El retiro de los candados en el PRI... ¿un guiño para José Antonio Meade?

La mesa que revisó los estatutos del partido aprobó eliminar el candado que exigía 10 años de militancia para ser postulado. El cambio aún debe ser avalado el sábado por la Asamblea Nacional.
¿El elegido?  El año pasado, el secretario Meade (al centro) dijo que estaba pensando si buscaba o no competir por la Presidencia de la República.  (Foto: Cuartoscuro)
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

A 11 meses de las elecciones presidenciales de 2018 y mientras las encuestas ubican al partido en el tercer lugar en la intención de voto, el PRI abrió la puerta a la posibilidad de postular a un ciudadano externo a la Presidencia de la República, lo que podría beneficiar al secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

El funcionario federal, quien no es militante del PRI, ha sido señalado como uno de los posibles aspirantes a suceder al presidente Enrique Peña Nieto, a pesar de que su nombre hasta ahora no figura en las mediciones de cara a la elección presidencial.

La noche de este miércoles, los priistas aprobaron cambios en sus estatutos con los que se elimina el candado que exigía que quienes aspiraran a ser candidatos a presidente, a gobernador o a jefe de gobierno de la Ciudad de México tuvieran cuando menos 10 años de militancia. La nueva redacción establece que un simpatizante —es decir, un no militante— tendrá la posibilidad de ser postulado.

"El militante o el ciudadano simpatizante del partido que pretenda ser postulado por el partido a un cargo de elección popular deberá cumplir con requisitos; en tratándose de ciudadanos simpatizantes, deberán atender lo dispuesto al artículo 198 de nuestros estatutos", dice el texto.

Uno de los aspectos que deberán cubrir los externos será comprometerse a respetar la declaración de principios y el programa de acción del PRI.

Lee: Los retos del PRI en voz de tres exdirigentes nacionales

La reforma estatutaria aún debe ser aprobada por la Asamblea Nacional que se realizará el próximo sábado en la capital y donde se espera acudan miles de delegados priistas.

José Ramón Martel, uno de los impulsores del cambio, aseguró que con éste los priistas enviarán "un mensaje claro de inclusión".

"Es momento de enviar un mensaje claro de inclusión para poder decirle a la ciudadanía que seguimos siendo un vehículo para que la ciudadanía pueda acceder a un poder político", dijo.

"Sí a los candidatos ciudadanos simpatizantes, para poder seguir sumando en causas ciudadanas para acceder al poder", sostuvo.

Otros priistas que hablaron a favor fueron José Encarnación Alfaro y Jorge Estefan Chidiac. En contra se pronunciaron Ulises Ruiz y Carlos Ramírez Nolasco.

"¿De qué nos serviría la militancia a quienes queremos ser parte de concretar un proyecto de nación, si quienes están pretendiendo en este momento quieren que cualquier ciudadano común y corriente pueda contender por un cargo de elección popular? (...) Eso arriesga el futuro de una nación", dijo Ramírez Nolasco.

Cuestionado sobre si la eliminación de candados tiene dedicatoria para el secretario de Hacienda, el coordinador de los diputados priistas, César Camacho, aseguró este jueves a Radio Fórmula que se trata de dar continuidad a un proceso de apertura que inició en 2013.

Otro político que ha sido señalado como posible abanderado del tricolor para la elección de 2018 es el secretario de Educación, Aurelio Nuño, quien pese a estar afiliado no cumplía con los años de militancia requeridos.

Otros señalados como potenciales candidatos son los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong —el priista mejor posicionado en las encuestas—, y de Salud, José Narro Robles, quienes no estaban impedidos por el candado eliminado.

Discusión
Discusión  Líderes partidistas y parlamentarios coincidieron en Campeche este miércoles.  (Foto: Notimex)

Lee: Los priistas truenan contra la corrupción... de los gobernantes priistas

Y cierran puerta a 'pluris chapulines'

Otro cambio aprobado este miércoles fue que los priistas eliminaron la posibilidad de que aquellos políticos que lleguen a un cargo legislativo por la modalidad de representación proporcional puedan dar el salto a otro puesto por esta misma vía y de manera consecutiva.

En esta situación se encuentran actualmente senadores como Carlos Romero Deschamps, Emilio Gamboa Patrón, Joel Ayala y Armando Neyra, y diputados como César Camacho, Tristán Canales y Bárbara Botello, quienes han pasado de una cámara a otra por la vía plurinominal.

El delegado Mario Machuca, quien presentó la propuesta de modificación al artículo 212 estatutario para poner fin a esta práctica, consideró que quienes ocupan cargos plurinominales son "políticos bonsái, porque son cortos de ideas, salen caros y sólo sirven de adorno".

Entre quienes se pronunciaron a favor de la iniciativa estuvo la diputada federal con licencia Ivonne Ortega, quien recordó que a lo largo de su trayectoria ha tenido que salir a la calle para buscar el voto.

"Cuando no ves a la cara, cuando no sales a la calle , cuando no conoces los problemas de la gente, difícilmente vas a poder entenderlos", dijo en su intervención.

Ulises Ruiz, exgobernador de Oaxaca, también manifestó su respaldo a los cambios.

"Que no puedan ir como 'pluris' ni a la misma cámara. Basta de 'chapulines'", dijo.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Entrevistado al respecto en Jalisco, el exlíder priista Manlio Fabio Beltrones —quien también ha pasado de una cámara a otra en el pasado— señaló que se tiene que ver si los cambios son constitucionales.

Las elecciones presidenciales de 2018 podrían unir a la derecha y la izquierda

Recomendamos: Así van los presidenciables en las encuestas rumbo al 2018

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×