La bancada independiente en NL, otra señal de la crisis en los partidos

A la fecha son cuatro los diputados locales que renuncian a sus partidos para formar su propio grupo. Dicen que estar en una fuerza política les restaba libertad y que otros se les pueden sumar.
La bancada independiente de Nuevo León  Ellos son sus cuatro integrantes.  (Foto: Fotoarte Expansión)
Félix Córdova
MONTERREY (Expansión) -

El diputado Eugenio Montiel acaparó los reflectores en Nuevo León el pasado lunes 27 de febrero.

Después de militar 31 años en el PRI, anunció su renuncia al tricolor y a la bancada de la cual formaba parte en el Congreso local, bajo el argumento de que ambos organismos carecen de liderazgo, toman decisiones de manera “errática” y no lo dejaban actuar libremente.

“Esto me permite a mí moverme con libertad, tanto en pensamiento como en elección, en un escenario que a mí me convenga con miras en el 2018”, dijo el legislador en entrevista con Expansión luego de dimitir.

Montiel se sumó desde entonces a la bancada de diputados independientes del Congreso local, un grupo que tiene ya cuatro integrantes que coinciden en que han renunciado a sus partidos por sentirse atados a las determinaciones de sus dirigentes.


Los primeros que dijeron adiós a sus fuerzas políticas fueron Karina Barrón y Marco Martínez, que dejaron el PAN el 31 de agosto de 2015, previo al arranque mismo de la actual Legislatura. Cinco meses más tarde, el 2 de febrero de 2016, se les unió Jorge Blanco, hasta esa fecha legislador por Movimiento Ciudadano (MC).

“La idea de separarnos es porque (los partidos políticos) no nos toman en cuenta. Te hacen a un lado, te hacen a la orilla y no te dan la oportunidad de que te desempeñes”, dijo Martínez también en entrevista.

“(Militar) en los partidos es de alinearse. No tienes libertad de decidir o de opinar”, comentó Blanco por separado.

Para analistas como Gilberto Miranda, politólogo por el Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM), este fenómeno es otro reflejo del descontento que existe con los partidos tanto fuera como dentro de sus filas.

“El desprestigio que han venido arrastrando los partidos políticos como instituciones no es un fenómeno pasajero, sino que es algo que se ha venido gestando por muchos años en el descontento popular”, dijo el especialista, quien estimó posible que otros legisladores locales dejen sus bancadas para sumarse al grupo independiente.

Lee: Nuevo León busca inversiones de Asia y Europa, no de EU: Jaime Rodríguez

Una bancada sin colores

A la fecha, la distribución de los 42 asientos en el Congreso de Nuevo León está así: PAN, 17; PRI, 15; independientes, cuatro; MC, dos; PVEM, dos; Nueva Alianza, uno, y PT, uno.

La bancada independiente es dirigida por Barrón, tiene bajo su cargo las comisiones de Igualdad de Género, Cuarta de Hacienda y Desarrollo Municipal y de Desarrollo Metropolitano, y sus integrantes —al igual que los de otros grupos parlamentarios— reciben un sueldo aproximado de 83,000 pesos más 5,200 para gastos de operación.

Montiel y Blanco aseguraron que, si bien representan apenas 10% del total del Poder Legislativo estatal, el hecho de no tener militancia partidista les permite actuar libremente y no tener que limitarse a lo que establezca un coordinador.

Además, Blanco afirmó que la bancada cobra mayor peso cuando el Congreso discute temas que polarizan al PRI y al PAN, las fuerzas mayoritarias, que entonces dialogan con los legisladores sin partido para cabildear sus agendas.

Y esto, agregó, será todavía más notorio si el grupo parlamentario crece.

El posible efecto en 2018

En 2018, Nuevo León tendrá elecciones locales para renovar el propio Congreso local y la totalidad de sus alcaldías.

A poco más de un año de las votaciones, expertos como Miranda estiman que el descontento con los partidos y la influencia del triunfo del gobernador Jaime Rodríguez Calderón —quien ganó el cargo en 2015 como candidato independiente— llevará a más aspirantes a lanzarse a la contienda sin el respaldo de una fuerza política.

Lee: Jaime Rodríguez, el gobernador que no ha cumplido sus promesas

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

“La lógica indicaría que sí veremos más casos de candidaturas independientes”, dijo.

A nivel federal, también se prevé que la posibilidad de competir sin un partido político lleve a ciudadanos incluso a buscar la Presidencia de la República.

Hasta ahora, figuras públicas como el excanciller Jorge Castañeda Gutman, el exombudsman capitalino Emilio Álvarez Icaza y el exdiputado federal Gerardo Fernández Noroña han hecho públicas sus intenciones de contender por esa vía.

Ahora ve
México se prepara para el round 5 del TLCAN
No te pierdas
×