A ras de piso: Las acusaciones salen de campaña en Veracruz

Los candidatos a gobernador cruzan señalamientos de riqueza inexplicable, complicidad en el saqueo y protección al crimen, y hacen moneda de uso común las palabras "desempleo, violencia y crisis".
Las campañas no son sólo promesas. Los mítines se llenan de gente, pero también de color.
Más que discursos  Las campañas no son sólo promesas. Los mítines se llenan de gente, pero también de color.  (Foto: Ilse Domínguez)
XALAPA (Expansión) -

Las calles de Veracruz han visto en estas campañas los típicos mítines con playeras, gorras, paraguas y banderas de colores partidistas, así como caminatas en mercados, pero los candidatoa también las han llenado del verbo "robar". Entre ellos se tachan de delincuentes, mientras prometen: “Yo no te robaré”, “Yo no robo”, “Yo no te he robado”.

Lo mismo dicen a los electores los candidatos de partidos y alianzas que operan con fondos millonarios, que el independiente o el de Morena, que se mueven con pocos recursos. Seis de los siete contendientes acusan a sus contendientes de enriquecimiento inexplicable, complicidad en el saqueo de las arcas públicas, corrupción, protección al crimen organizado, traiciones, alianzas oscuras y, en general, de robar a los veracruzanos. Han hecho moneda de uso común las palabras "desempleo, inseguridad, violencia, corrupción, crisis económica".

Los medios de comunicación son usados como una especie de "corre, ve y dile" para transmitir sus descalificaciones y denuncias, con las respectivas reacciones, y se deja de lado la descripción del "color" que va tomando esta contienda que culminará con la elección del 5 de junio.

La clase política no deja de verse al ombligo, ni tampoco para de asegurar a las masas que están pensando en ellos.

El priista 'opositor' del PRI

Mesurado en su andar, en su discurso, con pantalón de vestir coordinado con camisas blancas que llevan su nombre en color verde, facilidad de palabra y bromista cuando considera oportuno, el priista Héctor Yunes Landa llega a sus eventos de campaña en camionetas Suburban, a veces con su esposa, a veces con su equipo, resguardado con al menos tres elementos de seguridad, aunque dice que viaja sin protección.

En cada sitio donde se para, habla sobre su propuesta, se oferta como el "gobernador del empleo, la seguridad y las carreteras". Marca distancia entre su proyecto y el PRI que representa Javier Duarte, pero no adopta actitud beligerante, no plantea hacer una revolución contra su correligionario, sólo se autodefine como una especie de disidente dentro de su partido.

"Me consideran como opositor dentro de mi partido, porque he criticado al PRI cuando no estoy de acuerdo (...) Soy diferente al de enfrente y soy diferente al de atrás", ha dicho ante distintos auditorios en las regiones del estado.

Camina en mercados, saluda, escucha, ofrece, admite la crisis de Veracruz, y al mismo tiempo se reúne en hoteles lujosos con empresarios, con organizaciones priistas en salones populares, arenga en estadios de futbol en donde los asistentes se convierten visualmente en banderines que ondean las siglas de los tres partidos nacionales y dos locales que conforman la alianza: PRI, Verde, Nueva Alianza, Alternativa Veracruzana y Partido Cardenista.

Un día en la campaña del priista

Es 3 de mayo, Día de la Santa Cruz —en el que también se celebra a los albañiles—, y Yunes Landa se empeña en mostrar una imagen de hombre de familia, con su segunda esposa, Verónica de la Medina.

Antes de colocar en el primer nivel de un edificio una "Santa Cruz" de madera, dice ante unos 80 trabajadores de la construcción que él vive en una casa de 180 metros cuadrados comprada con un crédito hipotecario, y no posee una casa de gran tamaño. Según su declaración #3de3, esa casa cuenta con 360 metros de construcción y 180 de terreno; también olvida mencionar su departamento de 470 metros cuadrados en Boca del Río.

"Voten por quien quieran, si no los convenzo yo. A ustedes les debe preocupar el tema de la honestidad, ustedes no acaban robando como algunos políticos que acaban con casonas de 3,000 metros, ustedes saben cuánto cuesta eso, cuánto se lleva", señala en su breve discurso, en el que además promete que creará 91,000 empleos anuales atrayendo inversión privada.

Yunes Landa presume ser un crítico dentro del propio PRI, y se desmarca del gobierno de Javier Duarte de Ochoa.
La 'cruz' del PRI  Yunes Landa presume ser un crítico dentro del propio PRI, y se desmarca del gobierno de Javier Duarte de Ochoa.  (Foto: Sergio Hernández Vega/Cortesía )

Hablando de terrenos, agregando que está dispuesto a regalarlos a las empresas para que se establezcan en el estado.

Baja de la cruz y sube a su camioneta, vigilado con discreción por sus escoltas. Se desplaza al municipio de Coatepec, para reunirse con la otra cara de la construcción: los empresarios, así como los colegios de arquitectos e ingenieros, en el hotel más lujoso de la región.

Y de nuevo a la calle. Casi a las 18:00 horas, con una llovizna intensa, encabeza un mitin a media cuadra del parque principal, agradece a los simpatizantes, cubiertos con sombrillas estampadas con el logotipo del PRI, y promete construir el corredor carretero Córdoba-Xalapa, promesa que también hizo el gobernador Javier Duarte el 23 de octubre de 2012, y que los habitantes de la zona siguen esperando.

Así combina sus días de campaña, en los que promete incorporar a la Gendarmería Nacional a Veracruz desde el primer día de su gobierno, pagar a la Universidad Veracruzana los 2,300 millones de pesos que les adeuda la actual administración, entrega de pensiones a tiempo, atención a maestros, empleos y carreteras.

En apoyo a su campaña, el presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, ha asistido en dos ocasiones a sus actividades. También lo han hecho diputados federales y senadores, excompañeros de bancada de Yunes Landa.

Yunes Linares y su principal rival político

Sus eventos en ocasiones le exigen vestir de traje, aunque la mayor parte del tiempo Miguel Ángel Yunes Linares anda en mangas de camisa y pantalón de mezclilla, botas de suela suave que no hacen ruido al caminar. Avanza con su equipo cercano: un joven que coordina sus agenda, un jefe de prensa, un fotógrafo y, a distancia moderada, un equipo de seguridad de al menos cuatro elementos.

Se transporta en siete camionetas.
Inseguridad  El candidato del PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes Linares, se transporta acompañado de un convoy de hasta siete camionetas, apoyado por un equipo de seguridad.  (Foto: Reuters)

Para hacer campaña en la huasteca veracruzana, en los límites con Tamaulipas, el panista —también apoyado por el PRD— se apoya de siete camionetas. Es una caravana que recorre las carreteras llenas de baches, en una región donde el propio candidato a gobernador percibe por la presencia del crimen organizado.

"Zonas críticas por inseguridad, sí, aquí en el norte, pero también Córdoba, Xalapa, Veracruz, Boca del Río, Coatzacoalcos, la pandilla que gobierna Veracruz dejó entrar a la delincuencia a todo el estado, y ellos son los principales delincuentes y están en el Palacio de Gobierno", dice a Expansión el 5 de mayo, en una gira por el norte del estado.

Leer: Yunes Linares acusa a Duarte de querer endeudar a Veracruz para comprar impunidad

En Tempoal, uno de los municipios más alejados de la capital estatal, corrobora el desabasto de medicinas. Cualquier excusa es buena para arremeter contra el actual gobernador.

"No es posible que Duarte diga que hay medicinas, que los hospitales están bien, si él estuviera ahí y le diera diarrea no hallaría medicamentos, seguro que bajaría unos 4 o 5 kilos", comenta a cañeros, provocando carcajadas.

Donde se para, arenga, incita, enciende a la gente que responde a su pregunta sobre el destino que debe tener su principal rival político en esta contienda.

"A la cárcel, con todo hay que darle, que pague", gritan sus simpatizantes en Tantoyuca, en una especie de diálogo desde el templete.

Y en Papantla, municipio donde desaparecieron tres jóvenes a manos de policías locales el 19 de marzo, dice a la gente que tiene el carácter necesario para enfrentar a los delincuentes.

También tiene palabras para el gremio de la prensa, sometida por el ambiente de inseguridad en el estado, la localidad más mortífera para ejercer el oficio en todo el mundo.

"Lo digo aquí frente a todos ustedes, que si se mete con (la periodista) María Elena Ferral, conocida de todos ustedes, se mete conmigo, que si se mete con alguno de ustedes, se mete conmigo. Yo sí tengo los pantalones para hacerle frente", declara a un costado del parque principal, el 21 de abril.

Para apoyar su campaña, han estado en Veracruz Ricardo Anaya, presidente del PAN; la presidenciable Margarita Zavala, esposa del exmandatario federal Felipe Calderón; Gustavo Madero, exdirigente del blanquiazul; Carlos Navarrete, exlíder nacional del PRD; y legisladores federales.

El candidato de mano en mano

El candidato de Morena recupera viejas prácticas de la política: recorre casa por casa, entra en establecimientos comerciales, saluda a la gente en los parques, entrega volantes con un decálogo de sus propuestas, se cubre del sol con un sombrero de paja y se apoya con brigadistas jóvenes que reparten propaganda, le llevan agenda y relaciones públicas, además de pregonar la idea de que es posible un gobierno honesto en Veracruz.

Cuitláhuac García combina las caminatas de proselitismo con mítines masivos —cerca de 25 en lo que va de la campaña— acompañado por el presidente del partido de reciente creación, Andrés Manuel López Obrador.

El aspirante está convencido de que, así como la campaña de persona a persona es mejor que llenar los medios de comunicación de spots y las calles de espectaculares, también las soluciones sencillas servirán para resolver problemas graves que enfrenta el estado.

Cuando se dirige a la gente, les dice que para atender la crisis se reducirán gastos superfluos, salarios de funcionarios de primer nivel, y destinará esos recursos a programas sociales de pensiones a la tercera edad, becas para estudiantes y apoyos a la micro y pequeña empresa, que desde su perspectiva, son el sostén de la economía estatal y las mayores fuentes de empleo.

El abanderado de Morena viaja por todo el estado con su equipo a bordo de una camioneta Mercedes Benz, rotulada con su imagen al lado del dos veces candidato presidencial de la izquierda. Es el "Cuitlacoche Móvil".

El candidato de Morena, Cuitláhuac García, capitaliza la imagen del dos veces candidato presidencial de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, para sumar simpatías.
Cuitlacoche Móvil  El candidato de Morena, Cuitláhuac García, capitaliza la imagen del dos veces candidato presidencial de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, para sumar simpatías.  (Foto: Expansión)

"Nosotros tenemos 250,000 pesos para hacer campaña. No puedes comparar eso con lo que tienen en los partidos grandes, pero caminamos y caminamos mucho, recorremos Veracruz para explicar que es tiempo de un gobierno honesto, que ya es tiempo de frenar a funcionarios que se roban 10,000 millones de pesos anuales. Es tiempo de utilizar los recursos para lo que son, para la gente", dice a Expansión el 4 de mayo en Misantla, municipio de la zona serrana al centro-norte del estado.

A menos de un mes del cierre de campañas, el experredista se muestra convencido de que su crecimiento en las preferencias electorales alcanzan para dar una sorpresa en Veracruz.

Además de la presencia de López Obrador, el candidato de Morena cuenta con el apoyo de la coordinadora de la bancada de este partido en la Cámara de Diputados, Rocío Nahle García, quien está a cargo de su campaña.

Independiente "hasta la madre"

El candidato independiente, Juan Bueno Torio, optó por resumir su campaña en la frase "estamos hasta la madre", de prácticamente todo lo que afecta a los veracruzanos: lo mismo de la crisis, la falta de planteles de educación superior, los adeudos de pensiones, la falta de pago a la Universidad Veracruzana, los levantones, secuestros, los lujos de los funcionarios, la opacidad financiera y del sistema de partidos, al que por cierto perteneció hasta diciembre de 2015, cuando salió del PAN para buscar la gubernatura por la libre.

En un solo vehículo, recorre el estado junto con un equipo de cinco personas y un conductor, que hacen de todo: logística, prensa, relaciones públicas, agenda, coordinación de campaña.

"Ahí, en esa camioneta, vamos todos apretados. No se puede hacer más con los 400,000 pesos que nos autorizó el OPLE (Organismo Público Local Electoral)", dice a Expansión el 25 de abril, durante una gira por la zona metropolitana de Xalapa.

Se le ve de buen humor, a pesar de que continuamente lamenta la desventaja de la contienda al enfrentarse a partidos que tienen topes de hasta 87 millones de pesos para gastar en campaña.

El candidato sin partido centra su campaña en recorridos en plazas públicas, mercados, calles y comercios.
Juan Bueno  El candidato sin partido centra su campaña en recorridos en plazas públicas, mercados, calles y comercios.  (Foto: Julio Argumedo/Cortesía)

La campaña la centra en recorridos en plazas públicas, mercados, calles y comercios, entrega volantes, acompañado en algunas ocasiones por jóvenes contratados para agitar banderas con el apellido "Bueno". Se presenta como empresario que sabe generar empleos.

En sus discursos ante simpatizantes, en debates y entrevistas, no duda en decir que su intención es captar votos del PAN, e incluso ha lanzado mensajes en sus redes sociales al presidente del blanquiazul, Ricardo Anaya, para que retire el apoyo al abanderado de la alianza PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes Linares, pues lo considera un político dañino para Veracruz.

Armando y su campaña discreta

Armando Méndez de la Luz, amigo del fundador de Convergencia (actualmente Movimiento Ciudadano, el partido que lo postula), Dante Delgado, realiza una campaña discreta. Prefiere reuniones pequeñas que mítines, aunque realiza algunos, acompañado en ocasiones por el coordinador nacional del partido que lo postula, exgobernador interino.

Tiene spots de radio y televisión con mensajes que ensalzan el valor de ser veracruzano, las tradiciones, el café y la voluntad de enfrentar retos. Pero no con ataques a sus contendientes; es el único de los siete candidatos que no entró a la guerra de descalificaciones.

Sin embargo, sí ha cuestionado la política financiera del actual gobierno e incluso sugirió que se han desaparecido recursos que debían servir para obra pública, pago de proveedores, insumos, infraestructura y educación.

En los debates se centra en ofrecer propuestas, y mira por el rabillo del ojo la rebatinga de sus contendientes. Cuando los demás candidatos se acusan de enriquecimiento, dice con voz pausada que él siempre ha vivido de manera modesta, y que muchos veracruzanos saben dónde está su casa, porque no esconde nada.

PES y PT: los expanistas

El candidato del Partido Encuentro Social (PES), Alejandro "Pipo" Vázquez Cuevas, y la abanderada del PT, Alba Leonila Méndez Herrera, tienen varias coincidencias: son expanistas, llegaron de última hora a la campaña, y entre sus objetivos está criticar la candidatura del panista Yunes Linares, a quien definen como un "traidor".

"Pipo" Vázquez, hace campaña ligera, sin grandes eventos, organiza carreras atléticas en las noches en distintas cabeceras municipales, con el argumento de que la sociedad unida puede recuperar espacios públicos y arrebatarlos al crimen organizado.

En sus espectaculares incluye fotos de su esposa y sus tres hijos, pues señala que la base de la recomposición social es la familia.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Acusa a Yunes Linares de haber "secuestrado" al PAN, y también dice abiertamente que busca votos de militantes de Acción Nacional inconformes con la designación de su abanderado.

Alba Leonila, también expanista, se presenta como amiga del expresidente Felipe Calderón y de su esposa Margarita Zavala, no obstante es postulada por un partido que se dice socialista, y aún sin renunciar a Acción Nacional inició una campaña que incluye recorridos en las calles y reuniones con simpatizantes.

Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×