Las campañas a gobernador: un gasto de hasta 57.7 mdp al día en #Elecciones2016

Los 78 candidatos que buscan gubernaturas podrían usar hasta 3,465 millones de pesos (mdp) en conjunto para hacer campaña. Conoce las millonarias cifras en los 12 estados.
Dinero a los partidos  El aumento al financiamiento de los institutos políticos contribuyó también al mayor tope de gastos de campaña.  (Foto: Especial)
Por: ISRAEL MACEDO SERNA
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Para las elecciones en curso, el gasto conjunto en campañas para las 12 gubernaturas que están en juego podrá ser de hasta 3,465 millones de pesos (mdp), lo que implicará un desembolso del erario público de hasta 57.7 millones de pesos por cada uno de los 60 días de campaña, es decir, que el gasto podría ser a una velocidad de 2.4 mdp cada hora.

Tamaulipas es el estado donde se podrán erogar más recursos, pues cada uno de los ocho candidatos tiene posibilidades de utilizar hasta 103.3 mdp, lo que significa que cada día pueden gastar hasta 1 millón 722,990 pesos.

Para dimensionar esa cifra, una persona que gana el salario mínimo tendría que trabajar durante 64 años para poder juntar la cantidad de dinero que puede utilizar un solo candidato de Tamaulipas en un día ordinario de campaña.

El segundo estado con mayor tope de gastos de campañas es Veracruz, con un límite de 87 mdp por candidato. El gasto diario que pueden hacer los siete candidatos es de 1 millón 450,368 pesos.

Los políticos en Oaxaca tienen derecho a utilizar hasta 68.1 mdp durante la campaña. Cada día, cada uno de los siete candidatos podría invertir 1 millón 135,574 pesos.

Durango es la entidad donde más creció el tope de gastos, un alza en el gasto potencial de más de 127%, al pasar de 19.1 mdp a 43.4 mdp.

Los topes de campaña, de acuerdo con el Instituto Nacional Electoral, comprenden cuatro tipos de gastos: de propaganda como bardas, mantas y eventos políticos; los gastos operativos de campaña como los sueldos del personal, arrendamiento de inmuebles, transportes y viáticos. También comprenden la erogación en propaganda en diarios, revistas y otros medios impresos como las inserciones pagadas.

Lee: 67% de los candidatos evade reportar sus gastos de campaña, advierte el INE


Los 3,465 mdp que se podrán gastar en las campañas a gobernador de los 12 estados, equivalen a la construcción de casi tres Estelas de Luz, obra polémica que tuvo un costo de 1,304 millones 917,700 pesos en la administración de Felipe Calderón. Estos recursos, también son equiparables a la inversión para la puesta en marcha de la Línea 6 del Metrobús que corre de El Rosario a Villa de Aragón, en la Ciudad de México.

Arturo Espinosa Silis, director de la consultora Strategia Electoral, observa un problema con la fiscalización, dado que los candidatos no están obligados a bancarizar todos sus gastos y ahí es cuando el proceso se vuelve más complicado para la autoridad electoral, ya que los políticos pudieran reportar cantidades poco apegadas a la realidad.

“Como el INE tiene que fiscalizar muchas campañas y de manera rápida, les cree de buena fe, porque no tiene el tiempo ni la capacidad —por la cantidad de campañas— de ir revisando cada uno de esos gastos”, señala en entrevista el consultor, quien afirma que esto demerita la precisión y exhaustividad de la fiscalización.

Gasto excesivo, ¿Cambiamos el modelo?

El director de carrera de Derecho y Ciencia Política del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) en la Ciudad de México, Sergio Bárcena, cuestiona el aumento de los topes de campaña en algunos estados, al afirmar que los partidos ya tenían suficientes recursos para dar a conocer sus propuestas.

“Este aumento no va a hacer que tengamos un mejor modelo de comunicación política ni tampoco contribuye a una mejora democrática”, señala.

Recomendamos: Los 12 gobernadores salientes dejan una herencia millonaria... en deuda

Rafael Vergara, exdirector de análisis político de la Presidencia de la República con Felipe Calderón, asegura que tener mucho financiamiento público “pega” porque es dinero que viene de la federación y no necesariamente está bien gastado.

“En principio estaría a favor de que los topes de campaña no existieran. Si (los candidatos) quieren gastar, que puedan gastar. La solución sería que hubiera un aumento en el financiamiento privado. Que los políticos al menos hagan el esfuerzo para pedir dinero, no solo decir ‘dame dinero’”, opina el también académico del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Para José Merino, catedrático del ITAM y del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), ya se tiene un financiamiento público tan alto que se deja muy poco margen para recursos privados sin rebasar el límite de campaña.

“Si el límite es, por decir, un millón de pesos y el financiamiento púbico son 900,000 pesos, nadie en su sano juicio va creer que el candidato solo va a obtener 100,000 pesos de financiamiento privado, ya sea en dinero o en especie”, comenta en entrevista.

“En un país tan desigual y oligopólico como México tampoco es una locura pensar que con un modelo de financiamiento privado los grupos de interés van a cooptar aún más a los partidos”, concluyó Merino.

Lee: #Elecciones2016: Votar en un entorno de violencia

Ahora ve
Mira cómo la tecnología te ayuda a ser más incluyente #DiálogosExpansión
No te pierdas
×