Los efectos de un incendio en la salud y cómo prevenirlos

Las personas con enfermedades respiratorias son las más propensas a los efectos tóxicos del humo que se desprende de los incendios
incendio La primavera guadalajara 4
incendio La primavera guadalajara 4  (Foto: AFP, )
  • A+A-
Por:
Adriana Navarro Ramírez
Autor: Adriana Navarro Ramírez | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

La exposición constante a los efectos tóxicos del humo provocados por un incendio forestal como el que afecta a Guadalajara puede causar problemas de salud, especialmente en individuos que tienen problemas en los pulmones y en  los ojos. Por ello, los especialistas recomiendan tomar mucha agua, usar cubrebocas, evitar actividades al aire libre y aplicarse gotas en los globos oculares para evitar complicaciones conjuntivales y pulmonares.

Cuando se queman materiales orgánicos como la hojarasca, la madera o la resina de árboles, se desprenden diminutas partículas de carbón y otras sustancias que vemos en forma de humo y que resultan tóxicas para nuestro organismo, explica en entrevista con CNNMéxico Alfredo Feria Velasco, miembro titular de la International Academy of Patology, de la New York Academy of Sciences, y de la Academia Mexicana de Ciencias.

Las partículas de humo generan sustancias y ácidos muy peligrosos y corrosivos para la salud, dijo Feria, miembro Emérito del Sistema Nacional de Investigadores y director de la División de Ciencias Biológicas y Ambientales el Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la Universidad de Guadalajara. “Los compuestos derivados de la combustión se incorporan a nuestro organismo por cualquier vía, ya sea cutánea, conjuntival, respiratoria o digestiva; pasan libremente por las membranas de las células del tejido adiposo, donde se almacenan y donde pueden permanecer por largo tiempo e irse liberando en nuestro cuerpo de manera paulatina”.

“Las partículas de mayor diámetro suspendidas en la atmósfera quedan atrapadas en el material mucoso del aparato respiratorio, o bien inducen el reflejo de tos y se eliminan con cierta facilidad. En cambio, las partículas de pequeño tamaño son capaces de llegar a lugares más profundos del aparato respiratorio y ahí producir alteraciones de mayor consideración, e incluso inducir procesos de tipo asmático o agravar el asma bronquial preexistente en algunas personas”, dijo Feria, posdoctor en Neuropatología Toxicológica Experimental por la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, Boston.

Remedios caseros y atención médica

Claudia Ascencio Tene, profesora titular de la Cátedra de Oftalmología de la Universidad de de Guadalajara, indica que un incendio forestal afecta principalmente a dos sistemas del cuerpo: “Uno de ellos es el respiratorio, mismo que está muy dañado por los altos índices de contaminación que se presentan en las ciudades de México y en segundo lugar a las partes superficiales del cuerpo, principalmente a los ojos”.

Los efectos del humo producen irritación e inflación de las conjuntivas, lo que comúnmente conocemos se llama conjuntivitis tóxica. “Para quienes tienen problemas de ojo seco puede causarles hasta úlceras córneas y con esto disminuir su visión de manera severa”, dijo Ascencio en entrevista con CNNMéxico. En caso de perder parte de la visión, hay que ir al médico.

La recomendación es cuidar los ojos con gafas de protección transparente que se consiguen en las ferreterías y que impiden que el aire roce nuestros globos oculares de frente y de costado. “También es necesario la aplicación de gotas de lágrimas artificiales que contrarresten el efecto de la resequedad y acudir con el médico si continúan las molestias”, dijo.

Para evitar problemas en las vías respiratorias se encomienda utilizar un cubrebocas para filtrar todas las partículas que están suspendidas en el aire y evitar a que lleguen a nuestros pulmones. “Quienes tienen una afección pulmonar crónica por fumar, deben ser retirados de la zona”, dijo.

Cuando la nube de humo se acerca a un poblado después del incendio forestal los efectos físicos que sienten las personas son resequedad en la garganta, tos, e irritación en los ojos, dijo a CNNMéxico Edgar Saúl Tejeda Chávez, jefe de la Unidad de Protección Civil de la Universidad de Guadalajara.

“Quienes más sienten las repercusiones son las personas alérgicas o asmáticas. (…) Tanto ellos, como la población en general, deberán usar el cubre bocas para evitar respirar las sustancias tóxicas liberadas por la quema”.

Cuando sienta resequedad en la garganta debe beberse agua, tomar vitaminas y jugos, dice el experto.

La irritación en los ojos se controla manteniéndolos bien hidratados con las gotas que asemejan a las lágrimas o con una solución que contiene manzanilla. “Un remedio casero es preparar el té de manzanilla, dejarlo enfriar y aplicar fomentos o gotas en los ojos o en las vías respiratorias para evitar su congestión”, recomienda Tejeda Chávez.

Las personas deben evitar actividades al aire libre, afirma el experto en protección civil. “Si acostumbrábamos salir a correr o hacer algún tipo de deporte tendremos que dejar de hacerlo. Además las escuelas cercanas al incendio deberán suspender la hora del recreo y mantenerse en el aula”.

Las ventanas, las puertas y las celosías de las oficinas, de las casas y de las escuelas deberán de mantener cerradas para evitar que ingrese el humo. También es útil proteger las ventanas con telas húmedas que impidan las partículas ingresen a las viviendas y poner mayor atención en los espacios donde habitan personas con asma.

Tejeda Chávez indica que la población siempre le corresponderá estar atenta a las indicaciones a la Unidad de Protección Civil del municipio y a las recomendaciones de la Secretaría de Medio Ambiente para conocer la calidad del aire.

Evitar acercarse el área del incendio

Si una persona se encuentra el área del incendio, es necesario cubrirse la boca y nariz con alguna prenda húmeda (toalla, camiseta) para evitar la inhalación de humo, dice Emilio Rodríguez, técnico superior en Emergencias en Seguridad Laboral y Rescate, egresado de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Guadalajara.

En caso de quedar atrapado, para escapar del fuego siempre hay que moverse lo más pegado al suelo, normalmente gateando, ya que el humo tiende a bajar. Si la persona está dentro de una casa de campo cerca de la zona siniestrada, antes de abrir una puerta o ventana deberá tocarlas y si están caliente no abrirla. En caso de que tenga fuego en la ropa debe tirarse al suelo y rodar sobre sí mismo para apagarlo.“Lo más importante es evitar los incendios forestales evitando dejar material abrasador generados por fogatas o cigarrillos. Evitar el  utilizar vehículos de todo terreno, cuatrimotos o motocross que afectan a la fauna y erosionan los suelos del lugar”, comenta Emilio Rodríguez.

El experto define que los efectos del incendio dependerán de la cantidad de material que se esté quemando, la dirección del viento y la temperatura. “En temperaturas bajas tendremos lo que se conoce como efecto invernadero, por ello, las secuelas del humo se sienten más en espacios fríos, porque el aire no se disipa.

Ahora ve