr a través de la diplomacia y el compromiso, asegura Jen Psaki.
El acuerdo está mejorando activamente la situación de seguridad internacional.
Dos años  El acuerdo está mejorando activamente la situación de seguridad internacional.  (Foto: AFP)
Jen Psaki

Nota del editor: Jen Psaki, comentarista política de CNN y miembro del Instituto de Política y Servicio Público de la Universidad de Georgetown, fue directora de comunicaciones de la Casa Blanca y portavoz del Departamento de Estado durante el gobierno de Barack Obama. Ha trabajado como consultora para la Planned Parenthood Federation of America. Síguela en Twitter en @jrpsaki. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autora.

(CNN) — Las cadenas de televisión y los encabezados de los periódicos están comprensiblemente enfocados en los correos electrónicos de Donald Trump Jr.

Pero este viernes también se conmemoraron dos años desde la conclusión de uno de los acuerdos más exitosos en la diplomacia moderna: la negociación del acuerdo nuclear con Irán. Y este aniversario sirve como recordatorio de lo que Estados Unidos puede lograr a través de la diplomacia y el compromiso, cuando el presidente, el secretario de Estado, el secretario de Defensa y el secretario de Energía trabajan junto con funcionarios de servicio civil y de primera línea de la diplomacia en todo el mundo.

Yo estaba en el Departamento de Estado cuando comenzaron las negociaciones y en la Casa Blanca cuando el acuerdo finalmente fue aprobado, y durante los meses siguientes a la negociación, Washington se centró en una batalla principalmente partidista sobre los detalles finales del acuerdo. Sin embargo, había escepticismo entre demócratas y republicanos acerca de si Irán mantendría su compromiso. Y una amarga batalla fue llevada a cabo por grupos de cabildeo de alta potencia que trataban de aniquilar el acuerdo con sanciones adicionales. Tuvo varias experiencias cercanas a la muerte.

Pero mucho ha sucedido en los últimos dos años, que hace que los estadounidenses y nuestros aliados y socios estén más seguros. Irán ha vuelto inerte el reactor de agua pesada, ha reducido drásticamente su número de centrifugadoras y le ha permitido a los inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) llevar a cabo inspecciones rigurosas e invasivas. La comunidad internacional ha aumentado la visibilidad con el fin de vigilar si Irán continúa o no operando un programa pacífico.

Y los beneficios no son solo para la seguridad de los ciudadanos en Estados Unidos. Esto le ha dado a otros países del Medio Oriente el espacio para retirarse del precipicio de una carrera armamentística nuclear, reforzó los actuales marcos del Tratado de No Proliferación (TNP) y eliminó una amenaza existencial para Estados Unidos, Israel y otros aliados y socios regionales y el orden mundial del que todos dependemos. Está funcionando.

Nadie está diciendo que el acuerdo de Irán sea perfecto. Las negociaciones diplomáticas rara vez terminan con un sentimiento de perfección en ambos extremos. La diplomacia incluye hacer concesiones que muevan a todas las partes hacia nuestra meta final. En el caso del acuerdo con Irán, claramente habríamos preferido obtener concesiones adicionales de los iraníes sobre el desarrollo de misiles balísticos y otras actividades, pero para mantener nuestra coalición unida teníamos que estar enfocados y reflexivos.

Y está dando resultado. El acuerdo está mejorando activamente la situación de seguridad internacional, ya que Irán está cumpliendo con él. Ahora se espera que el gobierno de Donald Trump certifique que Irán está cumpliendo.

Lee: Estados Unidos amenaza a Irán, pero ¿qué sucederá después?

Nuestros socios internacionales en la negociación han indicado que están comprometidos a vigilar esto y a apoyar el acuerdo. Es fácil imaginar que el acuerdo de Irán siga el mismo camino que el Acuerdo de París o los años de trabajo con Cuba, excepto que con costos más inmediatos y severos.

Al enfrentar por estos días a un Estado agresivo con armas nucleares como Corea del Norte, sabemos exactamente cuáles son las consecuencias cuando se desvanecen los esfuerzos diplomáticos. Ningún gobierno debe invitar a esta gravísima amenaza a los estadounidenses y nuestros aliados y socios. El apoyo vigoroso al Plan Conjunto Conjunto de Acción o JCPOA (el nombre oficial del Tratado Nuclear de Irán en sus siglas en inglés) es la mejor manera de evitar la proliferación nuclear en el Medio Oriente.

La política no debe ser un motor de decisiones sobre este tema, ni sobre nuestra política exterior. El JCPOA proporciona un camino factible hacia adelante, para el equipo de Trump, en uno de los desafíos internacionales más difíciles que enfrentamos.

En este segundo aniversario del acuerdo, vamos a mirar hacia el futuro a donde nos pueda llevar. Además de los avances tangibles y cuantificables en materia de seguridad mundial que han sido posibles gracias al acuerdo (las reducciones de las centrifugadoras, los límites de la cantidad de uranio altamente enriquecido permitidos a Irán y el intenso régimen de inspecciones), el acuerdo con Irán ofrece oportunidades.

Lee: Trump hace advertencia a Irán tras atentado terrorista

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En particular, oportunidades para el liderazgo estadounidense en el mundo mientras tratamos de luchar contra el terrorismo y buscar un camino para Siria sin la amenaza potencial de que Irán obtenga armas nucleares o la resultante carrera de armamentos en el Medio Oriente. Esta es un área en la que los líderes de ambos partidos han dicho que quieren seguir liderando el mundo. Permanecer comprometidos con el acuerdo con Irán es como lo podremos conseguir.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Miles marcharon en la CDMX en contra de la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×