Aumento de 'cash' en elecciones apunta a financiamiento ilegal: Integralia

Durante 2012 y 2015, año de elecciones federales, se detectó un aumento en el flujo de efectivo lo que sugiere el uso de financiamiento ilegal de campañas, según un informe de Integralia.
El propio Banco de México ha reconocido un efecto entre la celebración de comicios sobre el flujo de efectivo.
Dinero circulante  El propio Banco de México ha reconocido un efecto entre la celebración de comicios sobre el flujo de efectivo.  (Foto: Cortesía)
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El aumento del flujo de efectivo durante los meses previos a la celebración de las dos últimas elecciones federales (2012 y 2015) en comparación con años no electorales sugiere la utilización de ese dinero para financiar campañas de manera ilegal, de acuerdo con un informe realizado por Integralia.

De acuerdo con la consultora, en 2012, año de la elección presidencial el flujo de efectivo llegó a 37,374 millones de pesos de febrero a junio, lo que representó un crecimiento del 5% en circulación de monedas y billetes en comparación con el resto del año y con años en los que no se celebran elecciones.

El año anterior a dicho proceso electoral, el flujo había disminuido 2,958 millones de pesos y un año después, la cifra se dedujo en 5,119 millones de pesos.

"Los incrementos en el flujo de efectivo en periodos electorales pueden dar una pista del volumen de dinero que se usa para financiar campañas de forma ilegal. Aunque la ley ha puesto candados para que las operaciones se bancaricen, muchos gastos de campaña se pagan en efectivo, ya sea porque los fondos provienen de fuentes ilegales (desvío de recursos públicos, donaciones privadas por encima de los topes legales, personas morales e incluso dinero del crimen organizado), o bien, porque se usan para pagar actividades proscritas por ley (cobertura informativa, clientelismo electoral y compra del voto), o bien, para evitar rebasar los topes de gastos de campaña", se señala eb el informe de la consultora que dige Luis Carlos Ugalde.

Estos datos, obtenidos con base en solicitudes de información y en la revisión de informes del Banco de México, muestra un efecto temporal sobre la demanda de efectivo durante las elecciones, el cual ha sido reconocido por la propia institución en sus reportes.

Recomendamos: Un gasto de hasta 57.7 mdp al día en #Elecciones2016

El mismo fenómeno, también se observó en 2015, año de elecciones intermedias, donde la circulación de dinero creció 28,956 millones de pesos, que representa un aumento del 3%, en comparación con el año anterior, donde el crecimiento alcanzó menos de la mitad con 11,459 millones.

Aunque en el reporte se advierte que existen otros factores que intervienen en el aumento de la demanda de dinero, el patrón de ese año también está fuera de la norma.

“Esta tendencia a la alza en la demanda de efectivo durante años electorales cae siempre después de junio para volver a aumentar en noviembre”, se señala.

En el informe, se destaca que si bien, las reglas electorales permiten que los partidos paguen en efectivo ciertas actividades políticas –reconocimientos a colaboradores, conocidos como Repaps–, existen porcentajes máximos establecidos por partido, por lo que no superan algunos cientos de millones de pesos.

En 2012, por ejemplo, todos los partidos erogaron 37.8 millones de pesos en efectivo, mientras que el máximo anual que podrían haber gastado ascendía a los 258.73 millones de pesos. Dicha cantidad contrasta con el aumento de más de 37,000 millones de pesos de efectivo en ese año.

Ese año, los ingresos legales de los partidos vía financiamiento público legal fue de 8,295 millones de pesos, apenas una cuarta parte del posible flujo de dinero que podrían ocuparse para actividades electorales.

Por otro lado, según el reporte, se observó que 2009 fue el único año en el que el flujo de efectivo disminuyó entre febrero y junio, lo que se podría explicar por la crisis económica de 2008, que afectó todo tipo de actividades.

Cabe señalar que para la elección de este año, el gasto conjunto de campañas para las 12 gubernaturas podrá ser de hasta 3,465 millones de pesos, lo que implicará un desembolso del erario público de hasta 57.7 millones de pesos por cada uno de los 60 días de campaña.

Gasto en los estados

El efecto del aumento de flujo de efectivo en periodo de elecciones también se ha observado en las entidades, de acuerdo con el análisis que realiza Integralia.

Datos recabados en 2010, cuando se celebraron elecciones en 12 entidades, se observó un crecimiento mensual de 18%, mientras que un año después el aumento en esos mismos estados fue de entre 5 y 7%.

Entre los casos resalta el de Hidalgo, donde en mayo de 2010 el flujo de efectivo a partir de retiros bancarios fue de 902 millones de pesos; un año después, ya sin elecciones, el retiro fue de 626 millones en el mismo mes, una diferencia de 45%.

Este mismo patrón se observó en los estados de Quintana Roo, Durango y Tamaulipas aunque en menor grado.

En Quintana Roo, el flujo de efectivo fue de 1,206 millones de pesos para mayo de 2010 mientras que para el mismo mes de 2011 fue de 932 millones.

En el caso de Durango, los retiros bancarios en marzo de 2010 fueron por 616 millones de pesos una diferencia del 44% respecto al mismo mes de 2011 con 427 millones.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

En tanto, en Tamaulipas, los retiros bancarios en marzo de 2010 fueron de 2,030 millones de pesos, mientras que en el mismo mes del año posterior fue de 1,414 millones, es decir un 44% menos.

Si bien la consultora reconoce que esta información no es suficiente para generalizar el fenómeno, realiza ya una investigación sobre los últimos años para detectar patrones similares por entidad federativa en el que incluirá el proceso electoral en curso.

Ahora ve
La tormenta en la CDMX llegó a este departamento de una forma inesperada
No te pierdas
×