Antonio Gali gana en Puebla con menos votos que Moreno Valle y Mario Marín

El panista sumó casi 806,000 votos en los comicios del domingo, 305,000 sufragios menos que el actual gobernador; el PRI tuvo uno de sus peores desempeños electorales en los últimos 30 años.
Prueba no superada  El panista Tony Gali no alcanzó la meta que se planteó de ganar la elección del 5 de junio con 1.2 millones de votos.  (Foto: Cuartoscuro)
Por: ELVIA CRUZ
PUEBLA (Expansión) -

A pesar de que compitió con el respaldo de cinco partidos políticos, encabezados por Acción Nacional (PAN), el virtual ganador de la elección de gobernador en Puebla, Antonio Gali Fayad, tuvo menos votos que el actual mandatario, el también panista Rafael Moreno Valle, en 2010, así como de su antecesor, el priista Mario Marín, en el proceso de 2004.

En los comicios del pasado domingo, Gali sumó 805,899 votos, 305,419 sufragios menos que los 1 millón 111,318 ciudadanos que optaron por Moreno Valle hace seis años —cuando, tras 80 años de gobiernos priistas, se dio la alternancia.

Lee: Gali quiere un gobierno conciliador y ver a un poblano en la Presidencia

Gali tampoco pudo igualar el nivel de votación que tuvo Marín en 2004, cuando fue electo gobernador con 886,535 sufragios.

En campaña, Gali dijo que la meta era alcanzar 1.2 millones de votos.

El total de votos para el candidato de la alianza PAN-PT-Nueva Alianza-Compromiso por Puebla-Pacto Social de Integración es menor al 19% de los 4 millones 291,093 electores inscritos en el listado nominal. El nivel de participación ciudadana en la elección del 5 de junio fue de apenas 44.6%.

Hasta ahora, el que ha tenido la votación más alta ha sido Moreno Valle, quien también fue impulsado por una ‘megacoalición’ del PAN y Nueva Alianza, así como el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano.

La votación más baja del PRI en tres décadas

Para el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y su candidata Blanca Alcalá, esta elección arrojó uno de sus peores resultados electorales.

En la pasada jornada electoral, la priista sumó 596,865 votos, 209,034 sufragios menos que el virtual vencedor de la contienda; esta cifra es la segunda más baja de entre los que han conseguido los últimos cinco candidatos del tricolor por la gubernatura.

Incluso, el abanderado del PRI en 2010, Javier López Zavala —quien perdió ante Moreno Valle—, tuvo más sufragios que Alcalá, al conseguir 883,285 votos. En 2004, el exgobernador Mario Marín ganó la elección con el respaldo de 886,535 poblanos, mientras que Melquiades Morales ganó en 1998 con 760,939 votos.

Sólo en 1992, cuando compitió Manuel Bartlett, el nivel de votación fue inferior, con 526,286 sufragios. Otro priista que superó la votación conseguida por Alcalá fue Mariano Piña Olaya, quien en 1986 obtuvo 606,246 boletas a favor.

Alcalá no pudo ganar ni en su casilla, en Lomas de San Alfonso —una colonia al oriente de la ciudad de Puebla—, pues apenas sumó 70 sufragios ante los 145 que tuvo el panista.

La independiente, arriba de partidos pequeños

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Aún sin estructura y con un presupuesto de 638,278 pesos, la candidata independiente, Ana Teresa Aranda, se impuso sobre partidos pequeños como Nueva Alianza, que apenas reunió 52,807 votos; Compromiso por Puebla, con 41,393 sufragios; PT, con 35,023; Pacto Social de Integración (PSI), que obtuvo 31,900; Verde Ecologista, que únicamente aportó 26,523, y Encuentro Social (PES), con 9,723. Todos quedaron debajo del 3%, por lo que corren el riego de perder su registro.

Para conseguir la candidatura, Aranda entregó al Instituto Electoral del Estado (IEE) 220,000 firmas de apoyo, pero en las urnas el pasado 5 de junio, únicamente sumó 66,766 votos, el 3.75% de la votación.

Ahora ve
Cómo lograr que tu oficina aproveche las nuevas herramientas tecnológicas
No te pierdas
×