OPINIÓN: Lo que causó el temblor más reciente en México

En el temblor de 1985, muchos edificios quedaron destruidos; el sismo del martes fue otro golpe, mayormente a los edificios más antiguos y a las estructuras menos sólidas, apunta John Vidale.
Destrucción y tristeza en las calles de la CDMX tras el sismo
John Vidale

Nota del editor: John Vidale es sismólogo. Da clases de Ciencias de la Tierra en la Universidad del Sur de California y dirige el Centro de Terremotos del sur de California. Síguelo en Twitter como @seismoguy. Las opiniones vertidas en este texto pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) - Otro temblor letal sacudió las entrañas de México.

Lee: El sismo provoca cientos de muertos en México

Poco después del mediodía del martes 19 de septiembre, un sismo sacudió violentamente los alrededores de la Ciudad de México; varios edificios quedaron reducidos a polvo y han muerto decenas de personas. El mayor impacto se registró en la densamente poblada Ciudad de México, aunque las sacudidas fueron más intensas en Puebla, la ciudad más cercana al epicentro.

El temblor tuvo su origen a alrededor de 48 kilómetros de profundidad y duró apenas 20 segundos, pero las ondas reverberaron por mucho más tiempo (uno o dos minutos) en las montañas y en los valles.

La tectónica de placas fue la causante de las sacudidas, como ocurre con todos los grandes terremotos.

Crónica. 2017: la tragedia del sismo vuelve a azotar a la Ciudad de México

A lo largo de la costa de México, la placa de Cocos se desliza por debajo de la placa Norteamericana a un ritmo de alrededor de 7.5 centímetros por año. Sin embargo, el sismo del martes se debió a la compresión causada por el hundimiento de la placa de Cocos y no por el deslizamiento de ambas placas.

Hace dos semanas hubo un temblor de profundidad parecida, pero de magnitud mucho mayor (8.1 grados), causado también por la compresión de la placa de Cocos. Se originó a 644 kilómetros al suroeste, en el mar, cerca de Guatemala, y cobró la vida de docenas de personas. No está del todo claro si el sismo del martes es consecuencia del anterior o si no están relacionados, porque no suele haber tanto tiempo entre réplicas.

Lee: Albergues en la CDMX, ¿a dónde acudir?

En la historia de los sismos en México, el del martes coincidió con el aniversario 32 del terremoto de 1985, que se originó en Michoacán y que causó la muerte de miles de personas. El terremoto de 1985 fue de los típicos en los que se rompe la unión entre las placas; causó una gran devastación en la Ciudad de México, pese a que el epicentro estuvo a mas de 160 km de distancia.

Así se sintió el sismo de 7.1 en la Ciudad de México

La zona centro de la Ciudad de México es notoriamente vulnerable a los sismos porque el suelo es muy suave y húmedo. El suelo amplifica las sacudidas como si fuera una gelatina y tiende a licuarse, lo que significa que la tierra puede transformarse en un líquido denso si se agita lo suficiente. En el temblor de 1985, muchos edificios grandes quedaron destruidos; el sismo del martes fue otro golpe, mayormente a los edificios más antiguos y a las estructuras menos sólidas.

El antídoto para la devastación a causa de los terremotos es muy conocida (arreglar los edificios antiguos y mejorar los métodos de construcción) y demasiado compleja y costosa como para lograrlo en pocas décadas.

Lee: Números de emergencia y recomendaciones

México ha aprendido por las malas a lidiar con este problema. Su costa del Pacífico es extensa y las placas se mueven rápido (a la misma velocidad con la que crecen las uñas, que es rápido en términos tectónicos), por lo que hay terremotos intensos con frecuencia.

Desde el año 1900, se han registrado 34 temblores de magnitud superior a 7 en un radio de 480 km del epicentro del sismo del martes. La cifra de muertos del martes indica que todavía hay trabajo por hacer.

Lee: El mundo manifiesta su solidaridad

Afortunadamente, México ha implementado un "sistema de alerta sísmica temprana" para que la tragedia sea menos grave. El sistema detecta las sacudidas cercanas al epicentro y envía una señal para alertar de las sacudidas inminentes. Al menos algunas personas y algunos edificios frágiles tienen algo de tiempo para comunicarse y prepararse.

Los reportes iniciales indican que el sistema funcionó el martes. Es irónico que en Estados Unidos no haya un sistema de ese tipo, pero se está tratando de implementar. Si el gobierno sigue considerando que vale la pena, Estados Unidos tendrá su propio sistema de alerta temprana en unos cuantos años.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Google Photos etiqueta e identifica a tus mascotas
No te pierdas
×