Morena se apuntala en Oaxaca, Veracruz y Zacatecas, a la sombra de López Obrador

En las elecciones de 2016, el partido de reciente creación se acerca al PRI y al PAN, superando en algunos estados al PRD; no obstante, los resultados aún no le alcanzan para ganar una gubernatura.
El dirigente del partido de reciente creación, Andrés Manuel López Obrador —segundo lugar en las elecciones presidenciales de 2006 y 2012—, imprime su popularidad a los candidatos que apoya.
Efecto AMLO  El dirigente del partido de reciente creación, Andrés Manuel López Obrador —segundo lugar en las elecciones presidenciales de 2006 y 2012—, imprime su popularidad a los candidatos que apoya.  (Foto: Cuartoscuro)
Por: SERGIO RINCÓN
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Con menos de dos años de edad, Morena logró obtener 1 millón 581,433 votos para sus 12 candidatos a gobernador en las elecciones del pasado domingo y, aunque no ganó ningún gobierno estatal, pudo apuntar seguidores en estados como Oaxaca, Veracruz y Zacatecas, donde quedó cercano al PRI y al PAN.

En Veracruz, Cuitláhuac García, candidato del partido fundado por Andrés Manuel López Obrador, logró 721,427 votos, mientras que Miguel Ángel Yunes Linares —el virtual ganador— consiguió 895,292 sufragios (768,302 por el PAN y 126,990 por el PRD).

En Zacatecas, el PRI ganó 212,817 votos, en tanto que Morena se colocó en segundo lugar con 180,575.

En Oaxaca, el tricolor logró 430,902 votos, y Morena alcanzó también el segundo puesto con 353,805 votos, dejando atrás a Acción Nacional con 155,008 sufragios.

De acuerdo con datos de los Programas de Resultados Electorales Preliminares (PREP) locales, a su último corte, el debut de Morena en estas elecciones estatales no alcanzó para competir con los 3.5 millones de votos del Partido Acción Nacional (PAN), con los cuales se llevó siete gubernaturas; tampoco bastó para rozar los 3.7 millones de sufragios del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que consiguió cinco gubernaturas.

El pasado lunes, López Obrador destacó los avances de Morena en los comicios de este año e incluso aseguró que tuvo 2.5 millones de votos, logrando un crecimiento de 700,000 votos en comparación con los obtenidos en 2015. Estos resultados incluyen los obtenidos en la Ciudad de México, donde fue primera posición con 633,263 votos, dejando atrás los 553,192 del gobernante Partido de la Revolución Democrática (PRD).

“El año pasado, en los estados donde hubo elecciones, tuvimos 1 millón 800,000 votos, y ayer votaron por nosotros 2 millones 500,000, un crecimiento de 700,000 votos”, dijo el dirigente partidista.

El conteo de Expansión, con datos del PREP, refieren que Morena tuvo 1 millón 581,433 votos en los estados donde hubo elección a gobernador. En 2015, a nivel nacional este instituto político ganó 3 millones 346,349 sufragios.

Sin embargo, para José Fernández Santillán, catedrático del Tecnológico de Monterrey campus Ciudad de México y profesor residente de la Universidad de Baltimore, los votos no tienen comparación con la elección pasada porque fueron diferentes estados, con padrones electorales distintos y con otro porcentaje de participación.

“En estas elecciones Morena aventajó, pero los 12 estados donde se eligió gobernador no son toda la República. Son números mañosos los que está mencionando Andrés Manuel. También entiendo que el PRD se está desdibujando y Morena va a la alta. Hay avance, es notorio en la capital, en Zacatecas, en Veracruz, mientras que el avance del PRD fue en Tlaxcala y en sus coaliciones con el PAN, pero son diferentes estrategias porque el voto en alianza se diluye”, explicó el catedrático.

Lee: La candidatura de Margarita Zavala para 2018 nos beneficiaría: López Obrador

El 'efecto López Obrador'

Ante el empuje que López Obrador —segundo lugar en las elecciones presidenciales de 2006 y 2012— pudo haber impreso a los candidatos de Morena, algunos expertos consideran que este partido de reciente creación no tendría suficiente fortaleza política, de no ser por su dirigente.

“Morena sigue siendo una ilusión, si no estuviera López Obrador en Morena entonces sería un partido como el Humanista o el de Encuentro Social, que son casi inexistentes", señaló Vidal Romero, jefe del Departamento Académico de Ciencia Política del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

"Por ejemplo, Cuitláhuac García, en Veracruz —al que mejor le fue—, es casi un desconocido, no es una persona con seguidores o que políticamente tenga una trayectoria como para que le podamos atribuir ahí ese voto; es claramente por López Obrador. Entonces, debemos comparar los votos de Morena con los de López Obrador (en las elecciones de 2012), y ahí vemos un retroceso de 15%”, estimó Romero.

Ricardo Espinoza Toledo, del Departamento de Sociología de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), unidad Iztapalapa, comentó sobre el crecimiento que ha registrado este partido politico.

“Morena es un partido joven en el ambiente electoral, su primera participación la tuvo en 2015 y en esa incursión vino a modificar la configuración del sistema de partidos porque en términos de votos se convirtió en la cuarta fuerza política, y en esta segunda aparición le disputó el tercer lugar al PRD, y en algunos estados incluso, fue la segunda fuerza. Es un partido que está en crecimiento constante, y eso que estamos hablando de menos de dos años (2014-2016), de modo que su desarrollo ha sido incluso sorprendente”, dijo.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Al ser cuestionado sobre el desempeño de Morena en la jornada electoral de 2016, Espinoza recordó la situación actual de la izquierda y del experredista.

“A raíz del Pacto por México, las oposiciones, incluido el PRD, se diluyeron. Entonces, a los ojos de los que antes eran simpatizantes perredistas, la única opción de oposición pasó a ser Morena, y creo que ése es su atractivo: ser una fuerza política que se distingue en razón de aparecer como una alternativa ante lo que se percibe como claudicación del PRD. Otro factor es el mismo López Obrador, quien cuenta con un capital político que se mantiene y además es un líder que ha modificado sus características, es decir, el López Obrador de hoy no es el mismo que el 2006”, aseguró.

Ahora ve
La tormenta en la CDMX llegó a este departamento de una forma inesperada
No te pierdas
×